Si se vacunaran todas las mujeres contra VPH, se reducirían 15% todos los cánceres

El pasado día 04 de febrero se celebró el Día Mundial del Cáncer con múltiples actos y conferencias alrededor de la efemérides. En este blog, siempre caracterizado por la prevención en salud porque “prevenir es vivir seguro” como reza nuestro lema (ver más sobre el tema en http://www.neyro.com/2013/12/10/la-vacunacion-constituye-una-de-las-mejores-inversiones-en-sanidad/)  hemos querido de alguna forma celebrar el día y sobre todo traer algún recuerdo a los que abrieron la puerta al conocimiento que hoy nos parece evidente de que algunos cánceres son de origen infeccioso. Si eso es así, y lo es…, hoy sabemos que la prevención sigue siendo la mejor manera de evitar el daño, el cáncer al fin (ver en http://www.neyro.com/2015/01/15/una-vacuna-del-vph-sin-distinguir-sexo-atajaria-los-tumores-asociados/)
Zur Hausen-Harald es un virólogo alemán y ya profesor emérito que ha dedicado su vida a la investigación de las relaciones entre la familia de los virus del papiloma y el cáncer de cuello de útero; por esas investigaciones que aclararon el origen infeccioso de muchos cánceres  (ver en http://www.neyro.com/2014/08/13/cuantos-canceres-estan-vinculados-con-el-vph-cada-ano/) recibió en 2008 el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.
Los avances durante los últimos 2-3 décadas han permitido la identificación de un número de agentes infecciosos vinculados a 21% de la incidencia mundial del cáncer. En los tipos comunes de cánceres humanos, además de una infección bacteriana, Helicobacter pylori, que causan la mayoría de los cánceres gástricos, han sido identificadas infecciones virales específicas con virus de la hepatitis B (VHB) y el virus del papiloma humano de alto riesgo (VPH-AR) (principalmente tipos 16 y 18).
23etc, etc. La ingeniería genética ha permitido el desarrollo de vacunas extraordinariamente activas y muy eficaces contra infecciones por VHB y el VPH (leer más en el link de este mismo web http://www.neyro.com/2014/03/13/nueva-respuesta-positiva-del-comite-de-medicamentos-de-uso-humano-de-la-agencia-europea-del-medicamento-ema-r-especto-a-vacunas/ ).

Estas vacunas representan las primeras vacunas contra el cáncer de prevención, proporcionando una protección de largo plazo. Aplicado a nivel mundial que tienen el potencial de reducir la carga del cáncer en las mujeres de 12 a 15%, en los hombres de 5.4%. Además, nuevos modos de tratamiento de los virus de inmunodeficiencia y la hepatitis C humanos reducen el riesgo de cáncer de developemtn vinculado a estas infecciones. El nuevo modo de prevención del cáncer mediante la vacunación o el tratamiento de infecciones persistentes alienta una mayor investigación sobre una posible participación de otras infecciones en los cánceres, pero no vinculado a agentes exógenos.

Actualmente se estudia el posible papel de nuevos virus en los cánceres de colon y el de mama, sino también en la esclerosis múltiple. Los estudios epidemiológicos sugieren un posible papel de los eventos infecciosos en estas neoplasias, probablemente debido al consumo de carne y productos lácteos bovinos infectados. Un número de nuevos ADNs de cadena sencilla se han aislado de suero bovino y leche, sino también responsable al parecer de múltiples lesiones de esclerosis individuales. Ellos actualmente están siendo analizados para un posible papel en estos tipos de cáncer y enfermedades neurológicas.
El futuro es halagüeño, por más que la esperanza alargada cada año de la vida de las personas nos exponga cada vez más a la aparición de enfermedades degenerativas (ver en http://www.neyro.com/2015/01/16/envejecemos-todos-la-esperanza-de-vida-mundial-ha-aumentado-seis-anos-desde-1990/ ) Bienvenido sea el futuro¡¡¡¡.

Ingesta de alimentos azucarados y riesgo de cáncer ginecológico

Uno de los temas más novedosos y controvertidos de los últimos años, por su importancia epidemiológica es la relación que existe entre el sobrepeso y la aparición de diferentes tipos de cáncer; recientemente nos alertaban del asunto y lo recogimos en un suelto en http://www.neyro.com/2014/12/09/casi-500-000-nuevos-casos-de-cancer-al-ano-relacionados-a-la-obesidad/ Recogemos aquí, modificado y comentado, un comentario del Dr. Amos Pines, ex-presidente de la International Menopause Society – IMS que agrupa a todos los interesados por la salud femenina en esta época de la vida del climaterio según expresa el ginecólogo Dr. José Luis Neyro.

Por su parte, cada 5 años, la Sociedad Americana de Cáncer publica sus guías actualizadas sobre nutrición y actividad física en el contexto de la prevención del cáncer [1]. En estas guías se afirma taxativamente que se debe “Limitar el consumo de bebidas azucaradas, como refrescos, bebidas para deportistas y bebidas con sabor a frutas. Se discute a continuación el cómo esta frase general se relaciona a tipos específicos de cáncer y un reciente estudio sirve como un buen punto de partida [2].
Los investigadores evaluaron el impacto de la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas, así como añadir azúcar y azúcar total sobre el riesgo de cáncer de endometrio en un estudio de casos y controles basado en una población que incluyó 424 casos y 398 controles. Los participantes completaron un cuestionario de entrevista y de frecuencia de alimentos y auto-proveyeron medidas de la cintura y de la cadera.
Las mujeres en el cuartil más alto de ingesta de agregado de azúcar tuvieron un aumento significativo de riesgo de cáncer de endometrio (OR 1.84, IC 95%: 1.16 a 2.92, es decir, entre un 16 y un 192% más de riesgo). En mujeres con una relación cintura-cadera de ≥ 0.85 el riesgo fue significativamente mayor para el tercil más alto en comparación al tercil más bajo de ingesta de agregado de azúcar (OR 2.50, IC 95%: 1.38 a 4.52).
La asociación con agregado de azúcar también se hizo más fuerte cuando los análisis se limitan a las no usuarias de la terapia de reemplazo hormonal (OR 2.03, IC 95% 1.27 a 3.26, para el tercil más alto en comparación al más bajo). Hubo poca evidencia de efecto de modificación a causa del índice de masa corporal o actividad física.
Se afirma que un tercio de las muertes por cáncer que se producen en los Estados Unidos cada año se atribuyen a la actividad física y los hábitos dietéticos, incluido los efectos nocivos del exceso de peso y la obesidad. El asunto cobra particular interés, aunque solo fuera por el aumento continuado de la esperanza de vida media, señala el Dr Neyro, que en nuestro país es de un mes de incremento por cada año que pasa en el calendario (y lo tratamos en una noticia comentada en este blog en http://www.neyro.com/2015/01/16/envejecemos-todos-la-esperanza-de-vida-mundial-ha-aumentado-seis-anos-desde-1990/
Los mismos factores de riesgo son también relevantes para las enfermedades cardiovasculares, lo cual crea una plataforma para la actual campaña global de limitar el uso de alimentos y bebidas azucaradas. Parece lógico que el alto consumo de calorías puede llevar al sobrepeso y la obesidad, que a su vez se asocia a un mayor riesgo de cáncer, pero ¿existe una relación directa entre los alimentos o bebidas azucaradas y el cáncer?
El estudio citado arriba sobre el cáncer de endometrio encontró una asociación significativa con el consumo alto de azúcar, pero, de hecho, existe una relativamente escasez de datos sobre este tema y los datos existentes sobre el cáncer en general no son uniformes [2]; algo apuntábamos desde antiguo, interviene el Dr. Neyro, ginecólogo responsable de contenidos de www.neyro.com, porque es conocido que las mujeres obesas y/o diabéticas tienen de siempre mucho mayor riesgo de padecer cáncer de endometrio.
Así, siendo un factor de crecimiento, no es ninguna sorpresa que la hiperinsulinemia, en lo que respecta a resistencia a la insulina, pueda estar asociada al desarrollo de cáncer [3]. La hiperinsulinemia crónica en pacientes resistentes a la insulina aumenta la biodisponibilidad de IGF-I. Muchos estudios clínicos y epidemiológicos han demostrado que el excesivo aumento de peso corporal, asociado con la hiperinsulinemia, resistencia a la insulina y dislipidemia, puede ser un importante factor de riesgo para ciertos tipos de tumores, incluyendo cáncer de colon y de mama; véanse más datos en el link http://www.neyro.com/2014/08/28/los-canceres-mas-habituales-se-relacionan-con-el-sobrepeso/.
Sin embargo, no debería asumirse automáticamente una contribución directa de un alto consumo de calorías o un alto consumo de alimentos y bebidas azucaradas a mayor riesgo de cáncer. A modo de ejemplo, es bien sabido que la obesidad se asocia con un mayor riesgo de cáncer de ovario [4], pero los datos sobre los posibles efectos de la dieta en este sentido son inconsistentes. Un estudio publicado recientemente apoya los hallazgos anteriores, ya que no se pudo establecer una asociación entre el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y el riesgo de cáncer de ovario, aunque hubo una sugerencia de un mayor riesgo asociado al consumo de bebidas azucaradas (cada porción adicional de bebidas azucaradas por cada 1000 kcal: OR 1.63, IC del 95%: 0.94 a 2.83) [5]. Los investigadores también señalaron que no encontraron evidencia consistente de que el consumo de azúcar y el riesgo de cáncer de ovario se vieron afectados negativamente por la adiposidad central o el exceso de peso.
Reducir la obesidad ayuda a prevenir el cáncer de mama

El mismo grupo de los parámetros de riesgo antes mencionados también se aplica al cáncer de mama. En el Estudio Canadiense de Cribado Nacional de Mama, se observó una tendencia positiva estadísticamente significativa entre el consumo de energía y el riesgo de cáncer de mama (p (tendencia) = 0.01), pero el índice de masa corporal no se asoció de forma independiente con el cáncer de mama [6]. Hubo evidencia de un mayor riesgo de cáncer de mama asociado a un índice relativamente alto de masa corporal entre las mujeres postmenopáusicas en el cuartil más alto de ingesta energética (cociente de riesgos 1.72; IC del 95%: 1.01 a 2.93, p (tendencia) = 0.05). Nos ocupamops in extenso de este tema en la noticia que puede seguirse en el link http://www.neyro.com/2014/05/09/el-sobrepeso-aumenta-el-riesgo-del-cancer-de-mama-despues-de-la-menopausia/

Las guías para la prevención del cáncer recomiendan una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros, y recomiendan limitar los alimentos y bebidas azucaradas, las carnes rojas y procesadas, el sodio y alcohol, y evitar alimentos contaminados con sustancias cancerígenas. Es una lástima, sin embargo, que los jóvenes, la mejor población objetivo para la implementación de este asesoramiento dietético, por lo general no cumplan con las recomendaciones diarias de frutas, verduras, o el consumo de granos enteros y están consumiendo en exceso alimentos salados, azucarados o de energía densa [7]. Una vez más, es nuestro deber como médicos proporcionar a nuestros pacientes educación sobre este tema tan importante.

Imágenes integradas 1

Referencias

1. . Kushi LH, Doyle C, McCullough M, et al. American Cancer Society Guidelines on nutrition and physical activity for cancer prevention: reducing the risk of cancer with healthy food choices and physical activity. CA Cancer J Clin 2012;62:30-67.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22237782
2. King MG, Chandran U, Olson SH, et al. Consumption of sugary foods and drinks and risk of endometrial cancer. Cancer Causes Control. 2013 May 9. Epub ahead of print
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23657460
3. Arcidiacono B, Iiritano S, Nocera A, et al. Insulin resistance and cancer risk: an overview of the pathogenetic mechanisms. Exp Diabetes Res 2012;2012:789174.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22701472
4. Hunn J, Rodriguez GC. Ovarian cancer: etiology, risk factors, and epidemiology. Clin Obstet Gynecol 2012;55:3-23.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22343225
5. King MG, Olson SH, Paddock L, et al. Sugary food and beverage consumption and epithelial ovarian cancer risk: a population-based case-control study. BMC Cancer 2013;13:94.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23442818
6. Silvera SA, Jain M, Howe GR, Miller AB, Rohan TE. Energy balance and breast cancer risk: a prospective cohort study. Breast Cancer Res Treat 2006;97:97-106.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16319973
7. Holman DM, White MC. Dietary behaviors related to cancer prevention among pre-adolescents and adolescents: the gap between recommendations and reality. Nutr J 2011;10:60.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21631948

Test de VPH: más efectivo que la citología en cribado primario

hpv

 La detección del VPH, la cobertura vacunal en España y el manejo de las lesiones precancerosas han sido algunos de los temas debatidos por los ginecólogos en Sevilla, confirmando que la vacunación frente a VPH es todavía muy baja; lo comentamos hace tiempo y las cifras no mejoran. Puede leerse en http://www.neyro.com/2012/09/18/las-tasas-de-vacunacion-frente-al-virus-del-papiloma-humano-vph-en-europa-son-mas-bajas-de-lo-esperado/.

Las estrategias de cribado del virus del papiloma humano (VPH) se han debatido en el Congreso de la Organización Europea de Infección Genital y Neoplasia (Eurogin), celebrado en Sevilla. Aureli Torné, de la Unidad de Ginecología Oncológica del Hospital Clínico de Barcelona, ha señalado que en España “no hay recomendaciones nacionales para el diseño de estrategias de cribado, ya que su aplicación es competencia de cada autonomía”. Y ha dado un toque de atención: “Incorporar nuevos métodos o el aumento del gasto no se traducirá en una reducción de la incidencia y mortalidad del cáncer de cérvix sin aumento de cobertura y, lógicamente, eso significa cribado poblacional”.

Tras años de experiencia de utilización del test de VPH y la citología, Torné apuesta por el test porque es más predictivo de CIN 2 que una citología positiva y más efectivo que la citología en cribado primario. “Está demostrado que el test ofrece mayor protección -en torno a un 60-70 por ciento- frente al cáncer de cérvix que la citología. La citología tendrá que ir dejando paso al test”, ha apuntado Torné. Entre tanto, en España el programa de diagnóstico precoz del cáncer de cuello sigue sin ser de carácter poblacional y sigue siendo de tipo oportunista, según se publicó en el BOE del 06 de noviembre del pasado año 2014. Ver en https://www.boe.es/boe/dias/2014/11/06/pdfs/BOE-A-2014-11444.pdf
Base poblacional
A pesar de las renovadas decisiones de nuestras autoridades sanitarias, “independientemente de la prueba, deberíamos garantizar un cribado de base poblacional”, ha recalcado el experto Dr.Torné. El documento de consenso de prevención del cáncer de cuello de útero en España del pasado año simplifica el modelo:
  • en menores de 25 años, prevención primaria y vacuna sistemática;
  • a partir de los 25, prevención secundaria, citología limitada al subgrupo donde el test de VPH no va a aportar utilidad, máximo 3 pruebas;
  • y a partir de los 30, test de VPH, y máximo de 8 determinaciones a lo largo del año.
La monitorización del impacto de vacunación frente al VPH también plantea nuevos retos. En la mayoría de las autonomías no existe un registro nominal de vacunadas, ni hay un identificador único de los diferentes registros, y puede haber movilidad entre comunidades.

“Las coberturas de vacunación frente al VPH en España son buenas y similares a las de otras vacunas que se administran en adolescentes”, ha comentado María Brotons, del Instituto Catalán de Oncología, quien ha precisado que los estudios que se están llevando a cabo permitirán determinar el impacto del programa de vacunación en la incidencia de verrugas genitales, carcinoma in situ cervical y cáncer de cérvix.

Respecto a los condilomas, una encuesta en la que participaron 123 especialistas para conocer cómo se está haciendo el diagnóstico y el tratamiento en España desveló la necesidad de una guía clínica consensuada entre las principales sociedades médicas.
Jesús de la Fuente, ginecólogo del Hospital Infanta Leonor, de Madrid, resumió los resultados de la encuesta. Los ginecólogos destacaron que los condilomas suponen una carga de trabajo en torno al 10 por ciento y los casos nuevos oscilan entre los 0 y los 50; y en ningún paciente encontraron cáncer ni ninguna alteración citológica. Pocas veces se realiza un test de VPH cuando se diagnostican condilomas femeninos.
Es todavía largo el camino por recorrer para tratar de reproducir los resultados que, por ejemplo en Australia, se obtuvieron de una vacunación masiva a toda la población femenina menor de 27 años (ver en http://www.neyro.com/2013/12/13/fuerte-reduccion-del-riesgo-de-verrugas-genitales-tras-la-vacunacion-contra-el-virus-del-papiloma-humano/)

El virus productor del cáncer de cuello infecta al 75% de las mujeres sexualmente activas

16

Virus del papiloma humano es una familia amplia de virus bien concida desde hace más de 25 años; la forma de infectar el organismo es la consecuencia de su transmisión sexual y está bien dilucidada; lo explicamos en el link con una presentación de su patogenicidad http://www.neyro.com/2013/04/22/virus-del-papiloma-humano/
Efectivamente,, entre muchos otros, aunque el 90% de ellas lo elimina al cabo de un año, afortunadamente.

 
Así lo ha indicado el doctor Santiago Palacios, coordinador del XV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (Samem 15) que reunirá a 800 médicos de atención primaria, ginecólogos, matronas y farmacéuticos en Madrid entre el 18 y 20 de febrero. El responsable de nuestro web, José Luis Neyro, participará un año más en SAMEM XV dirigiendo un symposium sobre Salud y Calidad de vida en la mujer, así como dictando una conferencia sobre la “regeneración vaginal como objetivo clínico durante el climaterio femenino”.

Con motivo de este encuentro, el Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer ha realizado un informe que evidencia que las mujeres españolas no realizan las suficientes visitas al ginecólogo, ha informado en un comunicado.

En este sentido, se ha destacado que sólo un 54 por ciento de las mujeres con edades comprendidas entre los 15 y 24 años ha visitado alguna vez al ginecólogo y una de cada cinco de entre 25 y 34 años no se ha realizado nunca una citología vaginal, el método de cribado del cáncer de cuello de útero recomendado.

“Es muy importante acudir a las revisiones y realizarse este tipo de pruebas pues se estima que alrededor del 75 por ciento de las mujeres sexualmente activas se infecta con el VPH”, ha explicado Palacios. Es más, por abundarlo en el campo del ca¡ncer de cuello, puede afirmarse hoy que con nuestros medios, señala el experto José Luis Neyro, todos esos cánceres son perfectamente evitables así como las 760 muertes que cada año se lleva por delante este cáncer (ver en http://www.neyro.com/2013/03/01/cada-ano-en-espana-se-diagnostican-mas-de-2-000-nuevos-casos-de-cancer-de-cuello-de-uetro-y-todos-son-evitables/)

Si bien el 90 por ciento de las mujeres infectadas eliminan el virus al cabo de un año, un 10 por ciento son portadoras y, si no acuden al ginecólogo, pueden llegar a desarrollar la enfermedad, ha advertido. Una vacunación que no distinguiera en edades y entre sexos podría terminar incluso, añade el Dr. Neyro, con más del 15% del total de los cánceres de nuestro país cada año (léase en http://www.neyro.com/2015/01/15/una-vacuna-del-vph-sin-distinguir-sexo-atajaria-los-tumores-asociados/) En este sentido, cabe señalar que en España el cáncer cervicouterino es el segundo cáncer ginecológico más frecuente y, por el momento, el método de prevención más efectivo es la vacuna contra el VPH.

Palacios ha afirmado que aunque “cada vez más mujeres se preocupan por su salud, la visita al ginecólogo es todavía una asignatura pendiente para muchas, sobre todo en las más jóvenes, bien por vergüenza, por desconocimiento o por dificultad de acceso a la consulta”. Los expertos recomiendan realizar la primera visita al tener la primera relación sexual, y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja hacerla antes para resolver las dudas o preocupaciones sobre el desarrollo, el ciclo menstrual, la higiene íntima o la anticoncepción.

En cuanto a los programas de cribado de cáncer de cuello de útero o cérvix, los ginecólogos han recomendado la incorporación del uso de la prueba de VPH en mujeres mayores de 35 años en combinación con la citología.

Sobre las pruebas de detección del cáncer de mama, los ginecólogos han apuntando la necesidad de mejorar las pruebas, ya que las mamografías no garantizan al 100 por cien la detección del tumor en mujeres con tejido mamario denso. Además, han recordado que una de cada cuatro mujeres no sigue la pauta de revisiones recomendada.
Puede verse el programa científico de SAMEM en el link http://www.samem.es/wp-content/uploads/2015/01/SAMEM15-Programa-ok.pdf

Una de cada cinco muertes por cáncer está relacionada con el tabaco

En total se producen unos 6 millones de fallecimientos asociados a esta sustancia, de los cuales más de 52000 corresponden a España, señala y acota el Dr. Neyro, responsable de contenidos de www.neyro.com.

Cada año el cáncer causa unos 8,2 millones de fallecimientos a nivel mundial y hasta un 20% de estas muertes, una de cada cinco, están asociadas al tabaco, bien por su consumo directo o por la exposición pasiva al humo de esta sustancia.

Según ha reconocido la Dra. Vera Luiza da Costa, responsable del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, el tabaco sigue siendo la principal causa de cáncer a nivel mundial (la segunda sigue siendo el virus del papiloma humano, recuerda el ginecólogo José Luis Neyro) a pesar de que en la última década ha cambiado de manera radical el consumo y la percepción de esta sustancia.

En total se producen unos 6 millones de fallecimientos asociados a esta sustancia, sumando a los causados por cáncer de pulmón los que provocan otras enfermedades relacionadas con su consumo, principalmente de tipo respiratorio.

“Hubo un tiempo y no hace mucho, en que fumar estaba de moda”, ha aseverado esta experta, recordando que el tratado intergubernamental impulsado en febrero de 2005 para combatir su consumo ha colaborado en cambiar “de forma dramática” la percepción de esta sustancia.

En este tiempo se ha convertido en uno de los tratados más respaldados de la historia de Naciones Unidas, con 180 partidarios que representan el 90% de la población mundial, de quienes la mayoría han endurecido su legislación para combatir el consumo de tabaco. En España, el cambio legislativo en sentido restrictivo y la concienciación general a través de la divulgación masiva de los profesionales ha modificado de facto la percepción del daño, nos recuerda el Dr. Neyro.

Hoy conocemos que sus daños van incluso más allá de los pulmones o de los cánceres; influyen negativamente, por citar solo unos ejemplos, en la capacidad de reproducirse adecuadamente (ver en http://www.neyro.com/2013/03/17/el-tabaco-aumenta-el-riesgo-de-abortos-espontaneos-y-nacimientos-prematuros/), en la edad de aparición del declive postmenopáusico (como expresamos en http://www.neyro.com/2007/09/20/el-consumo-de-tabaco-adelanta-entre-dos-y-tres-anos-la-llegada-de-la-menopausia/) o incluso en el riesgo de que la descendencia de la fumadora tenga secuelas pro el tabaco (léalo en el link http://www.neyro.com/2014/02/17/el-estres-y-el-tabaco-durante-el-embarazo-aumentan-el-riesgo-de-fumar-de-las-hijas/)

Entre otras medidas, el precio medio de un paquete de tabaco ha aumentado casi un 150% en los últimos 5 años y muchos países han establecido advertencias gráficas que, en muchos casos, cubren entre el 75 y 85% de la cajetilla. Está próximo a aprobarse la prohibición no ya de patrocinio de actividades deportivas o públicas desde el tabaco (ya en vigor hace tiempo) sino incluso la posibilidad de que aparezca marca alguna en los paquetes de cigarrillos, que unificarían así sus envases (de momento está en estudio).

Asimismo, la prohibición de fumar en medios de transporte y lugares públicos es ya una realidad en 48 países, casi diez veces más que en 2005, lo que ha hecho posible que incluso espacios abiertos como playas y parques públicos estén libres de humo. Iniciativas que, según se ha apuntado, están impulsando países en los que menos del 5% de la población es fumadora.

Pero, pese a estos datos, la OMS reconoce que la guerra contra el tabaco no ha terminado todavía ya que las estimaciones para 2030 prevén que el número de fallecimientos asociados al tabaquismo, activo y pasivo, ascienda hasta los 8 millones. En España, es la tardía pero intensa incorporación de la mujer al tabaquismo lo que está incrementado las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón (ver en http://www.neyro.com/2013/11/28/la-incorporacion-de-la-mujer-al-habito-tabaquico-ha-incrementado-la-mortalidad-por-cancer-de-pulmon-un-50-en-los-ultimos-anos/)

Para evitarlo, según Luiza da Costa, es preciso “estar unidos contra la industria del tabaco”, a quienes acusa de seguir invirtiendo decenas de miles de millones anuales en publicidad, promoción y patrocinio de sus productos desafiando “continuamente” las medidas que se ponen en marcha.

“Las muertes por cáncer asociadas al tabaco se pueden prevenir. Las muertes prematuras debido al tabaco pueden reducirse. Tenemos que volver a comprometernos con reducir aún más el consumo de tabaco para que nuestro objetivo de conseguir un mundo libre de tabaco sea una realidad”, ha defendido.

Ventajas del consumo de pescado para el desarrollo prenatal que pueden contrarrestar los riesgos del mercurio

Imágenes integradas 1

Es bien conocido que la nutrición materna es básica para el futuro de la descendencia y que incluso la obesidad de la madre puede incrementar los riesgos malformativos en la nueva criatura (ver en http://www.neyro.com/2014/11/10/la-obesidad-en-el-embarazo-incrementa-el-riesgo-de-anomalias-de-rinon-y-de-las-vias-urinarias/)

Ahora se descubren nuevos hallazgos de una investigación realizada en Seychelles que proporcionan más evidencia de que . De hecho, el nuevo estudio, que aparece en American Journal of Clinical Nutrition, parece indicar que los nutrimentos que contiene el pescado tienen propiedades que protegen al cerebro de los posibles efectos tóxicos del elemento químico.

Éramos conocedores de que la nutrición durante el embarazo mal orientada o deficiente era capaz incluso de “transmitirse” a la herencia a través de los espermatozoides de la descendencia masculina (puede leerse enhttp://www.neyro.com/2014/07/28/una-nutricion-deficiente-heredada-durante-el-embarazo-se-transmite-a-traves-de-los-espermatozoides-de-los-nacidos/)

Recientemente, tras tres décadas de investigación en Seychelles se ha demostrado una y otra vez que las altas cantidades de consumo de pescado por madres embarazadas —un promedio de 12 comidas a la semana— no producen problemas de desarrollo en sus niños. Los investigadores previamente han equiparado este fenómeno con una especie de carrera de caballos biológica, en la que las ventajas de los nutrimentos de pescado para el desarrollo superan los posibles efectos perjudiciales del mercurio también presente en el pescado.

Ya el propio Ministerio de Sanidad, nos recuerda el Dr. Neyro, responsable de contenidos de www.neyro.com, aconsejó hace años el consumo de no más de 50 gramos al mes de grandes peces (tipo escualos,, pintarrojas o tiburones, pez espada o emperador, atún rojo…) cuando la mujer estuviere embarazada, precisamente por la cantidad de mercurio que estos animales acumulaban en su organismo: a mayor peso, más acumulación del tóxico. se preferían así peces pequeños, preferiblemente azules, y hasta cinco raciones semanales idealmente.

Sin embargo, la nueva investigación indica que esta relación es mucho más compleja y que los compuestos presentes en el pescado —específicamente en los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA)— también pueden contrarrestar activamente el daño que ocasiona el mercurio en el cerebro.

Imágenes integradas 2

«Estos hallazgos no muestran ninguna relación global entre la exposición prenatal al mercurio a través del consumo de pescado y los resultados en el desarrollo neurológico», dijo Edwin van Wijngaarden, Ph.D., y profesor asociado en el Departamento de Ciencias de Salud Pública de la Universidad de Rochester y coautor principal del estudio. «También cada vez resulta más claro que las ventajas del consumo de pescado pueden superar, o incluso encubrir, cualquier efecto potencialmente adverso del mercurio».

«Esta investigación nos brinda la oportunidad de estudiar el papel que desempeñan los ácidos grasos poliinsaturados en el desarrollo y su potencial para aumentar o contrarrestar las propiedades tóxicas del mercurio», dijo Sean Strain, Ph.D., un profesor de Nutrición Humana en la Universidad Ulster en Irlanda del Norte y autor principal del estudio. «Los hallazgos indican que el tipo de ácidos grasos que consume una madre durante el embarazo pueden hacer una diferencia por lo que respecta al desarrollo neurológico futuro de su niño».

El nuevo estudio se da a conocer mientras la Food and Drug Administration de Estados Unidos y organismos internacionales están en el proceso de revisar las recomendaciones para el consumo de pescado a fin de que reflejen mejor los beneficios para la salud que tienen los nutrimentos presentes en el pescado. Las directrices actuales de la FDA —que recomiendan que las mujeres embarazadas limiten su consumo de determinados pescados a dos veces a la semana— fue establecida debido al riesgo conocido que tiene la alta exposición al mercurio sobre el desarrollo en la infancia.

El mercurio se halla en el ambiente como resultado de la actividad natural y humana (por ejemplo, emisión de plantas de carbón). Gran parte del mismo termina depositándose en los océanos del mundo y, en consecuencia, los peces albergan este elemento en muy pequeñas cantidades. Son tanto mayores cuanto mayor es el peso del pez en cuestión, señala nuestro experto el ginecólogo José Luis Neyro: de ahí la sugerencia comentada del Ministerio de Sanidad arriba comentada.

Esto ha dado origen a inquietudes en torno a que la repercusión acumulada de la exposición prenatal al mercurio a través del consumo de pescado pueda tener efectos negativos sobre la salud, pese al hecho de que nunca se ha establecido definitivamente un vínculo entre una baja exposición y las consecuencias para el desarrollo en los niños.

Al mismo tiempo, el pescado es rico en una serie de nutrimentos beneficiosos, tales como ácidos grasos, que son esenciales para el desarrollo del cerebro, lo que ha conducido a un debate prolongado entre científicos, ambientalistas y autoridades sanitarias en torno a los riesgos por contraposición a los beneficios del consumo de pescado. Este debate tiene consecuencias importantes en la salud global, ya que miles de millones de personas en todo el mundo se basan en el pescado como fuente primaria de proteína.

 

El Estudio de Desarrollo del Niño de Seychelles —una asociación entre la Universidad de Rochester, la Universidad de Ulster y el Ministerio de Salud y Educación de la República de Seychelles— es uno de los estudios demográficos más prolongados y más extensos de su clase. Las islas Seychelles son un grupo de islas del océano índico que han resultado ser la ubicación ideal para analizar la posible repercusión que la exposición persistente en bajo grado al mercurio tiene sobre la salud. Los 89.000 residentes de este país consumen pescado con una tasa 10 veces mayor que las poblaciones de Estados Unidos y Europa.

En el estudio publicado se efectuó seguimiento a más de 1500 madres y sus niños. A los 20 meses después del nacimiento, los niños fueron objeto de una extensa batería de pruebas concebidas para medir sus habilidades de comunicación, conducta y destrezas motoras. Los investigadores también reunieron muestras de cabello de las madres en la época de su embarazo para determinar las concentraciones de exposición prenatal al mercurio.

Los investigadores descubrieron que la exposición al mercurio no se correlacionaba con calificaciones más bajas en las pruebas. Este hallazgo fue similar a los resultados de estudios previos efectuados por el grupo —algunos de los cuales han realizado seguimiento a los niños en las Seychelles hasta su tercer decenio de vida— que tampoco han demostrado ninguna relación entre el consumo de pescado y el desarrollo neurológico subsiguiente.

Los investigadores también midieron las concentraciones de PUFA presentes en las mujeres embarazadas y descubrieron que los niños de madres con altas concentraciones de ácidos grasos conocidos como n3 —la clase que contiene el pescado— tenían mejor desempeño en determinadas pruebas. Otra variante frecuente de PUFA, llamada n6, proviene de otras carnes y aceites de cocina y se encuentra en mayor abundancia en las dietas de residentes de países desarrollados.

Se sabe que los ácidos grasos presentes en el pescado (n3; fundamentalmente los llamados C22: 6n-3 (DHA) (229.60), C20:5 n-3 (EPA)(52.10), C18:3 n-3 (ALA)(11.80) y C20:3 n-3 (2.25)) tienen propiedades antiinflamatorias en comparación con los n6, que pueden favorecer la inflamación. Uno de los mecanismos mediante los cuales el mercurio inflige daño es a través de la oxidación y la inflamación y esto ha llevado a los investigadores a conjeturar que n3 no sólo proporciona más beneficio por lo que respecta al desarrollo del cerebro, sino que estos compuestos también pueden contrarrestar los efectos negativos del mercurio.

Esto se reflejó en los hallazgos del estudio, el cual demostró que los niños de madres con concentraciones relativamente más altas de n6 tenían peor desempeño en las pruebas concebidas para medir las habilidades motoras.

«Al parecer esta relación entre los nutrimentos del pescado y el mercurio puede ser mucho más compleja que lo que antes se apreciaba», dijo Philip Davidson, Ph.D., el investigador principal del Estudio del Desarrollo Infantil de Seychelles, profesor emérito de la Universidad de Rochester y autor principal del estudio. «Estos hallazgos indican que puede haber un equilibrio óptimo entre las diferentes propiedades inflamatorias de los ácidos grasos que favorecen el desarrollo fetal y que estos mecanismos justifican más estudio».

Si a todo ello añadimos que una nutrición bien equilibrada puede determinar incluso la duración del embarazo como demostramos en http://www.neyro.com/2014/03/14/una-dieta-equilibrada-en-el-embarazo-podria-reducir-el-riesgo-de-parto-prematuro/, esteremos en disposición de entender la importancia capital que los ginecólogos damos a los cuidados prenatales e incluso a la visita pre-concepcional para orientar la nutrición de la futura mamá, señala el Dr. Neyro.

Referencias:

Edwin van Wijngaarden et al, Prenatal exposure to methyl mercury from fish consumption and polyunsaturated fatty acids: associations with child development at 20 mo of age in an observational study in the Republic of Seychelles.American Journal of Clinical Nutrition. January 21, 2015, doi: 10.3945/​ajcn.114.100503

Fuente: Modif de Medical News Today