Doctor, ya hemos vuelto de Urgencias para casa; ¿cuáles son las recomendaciones de aislamiento y cuidados en el domicilio para las personas con síntomas leves?

En la misma línea que la anterior noticia de nuestro blog, es posible que hayan dado el alta hospitalaria sin ingresar a nuestro familiar y nos han dicho que como tiene síntomas leves, es mejor que haga la evolución de su enfermedad en casa; pero no sabemos muy bien¡a qué atenernos… Una vez más tiramos de la misma fuente que puede seguirse en el original en  https://mmrjournal.biomedcentral.com/articles/10.1186/s40779-020-0233-6 y cuya portada reproducimos abajo.

14
Para «ingresar» al paciente en su domicilio, la estrategia preferida es una habitación bien ventilada con un solo ocupante; como alternativa, tratar de mantenerse por lo menos a 1 o 2 metros de distancia del paciente. Los artículos domésticos deben limpiarse y desinfectarse con solución que contenga cloro (500 mg/l, como la que ya contamos en otra noticia previa diluyendo 1 parte de lejía concentrada en 100 partes de agua del grifo, sin más) con frecuencia, todos los días.
Las visitas de familiares y amigos deben limitarse, o idealmente prohibirse lógicamente (para eso ya tenemos las llamadas de teléfono, las vídeo llamadas, en fin…) El cuidador principal debe ser un familiar sano que no tenga alguna enfermedad subyacente; no nos valen muy mayores, inmuno-deprimidos, gestantes, hipertensos con cardiopatías, diabéticos con mal control de sus glucemias…, en fin¡¡¡. Se debe restringir la actividad del paciente, que por otra parte, no podrá hacer mucho ejercicio porque la astenia es de alta intensidad.
Las ventanas en áreas comunes compartidas (por ejemplo, baños, cocinas) deben abrirse para que se ventilen, al menos 1 hora en la mañana y otra diferente en la tarde. No hay que compartir artículos domésticos (por ejemplo, cepillo dental, toallas, vajilla, ropa de cama) con los pacientes. Los artículos utilizados por el paciente para las necesidades diarias deben ser para un solo uso únicamente; deben almacenarse por separado de los que utilizan los familiares.
Cuando el paciente tosa o estornude debe utilizar una mascarilla médica o cubrirse la boca con un pañuelo desechable y el codo doblado; debe limpiarse de inmediato las manos después de toser y estornudar. Por cierto, cada cinco ocasiones de lavado de manos con el gel hidroalcohólico, la persona que lo haya usado debe lavarse las manos de acuerdo a todo el tiempo aconsejado (dos minutos o el tiempo de cantar dos veces el «cumpleaños feliz») y con agua fresca y jabón ordinario.
La estrategia preferida es que los cuidadores utilicen una mascarilla con filtro N95 cuando estén en la misma habitación que el paciente. Como alternativa, se puede utilizar una mascarilla quirúrgica desechable. La mascarilla se ha de utilizar con apego estricto al manual de instrucciones y una vez puesta se debe mantener durante todo el tiempo de asistencia sin tocarla ni recolocarla.

Después de lavarse las manos la estrategia preferida consiste en secarlas con una toalla de papel, que se desechará de inmediato al finalizar la tarea Como alternativa se puede utilizar una toalla de tela, pero se debe lavar y desinfectar diariamente; debiera estar limpia y recién planchada..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *