Los bajos niveles de vitamina D se asocian bien con CoVID19; un metanálisis de la evidencia.

La ciencia va consolidando su evolución tomando como base los hallazgos, siempre dinámicos de la investigación; esta, más tarde, a veces con prisa ( ya veces hay que desmentirla después…, como en https://www.neyro.com/2020/06/29/publicaciones-cientificas-que-a-veces-no-son-fiables-y-las-revistas-se-retractan/), se publica en revistas de alto impacto por el número de veces que todos citamos sus artículos y así, poco a poco pero sin detención, vamos consolidando el conocimiento científico. Al margen de opiniones o apriorismos, solo con hechos y demostrables. La evidencia científica, además, puede ser clasificada de mayor a menor en función no de lo creíble que es lo que en el estudio se afirma sino por el valor que aporta al conocimiento general.

De esta manera, en la pirámide adjunta mostramos la diferente valoración de los distintos niveles de la evidencia científica, su jerarquía en definitiva; todo está presidido por el meta-análisis. Este no es otra cosa que un complejo análisis estadístico que reúne y resume el valor de lo publicado en decenas o a veces en centenares de estudios previos de diferentes investigadores y grupos diversos alrededor de todo el mundo.
Vaya esta introducción para comentar que hasta ahora, varios estudios observacionales sugieren que el riesgo y el pronóstico clínico de la enfermedad por coronavirus 2019 (CoVID19) están relacionados con un nivel bajo de vitamina D (véase por ejemplo en https://www.neyro.com/2020/09/08/serviria-la-vitamina-d-para-reducir-los-ingresos-en-uci-y-evitar-muertes-por-covid19/); sin embargo, los datos son todavía inconsistentes.
Para tratar de avanzar en este tema unos autores chinos (como en muchas ocasiones en los últimos años…) llevaron a cabo una revisión sistemática y meta-análisis para evaluar la asociación entre un nivel bajo de vitamina D y la CoVID19. El artículo se tituló «Low vitamin D status is associated with coronavirus disease 2019 outcomes: a systematic review and meta-analysis» y procede la publicación del Department of Geratology, Xiyuan Hospital, China Academy of Chinese Medical Sciences, Beijing (10091), China. El original puede seguirse en https://www.ijidonline.com/article/S1201-9712(20)32600-X/fulltext. En la imagen la portada de la revista.
La búsqueda sistemática se realizó en PubMed, Embase y la Biblioteca Cochrane hasta el 25 de septiembre de 2020. Se aplicaron la diferencia de medias estandarizadas (DME) o la odds ratio y el intervalo de confianza (IC) del 95 % correspondiente para estimar la combinación de resultados. Para el meta-análisis se utilizaron modelos de efectos aleatorios o fijos basados en la heterogeneidad. Los autores evaluaron nada menos que 522 artículos inicialmente de lo que al final, seleccionaron por diferentes motivos los 10 que escrupulosamente cumplían mejor las condiciones de lo que ellos intentaban evidenciar acerca del papel de los niveles de vitamina D en CoVID19, de acuerdo con el diagrama de flujo que mostramos ahora.

Se seleccionaron finalmente un total de 10 artículos con 361.934 participantes para el metaanálisis. En general, la OR combinada en el modelo de efectos fijos mostró que la deficiencia o insuficiencia de vitamina D se asoció con un mayor riesgo de CoVID19 (OR 1,43; IC 95 % 1,00-2,05).  Traducimos: las personas que tiene insuficiencia (menos de 30 ng/ml) o deficiencia (menos de 20 ng/ml) de vitamina D tiene hasta un 43% más riesgo de contraer CoVID19.

Pero, sensu contrario, además, las personas positivas para CoVID19 tenían niveles más bajos de vitamina D que las personas negativas para CoVID19 (DME = −0,37; IC 95 % = −0,52 a −0,21). Existió heterogeneidad significativa en ambos criterios de valoración y alto riesgo de sesgo de publicación. Traducimos: las personas que tienen CoVID19 tienen un 63% menos vitamina D que los que no tienen CoVID19.

Esta revisión sistemática y metaanálisis indica que un nivel bajo de vitamina D puede estar asociado con un mayor riesgo de infección CoVID19. Es evidente que el asunto no termina ahora ni aquí…; este artículo ha sido publicado el 01.01.2021 y ya para el sábado 16 del mismo mes mereció que hasta 887 personas e investigadores de todo el mundo (el creador de contenidos de este web entre ellos), se interesaran por él, con hasta 539 descargas del mismo… Un bombazo, que diría un influencer tratándose de algo tan técnico, ¿no le parece amable lector?

Sea como fuere, se necesitan más estudios para evaluar el impacto de la suplementación con vitamina D en la gravedad clínica y el pronóstico en pacientes con CoVID19. Seguiremos informando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *