¿Estudiamos adecuadamente los abortos involuntarios de cada mujer?

Cabrían muchas razones para explicarlo, pero ninguna de todas ellas sería ni suficiente ni lo ¡zanjaría como satisfactorio. Tenemos un déficit en este blog (solo uno?) y es que le hemos dedicado poco espacio a los abortos naturales…, si puede ser «natural» la pérdida de un embarazo… No nos referimos a los problemas derivados de los abortos voluntarios o de las dificultades para que sean realizados en las mejores condiciones en nuestra sanidad (ver en https://www.neyro.com/2020/01/22/sobre-las-tecnicas-de-finalizacion-temprana-del-embarazo/), sino a los que se producen en contra de la voluntad de la gestante.

Antiguamente, las mujeres en general quedaban gestantes ocho, diez o veinte veces a lo largo de su vida (antes de la generalización de los modernos métodos anticonceptivos (ver en https://www.neyro.com/2020/05/14/nuevas-formas-de-pildora-anticonceptiva-para-cada-vez-mas-tipos-diferentes-de-mujeres/); por ello, no era infrecuente que acumulara quien más o quien menos, dos o tres abortos y hasta dos o tres niños muertos… Era el mundo de nuestras abuelas y bisabuelas. Hoy las cosas han cambiado mucho y para bien en estos campos.

Hay, en nuestro país, el número de hijos por mujer no rebasa apenas la cifra de 1.3 (conocemos que la llamada «fecundidad de reemplazo» se refiere a la fecundidad mínima necesaria para que una población cerrada (las migraciones se entienden aparte) se mantenga indefinidamente en el tiempo, sin disminuir su volumen, y suele cifrarse en 2,1 hijos por mujer como promedio). Por ello cada gestación hoy se cuida como nunca y tiene un inmenso valor como nunca antes la sociedad se lo había concedido.

Nada diremos con esos antecedentes si en vez de una sola pérdida gestacional, el suceso se repite en la misma pareja. Así, las parejas con pérdidas recurrentes del embarazo (PRE) a menudo son derivadas a especialistas en reproducción para determinar el motivo de los abortos repetidos. Se ha publicado ahora una revisión que pretende ayudar a desarrollar una estrategia que sea eficaz para proporcionar un diagnóstico preciso y rentable para el sistema sanitario. El trabajo se ha titulado  «A new algorithm for the evaluation of recurrent pregnancy loss redefining unexplained miscarriage: review of current guidelines» y puede encontrarse en  https://journals.lww.com/co-obgyn/fulltext/2020/10000/a_new_algorithm_for_the_evaluation_of_recurrent.10.aspx. En la imagen, la portada de la revista…

Las sociedades internacionales que han publicado diferentes recomendaciones para la evaluación de las PRE consideran oportuno iniciar una evaluación después de dos (o tres) abortos espontáneos clínicos. Sin embargo, el médico que siga estas directrices podrá ofrecer una posible explicación a menos de la mitad de las parejas evaluadas. Entre otras razones, por ejemplo, porque sabemos hoy que niveles «no demasiado elevados» de TSH, pero siempre por encima de 3.6…»solo», son definitivos en el incremento del riesgo de pérdidas gestacionales precoces (por más que en España no atendamos estas cuestiones con la pulcritud que será deseable; ver en https://www.neyro.com/2020/09/14/si-tu-deseo-es-ser-madre-estamos-tratando-bien-en-espana-el-control-del-tiroides-para-un-embarazo-saludable/)

El algoritmo inmediatamente aquí arriba muestra del original de la publicación comentada, la propuesta de estudio clínica para las pérdidas gestacionales repetidas (los autores lo sugieren a partir del segundo aborto consecutivo). Por otro lado y por abundarlo más, recientemente, se ha demostrado que las pruebas genéticas del tejido de los abortos espontáneos utilizando análisis de microarrays de 24 cromosomas (CMA) en el momento de la pérdida del segundo embarazo junto con los exámenes clínicos, proporcionan una explicación en más del 90% de los casos. La pregunta en tonces debiera ser ¿en cuántos casos de abortos espontáneos realizamos de rutina este tipo de estudios?

En definitiva, las nuevas guías para la evaluación completa de las PRE deben considerar agregar la prueba 24-CMA en el tejido del aborto espontáneo. Brindar a las parejas una explicación de los abortos recurrentes les ayuda a lidiar con la pérdida y evita instaurar terapias no probadas. La pérdida de embarazo verdaderamente inexplicable se puede reducir a menos del 10% con este nuevo algoritmo. La incorporación de estas estrategias resultará en un ahorro de costes para los sistemas sanitarios y, lo que es más importante si cabe, un enorme incremento de la satisfacción de las parejas implicadas lo que les llevará a mejorar su calidad de vida.

A veces, enfatizamos nuestros esfuerzos en los tratamientos olvidando (o no teniendo en cuenta siempre…) que un buen diagnóstico debe presidir cualquier intento de nuevos tratamientos (véase en https://www.neyro.com/2020/06/27/debemos-tratar-con-progesterona-la-hemorragia-genital-de-la-amenaza-de-aborto-al-comienzo-del-embarazo/). Y ya en el lejano 2012 en este mismo lugar nos ocupamos de uno de los aspectos acá señalados, en relación con la importancia del control del funcionamiento tiroideo para el desarrollo de una gestación sana y sin complicaciones (ver en https://www.neyro.com/2012/07/13/la-importancia-del-control-del-hipotiroidismo-en-el-embarazo/)
En fin, como de este tema de los abortos y otros de salud de la muer…, seguiremos informando….

 

2 comentarios sobre “¿Estudiamos adecuadamente los abortos involuntarios de cada mujer?”

  1. Muchas gracias por sus escuetas pero significativas palabras, mi estimado colega Dr. Óscar de la Garza.

    Seguiremos informando….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *