Archivo de la categoría: Cáncer de mama

¿Cómo debe tratarse el cáncer de mama?, ¿por su tamaño?, ¿por su extensión?

En los pasados veinte o treinta años hemos venido tratando el cáncer de mama de acuerdo con el tamaño (T) del tumor en el momento del diagnóstico, la extensión loco-regional hacia los ganglios (N de nódulos) de la axila homo-lateral y la presencia o no de metástasis (M) a distancia de acuerdo con una clasificación TNM que en realidad se había diseñado para los tumores sólidos.
Bien pronto nos dimos cuenta, por la diferente evolución que seguían tumores de tamaños muy similares a lo largo del tiempo, que lo estábamos haciendo mal….; rematadamente mal, para ser muy claros. Lo explicamos hace poco en una noticia con ocasión de un programa de TV en el que el Dr. Neyro intervenía para hablar de estas apasionantes cuestiones relativas a los nuevos abordajes del cáncer de mama, a disposición de los lectores en http://www.neyro.com/2016/10/17/nuevas-pruebas-permiten-conocer-y-tratar-mejor-el-cancer-de-mama/
Hoy ya, entrado bien el siglo XXI es imperdonable que la falta de recursos económicos, o la desidia para emplearlos adecuadamente, sigan consintiendo que hasta un 32 a 34% del total de las pacientes que reciben cada día quimioterapia por un cáncer de mama la sigan sufriendo sin ninguna necesidad que lo justifique.
Así lo expresamos en este mismo web con anterioridad en dos sueltos que estimulamos al lector a seguir con atención en:

Lo que realmente importa es la expresión de las proteínas génicas de cada tumor específico, independientemente del tamaño que haya alcanzado en el momento de su diagnóstico o de los posibles ganglios que presente su axila en el día de la cirugía….

El programa radiofónico semanal en el que colabora el Dr Neyro en Radio Popular, se ocupó hace unas semanas de explicar todos estos pormenores con claridad y mucha tranquilidad; el lector interesado puede escuchar entera la entrevista del periodista Ramón Bustamante al Dr. Neyro en el enlace adjunto.

La ingesta de una copa de alcohol al día aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Ni ha nadie engañamos ni a ninguna persona sorprenderemos si afirmamos o recordamos que la ingesta de alcohol está relacionada con diferentes tipos de cáncer, tal y como hace poco señalamos en este mismo blog en una entrada previa en http://www.neyro.com/2017/04/03/beber-alcohol-produce-siete-tipos-diferentes-de-cancer/
Sabemos que el alcohol es básicamente un tóxico para el organismo y su relación (no solo fisiopatológica, sino también por la evidencia epidemiológica) con el cáncer es cada vez más evidente, cierta y fiable. Lo expusimos hace bien poco tiempo en este lugar en http://www.neyro.com/2017/03/31/apoya-la-epidemiologia-mas-cientifica-la-idea-de-que-el-alcohol-causa-el-cancer/

Seguir leyendo La ingesta de una copa de alcohol al día aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Mecanismo para reducir la recurrencia del cáncer de mama con fármaco contra la Osteoporosis.

Sabemos desde hace casi una década que existen mecanismos moleculares muy cercanos entre la fisuiopatología de la osteoporosis y los mecanismos de replicación de las células del cáncer de mama. Esos hallazgos los describieron por primera vez dos laboratorios de distintos lugares del mundo, trabajando simultáneamente pero de manera independiente, siendo uno de ellos capitaneado por una joven investigadora española.
Los trabajos que dieron la vuelta al mundo se publicaron en el mismo número de la prestigiosa revista Nature y están a disposición de los lectores en los enlaces siguientes: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20881962 y el de la española mencionada en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20881963
Desde entonces, las relaciones entre ambas enfermedades eran claras; ahora un nuevo estudio del segundo grupo, ya trabajando en España de regreso de su trabajo en California, ha permitido al grupo de Eva González-Suárez verificar que los inhibidores de la proteína RANK pueden ser potencialmente útiles para el tratamiento de este tipo de cáncer.

Estos investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) han demostrado en modelos animales de ratón, que la inhibición farmacológica y genética de una determinada proteína conduce a una reducción significativa de la reaparición del cáncer de mama y de las metástasis en este tipo de tumor.

El hallazgo, publicado en “Cancer Research” y disponible en http://cancerres.aacrjournals.org/content/early/2016/07/30/0008-5472.CAN-15-2745, sugiere que los inhibidores de la proteína RANK, que se utilizan actualmente en los pacientes con osteoporosis y metástasis ósea, pueden ser potencialmente útiles para el tratamiento del cáncer de mama. Estamos hablando de un anticuerpo monoclonal totalmente humano (carente de reacciones de anafilaxia por lo tanto) llamado Denosumab cuyos mecanismos íntimos de funcionamiento revisamos en una publicación ya clásica sobre el tema en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23672116.

Las células precursoras de cáncer o células madre cancerígenas expresan altos niveles de la proteína RANK (la misma proteína protagonista del metabolismo óseo dañado en la osteoporosis, destaca José Luis Neyro), y, de hecho, la mortalidad en el cáncer de mama se debe principalmente a las células de este tipo que sobreviven a los tratamientos y que son responsables de la recurrencia del tumor y de la metástasis.

Según la Dra. Eva González-Suárez, responsable de la investigación con la línea que mencionamos desde antes de 2010, “otros estudios de este y otros grupos de investigación habían demostrado que la inhibición de la vía de RANK podría prevenir el cáncer de mama, pero hasta ahora nadie había demostrado el potencial de los inhibidores de la vía de RANK en el tratamiento de la enfermedad”.

Desde el punto de vista clínico resulta estimulante para el experto JL Neyro, hacer un seguimiento de los centenares de miles de pacientes osteoporóticas tratadas ya con este fármaco desde hace años, para observar el número de cánceres de mama que entre ellas se hayan desarrollado y compararlo con el número esperable en una población similar no tratada de osteoporosis o no al menos con este potente fármaco; es un estudio que aún está por hacer.

El IDIBELL ha calificado el hallazgo ahora comentado como un “gran avance”, porque los inhibidores de la vía RANK ya están aprobados para uso clínico. Se utilizan actualmente como señalamos para tratar la osteoporosis y las metástasis óseas de diversos cánceres como los de mama y próstata, de momento, consiguiendo siempre un incremento notable y significativo de la calidad de vida de las pacientes tratadas con el fármaco, como se muestra en la tabla anexa.

Hemos publicado repetidos artículos sobre este fármaco en este web. Los lectores interesados en Denosumab, un fármaco comercializado en todo el mundo con el nombre de Prolia, pueden acceder a todos los artículos publicado en este web sobre este tema clickando en el enlace siguiente: http://www.neyro.com/?s=denosumab

Nuevas pruebas permiten conocer y tratar mejor el cáncer de mama

Hasta hace no muchos años, el diagnostico de un cáncer de mama se seguía de una clasificación del mismo de acuerdo a su extensión loco-regional y por su tamaño, de acuerdo a las características tomadas de otros tumores sólidos con la ayuda del score TNM (T de tamaño tumoral; N de ganglios nodulares afectos en la axila y M de metástasis a distancia) Ello daba lugar a cuatro diferentes estadios y de acuerdo con ellos se decidía el tratamiento complementario a la cirugía (quimioterapia sí o no, hormonoterapia por otros caracteres…., acaso inmunoterapia…)
Hace más de dos décadas ya se intuyó primero y se confirmó más tarde que esta calcificación no permitía diferenciar los tumores de buen pronóstico de aquellos otros que lo tenían malo y que eran de carácter progresivo y con desenlace en recurrencias y reapariciones. Nos ocupamos de estos temas con anterioridad en http://www.neyro.com/2013/10/16/propuesta-para-una-nueva-clasificacion-de-los-tipos-de-cancer-atendiendo-a-como-las-mutaciones-afectan-a-los-sistemas-geneticos/
Hoy conocemos de manera segura que lo más importante en el cáncer de mama es la actividad biológica del propio tumor y su producción génica (tal y como adelantamos en otra noticia de este web, presente enhttp://www.neyro.com/2012/12/23/propuesta-de-redefinicion-de-la-clasificacion-de-los-tumores-mamarios-en-la-practica-clinica-diaria/)
Los estudios génicos se realizan mediante diferentes plataformas génicas de las que más acertada y fiable se llama MammaPrint, ideada y desarrollada por investigadores holandeses en base a los estudios de Perou y publicados nada menos que en Nature hace ya 16 largos años (ver en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10963602)

La prueba o plataforma MammaPrint analiza 70 genes de una muestra de tejido de cáncer de mama en estadio temprano para determinar si el cáncer presenta un bajo o alto riesgo de recurrencia en el transcurso de los diez años posteriores al diagnóstico. Puede usarse para casos de cáncer con estas características:

  • en estadio I o estadio II
  • invasivos
  • inferiores a 5 cm de tamaño
  • con tres o menos ganglios linfáticos comprometidos

Tanto en los Estados Unidos como en otros países, se puede emplear MammaPrint para analizar tipos de cáncer con receptores de hormonas positivos y de receptores de hormonas negativos.

En su colaboración semanal del programa de Ramón Bustamante de Radio Popular, el Dr. Neyro revisó recientemente estos asuntos determinando que hasta un tercio de las pacientes de cáncer de mama a las que hasta ahora se le prescribía tratamiento con quimioterapia, en base a los resultados de este tipo de pruebas, no la necesitarían en absoluto.

Consumo de tabaco interfiere en el tratamiento del cáncer de mama más frecuente

Ya sabíamos que el tabaco es malo; produce un incremento muy notable del riesgo de muertes por cáncer (como habíamos puesto de manifiesto anteriormente en http://www.neyro.com/2015/02/13/una-de-cada-cinco-muertes-por-cancer-esta-relacionada-con-el-tabaco/), especialmente en la mujer en los últimos años (como pusimos de manifiesto en http://www.neyro.com/2013/11/28/la-incorporacion-de-la-mujer-al-habito-tabaquico-ha-incrementado-la-mortalidad-por-cancer-de-pulmon-un-50-en-los-ultimos-anos/) y de enfermedad cardiovascular en general.
También somos conocedores de que el tabaco en las mujeres tiene, por ejemplo, implicaciones directas sobre su fertilidad y su historia reproductiva (ya lo anotamos en http://www.neyro.com/2013/03/17/el-tabaco-aumenta-el-riesgo-de-abortos-espontaneos-y-nacimientos-prematuros/) Ahora sabemos por otro lado, que las mujeres fumadoras tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir una recaída incluso de su cáncer de mama en comparación con las no fumadoras.

 Así, investigadores de la Lunds Universitet (Suecia) han observado que el tratamiento del cáncer de mama con inhibidores de la aromatasa no funciona tan bien cuando las pacientes son fumadoras, según datos de un estudio publicado en la revista “British Journal of Cancer”, disponible en http://www.nature.com/bjc/journal/vaop/ncurrent/full/bjc2016174a.html

En concreto, Persson y sus colegas han visto que las mujeres que consumen tabaco durante el tratamiento hormonal final tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir una recaída en comparación con las no fumadoras, al tiempo que también tienen un mayor riesgo de muerte, por el propio tumor o por cualquier otra enfermedad.

En el estudio participaron un total de nada menos que 1.016 mujeres del sur de Suecia que fueron diagnosticadas de cáncer de mama entre los años 2002 y 2012. Antes de ser operadas se les preguntó si eran fumadoras y una de cada cinco decían serlo, bien de forma habitual o como “fumadoras sociales”, y en ellas se evaluó si este consumo podía tener algún impacto en la eficacia del tratamiento utilizado tras la cirugía. Recuérdese lo ya conocido acerca de esta relación tabaco-cáncer de mama (léase en http://www.neyro.com/2014/03/05/nueva-evidencia-de-que-el-tabaquismo-aumenta-el-riesgo-de-cancer-de-mama/).

De este modo, en el artículo que ahora comentamos se vio que las más perjudicadas por el tabaquismo eran las pacientes de más 50 años tratadas con inhibidores de la aromatasa (IA), un tipo de tratamiento que impide que el cuerpo reciba acción alguna de sus propios estrógenos en el tejido adiposo y, con ello, reduce el riesgo de recurrencia en las pacientes con un tumor con receptores de estrógeno (RE) positivos.

En este grupo de mujeres con cáncer de mama, mayores de 50 años, con RE (+), fumadoras y en tratamiento con IA, fumar se relacionó con mayor riesgo de eventos de cáncer de mama (adjHR: 2.97; 95% CI: 1.44–6.13), aparición de metástasis a distancia(adjHR: 4.19; 95% CI: 1.81–9.72), y muerte (adjHR: 3.52; 95% CI: 1.59–7.81). El incremento del riesgo de metástasis para estas mujeres fue del 319% y el de muerte era por lo tanto de un 252% más que en las no fumadoras¡¡¡¡

El tratamiento con inhibidores de la aromatasa funcionó significativamente mejor en las pacientes no fumadoras y, en cambio, se vieron pocas o ninguna diferencia entre fumadoras y no fumadoras en las pacientes tratadas con tamoxifeno (que en los últimos años está siendo sustituido cada vez más por los IA en función de las evidencias constatadas de muchos años), radioterapia o quimioterapia.

“Se necesitan más estudios, pero nuestros hallazgos son importantes ya que muchos pacientes con cáncer de mama reciben este tipo de tratamiento”, ha reconocido Helena Jernström, una de las autoras firmantes del estudio. Hoy sabemos que a veces, ni el diagnóstico de cáncer es suficiente estímulo para abandonar el tabaquismo y ello induce a pensar la cantidad de trabajo que todavía tenemos por delante en relación con el tabaquismo (véase enhttp://www.neyro.com/2014/09/07/uno-de-cada-diez-enfermos-de-cancer-continua-fumando-incluso-anos-tras-su-diagnostico/).

El hallazgo que sorprendió a los investigadores en esta oportunidad fue precisamente la baja tasa de abandono del tabaquismo durante el tratamiento pese a haber sido informadas de la importancia de hacerlo, ya que de las 206 fumadoras (el 21% de las incluidas en el estudio) sólo el 10% dejó de fumar un año después de ser operadas. De hecho, reconocen que es una tasa muy baja como para evaluar si este abandono puede tener algún efecto.

Un test multigénico europeo (Mammaprint) identifica de manera “segura” a las pacientes con cáncer de mama de bajo riesgo

El cáncer de mama no es una única enfermedad, sino varias con un comportamiento completamente diferente que obliga a suministrar distintas terapias para cada caso; lo explicamos hace ya tiempo en el post de nuestro blog disponible enhttp://www.neyro.com/2013/10/16/propuesta-para-una-nueva-clasificacion-de-los-tipos-de-cancer-atendiendo-a-como-las-mutaciones-afectan-a-los-sistemas-geneticos/.

La plataforma génica de origen europeo, denominada ‘MammaPrint’, identifica de manera segura, con un 94 o un 95% de acierto, a las pacientes con cáncer de mama de bajo riesgo, es decir, que no requieren quimioterapia, según los resultados del estudio ‘Mindact’, presentados en una jornada organizada por la Sociedad Vasca de Patología Mamaria (SVPM), en colaboración con la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Fundación de Estudios Sanitarios, hace pocos días y celebrada, relata el Dr. Neyro, en el Colegio Oficial de Médicos de Bizkaia.

Parecería el final afortunado de una larga película que comenzó con los estudios al inicio de este siglo del Dr. Perou (ver en http://www.nature.com/nature/journal/v406/n6797/full/406747a0.html) y en los que nos hablaba de la diferente expresión génica de cada tumor maligno de mama. Ahora, con los resultados clínicos del estudio Mindact, aplicable a todas las mujeres que incluso tiene entre 1 y 3 ganglios afectos en su axila, el análisis de esos 70 genes de cada tumor llegan para aplicarse en la clínica diaria; lo tratamos en su día en http://www.neyro.com/2012/11/25/aclarados-algunos-puntos-sobre-el-cancer-de-mama-y-sus-variantes/

El estudio es un macroproyecto de investigación multicéntrica que se inició en el año 2007 con la colaboración de 111 centros de diversos países que incluyeron 6.693 pacientes con cáncer de mama, en el que se comparaba la eficacia de una plataforma de análisis génico de origen europeo (llamada MammaPrint) con otras dos herramientas similares estadounidenses (Oncotype DX y PAM50) y basadas en criterios clínicos y biológicos comunes, para la correcta identificación de cánceres de mama de alto y bajo riesgo.

“Gracias a esta nueva tecnología génica, que ha sido la única finalmente aprobada por la Food and Drug Administration (FDA), podría evitarse el calvario de recibir una terapia agresiva y cara a un gran grupo poblacional, pues se tiene constancia de que aproximadamente un tercio de las pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia en nuestro entorno no la necesitan”, ha asegurado el presidente de la Sociedad Vasca de Patología Mamaria, José Antonio López Ruiz.

El dato es muy relevante porque, continúa el Dr. Neyro, activo asistente a esa reunión de presentación oficial, “por primera vez en la historia y en tres ocasiones consecutivas las autoridades USA de la FDA (Foods and Drugs Administration) han aprobado el empleo en clínica de la plataforma europea (MammaPrint), negándole esa posibilidad las tres veces que se sometió a su análisis a las dos plataformas americanas citadas (Oncotype DX y PAM50)”

Asimismo, el oncólogo médico de la Clínica Zorrotzaurre de Bilbao, Ricardo Fernández, ha recordado que el cáncer de mama “no es una única enfermedad” sino que son varias enfermedades, de las cuales cada una tiene un comportamiento diferente que obliga a suministrar distintas terapias, como señalamos en este blog hace ya meses (ver en http://www.neyro.com/2014/02/04/el-cancer-de-mama-her2-se-puede-subclasificar-en-cuatro-subtipos-diferentes/).

“Por ello, conocer los distintos tipos del cáncer de mama es importante antes de empezar el tratamiento. Hay algunos tipos de cáncer de mama que requieren un tratamiento con quimioterapia, hay otros tipos que no requieren quimioterapia, y otros tipos de cáncer de mama precisan de un tratamiento con otros medicamentos, como terapias biológicas u hormonales”, ha explicado.  Los cuatro tipos principales de la enfermedad son: HER2-enriquecido (HER2E), luminal A (LumA), luminal B (LumB) y de tipo basal (basal like).

Además, el Dr. Fernández ha recordado que para que una paciente se pueda beneficiar de este tipo de pruebas, primero debe ser diagnosticado un cáncer de mama y, posteriormente, la plataforma permite conocer qué tipo de cáncer es. Queda así “oficialmente caducada” la antigua clasificación de los tumores de mama de acuerdo a los clásico criterios anteriormente basados en el Tamaño del tumor, el número de ganglios o Nódulos de la axila afectos y la presencia o no deMetástasis a distancia (la periclitada hoy clasificación TNM de los tumores sólidos)

“Aunque se utilizaran sólo criterios económicos, estaría justificado el uso de la plataforma génica de origen europeo para ayudar al especialista a decidir si la paciente se puede beneficiar o no de la quimioterapia. Esto, no sólo en los casos dudosos, sino en todos los casos”, ha zanjado el catedrático de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Valladolid, José Schneider. El estudio Mindact ha demostrado (recuerda el Dr. Neyro) que MammaPrint aplicado en una investigación preliminar (ver abajo*) en tres hospitales españoles ahorraba un total de más 188.000 euros pues más del 42% de las pacientes dele studio no precisaban recibir quimioterapia (CT en la imagen) de acuerdo a las propuestas de este nuevo test.

Imágenes integradas 1

(*) Estudio realizado en 3 hospitales españoles (ICO’s Cataluña), para analizar el impacto de MammaPrint MMP en la aproximación terapéutica y en los costes derivados del manejo de los pacientes. n=129 pacientes, <70 años, ER+/HER2-, T= 1 a 3 cm, N0, N1 microcítico, Ki67 intermedio. Fue presentado en San Antonio Breast Cancer Symposium en diciembre 2015 (Texas USA).