¿Es la maternidad tardía un problema para la mujer o para la sociedad?

Hace ya muchos años que la natalidad se va reduciendo en los países occidentales, en los del primer mundo y que incluso las mujeres han asumido que el número de hijos a tener está mediatizado por las circunstancias económicas, por los problemas de desarrollo profesional, por las características en suma de cada pareja.
En nuestro país, hoy, una de cada tres parejas se constituye con la idea de no tener hijos nunca; todo ello condiciona que las españolas y las italianas sean actualmente las mujeres que en toda la Unión Europea más tardíamente se plantean su maternidad. Le dedicamos a este tema una noticia en nuestro web que puede leerse en el enlace que sigue a continuación http://www.neyro.com/2015/06/17/espanolas-e-italianas-las-madres-primerizas-de-mayor-edad-en-toda-europa/
De alguna forma, este gran cambio sociológico nos plantea a los ginecólogos algunas incertidumbres en nuestro devenir profesional; ¿son los embarazos ahora mas “valiosos” que antes al ser muchos menos? Y lo que es aún más importante, ¿son ahora esos embarazos más peligrosos por la “avanzada edad” de estas nuevas madres?
También lo tratamos en su día como consecuencia de la enorme pléyade de embarazos más allá de los cuarenta años entre nuestras pacientes occidentales; puede leerse en http://www.neyro.com/2016/03/23/los-riesgos-perinatales-aumentan-por-encima-de-los-40-anos/
Todo ello condiciona que la reproducción asistida tenga como factor etiológico fundamental la edad de la mujer como factor disgregador de la fertilidad humana y así lo hicimos notar en una noticia que publicábamos en el web hace unos meses y que puede seguirse en http://www.neyro.com/2015/01/26/aumenta-la-edad-media-de-las-pacientes-en-la-reproduccion-asistida/
Ahora, en la colaboración semanal que el responsable de contenidos de este web, el Dr. José Luis Neyro, tiene en el programa de Radio Popular y que conduce su director el periodista Ramón Bustamante, han dialogado entre ambos de manera tranquila sobre estos extremos reflexionando en voz alta si el problema de la natalidad tardía es un problema para la mujer, quizás para la madre concreta, acaso más para la sociedad….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *