Preguntas y respuestas sobre salud sexual y reproductiva

Una de las propuestas que nuestro web de divulgación científica y sanitaria se propuso hace casi dos décadas fue responder a las preguntas que sobre temas de salud y mujer fueran apareciendo en las redes sociales para ir tratando, con el tiempo y la paciencia de amanuense de empoderar a cada quién, para precipitar que cada persona se haga dueña de su destino en salud.
Y es que a veces confundimos el derecho a la asistencia sanitaria (que efectivamente es un derecho de las sociedades avanzadas y con un determinado grado de desarrollo….) con el (inexistente…) derecho a la salud. No, la salud no es un derecho, es solo (nada menos…) que un bien, que cada uno puede (debe¡¡¡) conservar, cuidar, engrandecer, atender….en fin, mejorar si es posible.
En esa línea, tratar de ayudar en ese empeño, nace http://www.neyro.com recientemente declarada primer finalista del premio Salud y comunicación 2.0 como “mejor web de salud de España en el año 2016” con la finalidad de responder a todas esas inquietudes que surgen de la lectura de nuestros posts (más de 600 ya a día de hoy….)
El programa Objetivo Bizkaia de Tele 7 y concretamente la sección que el titular de contenidos de nuestro web, el ginecólogo José Luis Neyro mantiene en dicho magazine, pretende parecidos objetivos. Su directora, la encantadora y muy eficaz periodista Susana Porras va recibiendo en las semanas previas toda una serie de preguntas que se trasladan al programa para irlas atacando y dando cumplida respuesta.
De algunos temas, nos hemos venido ocupando acaso de soslayo en anteriores ocasiones como cuando miramos si los adolescentes maduraban ahora antes que hace unos años (ver en http://www.neyro.com/2011/09/01/los-adolescentes-maduran-sexualmente-mas-pronto-en-la-actualidad/) o cuando describíamos si lo hacíamos bien con ellos en materias de salud y sexo (está en http://www.neyro.com/2016/01/15/influye-la-diferencia-entre-la-madurez-fisica-y-la-madurez-psicologica-en-la-eleccion-del-contraceptivo/). 
El cine incluso se ha ocupado ocasionalmente de estos temas y nosotros lo tocamos en su día y puede verse en http://www.neyro.com/2012/11/05/la-edad-sexual-de-lolita-a-debate/.

¿Sirve realmente la Progesterona vaginal como tratamiento para evitar un parto prematuro?

Uno de los grandes interrogantes que deberemos hacer frente en el próximo futuro en la obstetricia moderna es combatir la creciente tasa de nacimientos prematuros. La natalidad va descendiendo de manera alarmante (ver una noticia al respecto en el enlace http://www.neyro.com/2017/01/25/es-la-maternidad-tardia-un-problema-para-la-mujer-o-para-la-sociedad-2/) y la maternidad además, cada vez se hace más tardía, con todos los riesgos asociados que ello conlleva (como explicamos en http://www.neyro.com/2016/03/23/los-riesgos-perinatales-aumentan-por-encima-de-los-40-anos/)
Así las cosas, se debate en la literatura internacional cuáles serán las mejores opciones para tratar de que los embarazos duren lo que debieran durar para tratar de asegurar el mejor bienestar y el óptimo desarrollo de cada neonato, en un mundo con mujeres plenamente profesionales que además de gestar, hacen cada vez más cosas al tiempo.
Ahora, una prestigiosa revista de nuestra especialidad, señala el ginecólogo José Luis Neyro, acaba de publicar un estudio clínico muy importante realizado en España y por autores españoles de máximo prestigio de diversos centros hospitalarios (ver el original en http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1471-0528.13956/epdf) en el que se debate sobre si la progesterona en administración vaginal diaria hasta las 37 semanas es capaz de disminuir la tasa de partos pre-término.
Este estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, prospectivo y multicéntrico además como señalamos, evaluó si el tratamiento de mantenimiento con progesterona vaginal tras una amenaza de parto prematuro anterior reduce la incidencia de parto prematuro posterior.

Para tratar de demostrarlo, se emplearon en el estudio un total de 265 mujeres con embarazo único, parto prematuro detenido con tratamiento tocolítico y longitud del cuello uterino por debajo de 25 mm, que fueron aleatorizadas a recibir una cápsula al día de 200 mg de progesterona por vía vaginal o una igual de placebo hasta el parto o la semana 36+6 días de gestación. El criterio de valoración principal fue parto antes de la semana 34.0 y de la semana 37.0.

Cuando se analizaron los resultados, no se encontraron diferencias entre el grupo que recibió progesterona y el grupo que recibió placebo en términos de parto antes de las 34 semanas (7,1 % vs 7,6 %) o de las 37 semanas (28,6 % vs 22,0 %). Tampoco hubo diferencias en entre los grupos estratificados por edad gestacional en el momento de la inclusión, 24.0 a <31.0 o 31.0 a <34.0.

Imágenes integradas 1

En conclusión, y analizando las dos curvas (perfectamente superponibles) de la figura extraída del trabajo original de los autores españoles, un tratamiento de mantenimiento con 200 mg/día de progesterona vaginal en mujeres con amenaza de parto prematuro previa no redujo significativamente la tasa de parto prematuro posterior. Otra evidencia en la que muchos habíamos creído, hasta que los hechos científicos demuestran que muchas de las cosas que hacemos a diario no tiene otra justificación que “lo que creemos” más allá de los hechos científicamente probados….

Seguiremos investigando.

Embarazo y depresión: ¿cuáles son las consecuencias del tratamiento medicamentoso?

Se ha dicho seguramente con acierto, que la nuestra es una forma de vida que provoca un exceso de depresión en muchas personas muy diferentes motivos. Las mujeres no escapan a esa tendencia ni durante los embarazos. Afortunadamente, en las últimas décadas la investigación farmacológica ha puesto a nuestra disposición un armamentario medicamentosos de elevada eficacia en el manejo en el medio y largo plazo de esta auténtica lacra social que supone la depresión.
Pero no son muchos los estudios que se han realizado para averiguar los efectos secundarios que el empleo de estos fármacos (concretamente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, ISRS por sus siglas) tienen, por ejemplo sobre el devenir de los embarazos, cuando se emplean en mujeres deprimidas que están gestando.
Y es que la depresión es frecuente en el embarazo, llegando a afectar al 10 % de las mujeres. La depresión materna se ha asociado con un incremento en los partos prematuros (PP), bajo peso al nacer y restricción del crecimiento fetal y complicaciones posnatales.
Sin embargo lo anterior, el riesgo de PP en mujeres que toman ISRS no está bien definido, por lo que los autores de este estudio que ahora comentamos (señala el Dr. Neyro y que se puede encontrar el original en http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1471-0528.14144/full) llevaron a cabo una revisión sistemática de estudios que evaluaban el efecto de la exposición a ISRS y los resultados del embarazo. Se seleccionaron estudios de cohortes y de casos y controles con datos de incidencia de PP ( parto por debajo de las 37 semanas) tras cualquier exposición y con un grupo comparativo de mujeres embarazadas no expuestas a ISRS.
    

En total se incluyeron 8 diferentes estudios (con un total de 1.237.669 mujeres), con 93.982 mujeres expuestas y 1.143.687 mujeres controles. Tras ajustar por variables de confusión, la incidencia de PP fue significativamente más alta en el grupo de mujeres que recibieron ISRS que en las controles (odds ratio ajustada 1,24; 95 % IC 1,09-1,41). En el análisis por subgrupos que definió a las controles como mujeres con depresión pero sin exposición a ISRS se encontró también un riesgo incrementado de PP (6,8 vs 5,8 %; OR 1,17; 95 % IC 1,10-1,25) en el grupo que recibió ISRS.

 

Los autores (capitaneados por el primero de ellos,  AC Eke, de la muy prestigiosa Division of Maternal Fetal Medicine, Department of Obstetrics and Gynecology, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD, USA), concluyen que la exposición a ISRS durante el embarazo elevó el riesgo de parto pre-término en comparación con las controles; este riesgo permaneció siendo significativo incluso al comparar frente a las mujeres deprimidas que no recibieron ISRS.

¿Existe una única manera de ejercer nuestra sexualidad?

 
Alrededor de la pregunta del título de este post surgen de inmediato muchas otras de parecido sesgo como por ejemplo: ¿existe una sexualidad común para todas las personas?, ¿son todos los heterosexuales iguales en el ejercicio de su sexualidad?, ¿y los homosexuales?, ¿los hay de diferentes tipos?; ¿podemos afirma que el auto-erotismno es la negación del amor compartido?; ¿caben las masturbaciones en la sexualidad de una pareja que se quiere y se respeta?
Y por complicarlo aún un poco, ¿cómo me entero si soy lesbiana solo con 17 años?; ¿cómo pensar si mi orientación sexual es de una o de otra determinada manera en plena adolescencia?; ¿nacen todos los niños bisexuales (y las niñas, por supuesto…)?; ¿es lo mismo el celibato que el voto de castidad?; ¿se puede tener un desarrollo pleno de la personalidad a pesar de negarse a ejercer la propia sexualidad?
Este es un blog donde habitualmente damos orientación y en general hacemos divulgación de todo tipo de asuntos relacionados con la salud de la mujer….; pero en este tema todo el mundo aparenta (al menos a priori) saber mucho más que cualquiera…., y a veces no es así del todo.
La sexualidad es para unos el ejercicio corporal de la afectividad y para otros apenas una forma más placentera de comunicación en la que la afectividad no tiene porqué tener espacio ni cabida….; algunos ven en la corporalidad de un niño con su madre un ejercicio de una incipiente sexualidad y otros defienden relaciones “libre” sin la cortapisa de la fidelidad.

¿Es la maternidad tardía un problema para la mujer o para la sociedad?

Hace ya muchos años que la natalidad se va reduciendo en los países occidentales, en los del primer mundo y que incluso las mujeres han asumido que el número de hijos a tener está mediatizado por las circunstancias económicas, por los problemas de desarrollo profesional, por las características en suma de cada pareja.
En nuestro país, hoy, una de cada tres parejas se constituye con la idea de no tener hijos nunca; todo ello condiciona que las españolas y las italianas sean actualmente las mujeres que en toda la Unión Europea más tardíamente se plantean su maternidad. Le dedicamos a este tema una noticia en nuestro web que puede leerse en el enlace que sigue a continuación http://www.neyro.com/2015/06/17/espanolas-e-italianas-las-madres-primerizas-de-mayor-edad-en-toda-europa/
De alguna forma, este gran cambio sociológico nos plantea a los ginecólogos algunas incertidumbres en nuestro devenir profesional; ¿son los embarazos ahora mas “valiosos” que antes al ser muchos menos? Y lo que es aún más importante, ¿son ahora esos embarazos más peligrosos por la “avanzada edad” de estas nuevas madres?
También lo tratamos en su día como consecuencia de la enorme pléyade de embarazos más allá de los cuarenta años entre nuestras pacientes occidentales; puede leerse en http://www.neyro.com/2016/03/23/los-riesgos-perinatales-aumentan-por-encima-de-los-40-anos/
Todo ello condiciona que la reproducción asistida tenga como factor etiológico fundamental la edad de la mujer como factor disgregador de la fertilidad humana y así lo hicimos notar en una noticia que publicábamos en el web hace unos meses y que puede seguirse en http://www.neyro.com/2015/01/26/aumenta-la-edad-media-de-las-pacientes-en-la-reproduccion-asistida/
Ahora, en la colaboración semanal que el responsable de contenidos de este web, el Dr. José Luis Neyro, tiene en el programa de Radio Popular y que conduce su director el periodista Ramón Bustamante, han dialogado entre ambos de manera tranquila sobre estos extremos reflexionando en voz alta si el problema de la natalidad tardía es un problema para la mujer, quizás para la madre concreta, acaso más para la sociedad….

La adolescencia como época de cambio, cada vez más temprana

Es una preocupación constante para la ginecología en general, para nuestro web en particular, tratar de ofrecer a los adoslescentes adecuadas herramientas para empoderar a las chicas y los chicos de esas edad de cara a tratar de reducir (por ejemplo….) las abultadas tasas de embarazo en esta época de la vida; nos ocupamos de esta cuestión en el suelto presente en el enlace siguiente http://www.neyro.com/2015/10/13/sanidad-admite-como-prioridad-del-gobierno-prevenir-embarazos-no-deseados-e-incidir-en-la-educacion-afectivo-sexual/.
El cuerpo de las adolescentes va cambiando a un ritmo vertiginoso, no siempre relacionado con su maduración psicológica, desde luego muy alejado de su independencia social, pero que nos obliga a cambiar nuestra oferta sanitaria (como contamos en http://www.neyro.com/2012/01/17/murcia-adelanta-a-los-11-anos-la-vacunacion-frente-al-vph/)
La información que proporcionamos a las adolescentes debe sr diferente, debemos salir de nuestra zona de conforta para que podamos llegar a cubrir las necesidades cambiantes de esa época de la vida tan inestable, tan insegura, pero tan importante…., como los años previos a la propia juventud…. Lo podemos mostrar en algunas noticias que colgamos en nuestro web con anterioridad, en http://www.neyro.com/2012/09/18/las-tasas-de-vacunacion-frente-al-virus-del-papiloma-humano-vph-en-europa-son-mas-bajas-de-lo-esperado/.

GINECOLOGÍA Y DIVULGACIÓN MÉDICA