La esterilidad masculina tiene ahora nuevas posibilidades de tratamiento.

El investigador de la Queen’s University, Richard Oko, y sus colaboradores han descubierto un método promisorio para tratar la esterilidad masculina utilizando una versión sintética de la proteína originada en el espermatozoide y conocida como PAWP. Los investigadores descubrieron que esta proteína es suficiente y necesaria para iniciar el proceso de fecundación.
Téngase en cuenta, aclara el experto José Luis Neyro (pionero en España en técnicas de reproducción asistida desde los lejanos años ochenta; ver en http://www.neyro.com/2010/07/05/el-primer-bebe-probeta-vasco-cumple-25-anos/), que de cada cinco parejas en nuestro país, en el momento actual una tiene problemas de fertilidad y el facto masculino está presente en más del 40% de todos los casos de subfertilidad.

La investigación del Dr. Oko ofrece ahora la posibilidad de diagnosticar y tratar casos de esterilidad por factor masculino en los que el espermatozoide de un paciente no puede iniciar o inducir a la activación del óvulo para formar un embrión en etapa temprana. «PAWP puede inducir al desarrollo del embrión en óvulos humanos de una manera similar al desencadenamiento natural del desarrollo del embrión por la célula espermática durante la fecundación», explica el Dr. Oko (Ciencias Biomédicas y Moleculares). «Con base en nuestros hallazgos, vislumbramos que los médicos podrán mejorar su diagnóstico y tratamiento de la esterilidad, un problema que afecta a 10%-15% de las parejas en todo el mundo»; cifras que en España, con el atraso constante del ejercicio de la maternidad de estas últimas décadas, se van al 16-20% (ver en el link http://www.neyro.com/2014/03/26/la-tasa-de-natalidad-en-espana-se-situa-a-la-cola-de-la-union-europea/).

Los resultados del estudio que ahora comentamos resaltan las potenciales aplicaciones clínicas de la PAWP del espermatozoide como un indicador de tratamiento de la esterilidad. Puesto que la mayor parte de los tratamientos de la esterilidad humana ahora se realizan inyectando un solo espermatozoide directamente en un óvulo, los suplementos de la proteína PAWP para los espermatozoides humanos se podrán utilizar con el fin de mejorar la tasa de éxito de los tratamientos de esterilidad en el futuro. Podremos mejorar todavía más los tratamientos en cuanto a su eficacia reproductiva, ya muy elevada, según relata nuestro experto (ver en el link http://www.neyro.com/2014/07/24/eficacia-del-60-en-la-fecundacion-in-vitro-en-espana/)

No en todos los lugares se pueden contar las mismas cifras de éxito, señala José Luis Neyro; según el Informe Anual de 2013 sobre Técnicas de Reproducción Asistida del Centers for Disease Control and Prevention, sólo cerca de 37% de los ciclos de tratamiento dan por resultado un embarazo exitoso. Esta baja tasa de éxito puede deberse a diversos factores del hombre y la mujer, entre ellos la imposibilidad de la célula espermática de iniciar la fecundación y desencadenar el desarrollo del embrión al entrar en el óvulo.

«Los resultados de nuestro estudio sientan las bases para la investigación adicional de la proteína PAWP como un indicador molecular del diagnóstico y como factor para mejorar los tratamientos de la esterilidad», dice el Dr. Oko.

El Dr. Oko trabajó con su ex estudiante de doctorado Mahmoud Aarabi y Clifford Librach y Hanna Balakier en el Centro de Fecundidad CreATe en Toronto en su última investigación, la cual fue publicada en la revista FASEB, la revista en biología más citada en el mundo

Fuente: http://www.medicalnewstoday.com/releases/280926.php

2 pensamientos en “La esterilidad masculina tiene ahora nuevas posibilidades de tratamiento.”

  1. Por abundarlo más y aunque es una temática altamente especializada, comentaremos alguna cosa más de esta nueva proteína.

    Esta nueva sustancia es una proteína extraíble alcalina de la cabeza del espermatozoide que reside exclusivamente en la región cubierta post-acrosomal de la teca perinuclear (PT) y se expresa y se ensambla en las espermátidas que se alargan antes de formarse los espermatozoides adultos, maduros.

    Es una proteína que comparte homología de secuencia con la mitad N-terminal de la proteína de unión de dominio WW-2, mientras que la mitad C-terminal es único y rico en prolina.

    Fue descrita en el lejano 2007 en Ontario por el grupo del Dr. Oko con el Dr. Wu como primer firmante de aquel manuscrito, en la revista de química biológica.

    Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17289678

Los comentarios están cerrados.