Nuevos tratamientos de la mano de la tecnología se abren paso poco a poco para mejorar CoVID19

Poco a poco (aunque yo me atrevería a decir que mucho más rápidamente que lo siquiera imaginado) van llegando buenas noticias acerca de cómo mejorar la situación de esta pandemia. Sabíamos de sobra hace mucho, aunque nuestras (respetadas) autoridades sanitarias primero lo negaron y luego lo dudaron, que las mascarillas ofrecían una protección magnífica (y así lo contamos en https://www.neyro.com/2020/06/22/mascarillas-y-distancias-fisicas-para-evitar-rebrotes-la-polemica-que-no-cesa/)

Luego un tiempo después fuimos teniendo algunos tratamientos (más bien fallidos porque no se acabaron de concretar como decíamos en https://www.neyro.com/2020/04/10/un-conocido-farmaco-antiparasitario-inhibe-la-replicacion-de-sars-cov2-in-vitro/). Es evidente que el paso definitivo será la prevención primaria a través de las vacunas (como ya orientamos en varios post, el último hace bien poco en ), pero teníamos pocos tratamientos específicos…

Ahora, casi de golpe, con fecha 21.11.2020, la FDA ha emitido la autorización de uso de emergencia (AUE) en Estados Unidos, para la administración conjunta de Casirivimab e Imdevimab como tratamiento de CoVID19 leve a moderada en pacientes adultos y pediátricos (12 años o más, que pesen al menos 40 kilogramos), con resultados positivos en la prueba viral directa del SARS-CoV-2 y que tienen un alto riesgo de progresar a CoVID19 grave. Esto incluye a aquellos que tienen 65 años o más o que tienen ciertas afecciones médicas crónicas.

El asunto tiene trascendencia cuando ya conocemos bastante bien incluso las causas de mortalidad de esta maldita enfermedad que tanto ha cambiado nuestras vidas (véase en https://www.neyro.com/2020/09/30/analizando-las-causas-de-mortalidad-por-covid19-en-espana/). Pues bien, ahora nos llega la noticia de eta pareja  de anticuerpos monoclonales cuya nota original puede verse con detalle en el enlace siguiente  https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/coronavirus-covid-19-update-fda-authorizes-first-covid-19-test-self-testing-home

En un ensayo clínico que incluyó pacientes con CoVID19, se demostró que Casirivimab e Imdevimab, administrados juntos, reducen la tasa de hospitalización o de visitas Urgencias en pacientes con alto riesgo de progresión de CoVID19 en los 28 días posteriores al tratamiento, en comparación con el placebo. Se sigue evaluando la seguridad y eficacia de esta terapia en este contexto. Casirivimab e imdevimab deben administrarse juntos mediante perfusión intravenosa. La combinación está autorizada para pacientes que están hospitalizados o que requieren oxigenoterapia debido a CoVID19.

Sobre el diseño del ensayo, deberemos contar que los datos que respaldan esta AUE para Casirivimab e Imdevimab se basan en un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo con 799 adultos no hospitalizados con síntomas de CoVID19 de leves a moderados. De estos pacientes, 266 recibieron una única infusión intravenosa de 2.400 miligramos de Casirivimab e Imdevimab (1.200 mg de cada uno), 267 recibieron 8.000 mg de Casirivimab e Imdevimab (4.000 mg de cada uno) y 266 recibieron placebo, en los tres días siguientes del resultado positivo para SARS-CoV2. En la imagen, el envase de uno de ellos.

El criterio de valoración principal preespecificado fue el cambio medio ponderado en el tiempo en la carga viral desde el inicio. La reducción de la carga viral en los pacientes tratados con Casirivimab e Imdevimab fue mayor que en los pacientes tratados con placebo en el día 7. Sin embargo, la evidencia más importante de que los dos fármacos nuevos administrados juntos pueden ser efectivos provino del criterio de valoración secundario predefinido de visitas médicas relacionadas con el CoVID19, en particular hospitalizaciones y visitas a Urgencias en los 28 días posteriores al tratamiento.
Para los pacientes con alto riesgo de progresión de la enfermedad, la tasa de visitas fue del 3 % en los pacientes tratados con Casirivimab e Imdevimab (en la imagen) en comparación con el 9 % en los pacientes tratados con placebo. Estos efectos fueron similares en los pacientes que recibieron cualquiera de las dos dosis de ambos productos. Los posibles efectos secundarios de Casirivimab e Imdevimab incluyen: anafilaxia y reacciones relacionadas con la infusión, fiebre, escalofríos, urticaria, picazón y enrojecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *