Modificaciones de la conducta sexual durante la pandemia por CoVID19

La ciencia es maravillosa; no sólo porque permite saciar (malamente en muchas ocasiones) el ansia de saber de nuestra especie, la curiosidad por llegar a territorios inexplorados, sino porque además, nos ha dotado de un método aceptado por todos los que de una u otra manera alguna vez hemos hecho investigación científica que permite sobre todo comparar los hallazgos de unos y de otros, establecer categorías, abundar en lo puntual a veces para descubrir lo inesperado…Y ello en cualquier ámbito del conocimiento. Sencillamente maravilloso el método científico, la ciencia en general.

Seguir leyendo Modificaciones de la conducta sexual durante la pandemia por CoVID19

¿Debe la mujer tolerar perder calidad de vida después de padecer un cáncer y haber concluido su tratamiento?

Puede parecer sencillo mantener una salud adecuada pero existen determinadas circunstancias o momentos en la vida de una persona en los que ese empeño se complica cuando no se vuelven poco menos que imposible. Uno de los más conocidos en el ámbito de la salud de la mujer es la llegada de su menopausia en a fase que los ginecólogos llamamos la «transición menopáusica» y el asunto se complica todavía más en presencia de un cáncer en esta época de la vida de la mujer. No todo es enfermedad ciertamente; recordemos que hasta un 20% de las mujeres en estas edades pasan por ellas sin pena ni gloria, sin padecer ni una pizca de merma en su calidad de vida, que es el objetivo a mantener.

Seguir leyendo ¿Debe la mujer tolerar perder calidad de vida después de padecer un cáncer y haber concluido su tratamiento?

La pareja formada por la hormona D y el sistema óseo es clave en todas las etapas de nuestra vida.

La vitamina D y la salud ósea están íntimamente relacionadas, siendo una pareja de baile tan importante como otras más conocidas: yodo y tiroides o glucosa e insulina. Esta hormona está implicada en la salud de nuestros huesos, desde la formación del esqueleto en el feto, pasando por la infancia y la juventud hasta los 50 años, momento en el que suele comenzar el verdadero riesgo de desarrollar osteoporosis al descender la capacidad de formación de esta hormona por el organismo de manera fisiológica, entre otras razones.

Seguir leyendo La pareja formada por la hormona D y el sistema óseo es clave en todas las etapas de nuestra vida.

Entre el embarazo (no deseado) de la adolescencia y el rendimiento deportivo de las mujeres jóvenes, están los anticonceptivos en la palestra.

Seguir leyendo Entre el embarazo (no deseado) de la adolescencia y el rendimiento deportivo de las mujeres jóvenes, están los anticonceptivos en la palestra.

Pero ¿no habíamos relacionado siempre la menopausia y el riesgo cardio-vascular?

Teníamos claro que la menopausia no aumenta el peso de la mujer sino que redistribuye la grasa en su organismo haciendo que tome cada vez más cintura sin perder el resto de grasa que previamente tuviera. Cierto¡¡¡ Pero sí parece que teníamos claro que con la finalización de las menstruaciones como expresión del final de la vida de los ovarios, se incrementaba el riesgo cardio-vascular. De hecho, los ginecólogos estábamos (algunos al menos…) en la onda de reducir ese riesgo por muy diversos métodos (lo contamos en https://www.neyro.com/2016/06/30/menopausia-y-riesgo-cardiovascular-de-verdad-son-inseparables/)

Seguir leyendo Pero ¿no habíamos relacionado siempre la menopausia y el riesgo cardio-vascular?