¿Debemos tratar con Progesterona la hemorragia genital de la amenaza de aborto, al comienzo del embarazo?

Los británicos, en salud y sobre todo en asistencia sanitaria se han caracterizado siempre por sus evaluaciones de coste-efectividad de las medidas sanitarias, de los tratamientos médicos. Se dice que son los que mejor evalúan la eficiencia de las medidas de su sistema saniotarioy, desde luego, son muchos otros sistemas los que miran sus conclusiones antes de poner algo novedoso en marcha. Igualmente en temas de salud de la mujer como el que anunciamos en esta noticia; podríamos haberla titulado ¿merece la pena tratar con progesternoa natural (P4) las amenazas de aborto? Hace ya un tiempor que P4 había demostrrado servir para prevenir los partos pretérmino (ver en  https://www.neyro.com/2017/04/05/resulta-util-la-progesterona-natural-para-evitar-los-partos-prematuros/ )

Incluso, un amplio grupo español de investigadores demostró de forma prospectiva y con un buen ensayo que era adecuado su empleo como tratamiento de los embarazos afectos de amenaza de parto pretérmino (como contamos en https://www.neyro.com/2017/02/03/sirve-realmente-la-progesterona-vaginal-como-tratamiento-para-evitar-un-parto-prematuro/) Pero la duda respecto a su empleo en la primera pàrte del embarazo seguía latiendo en la cabeza de los obstetras de medio mundo.
Ahora, quizás no de forma definitiva como casi siempre en ciencia y en investigación, nos llega una publicación que arroja un poco más de luz sobre el tema. El trabajo evaluó la relación coste-efectividad de P4 en comparación con el placebo para prevenir la pérdida del embarazo en mujeres con sangrado vaginal temprano; en español a esta situación la llamamos «amenaza de aborto» y de ahí el título de la noticia.
Se trataba ahora de hacer evaluación económica y se llevó a cabo en el marco de un gran ensayo aleatorizado multicéntrico controlado con placebo y efectuado en 48 unidades especializadas del Reino Unido. La cohorte incluyó a 4.153 mujeres de 16 a 39 años con sangrado al inicio del embarazo y evidencia ecográfica de un saco intrauterino; mostramos ahora la clasificación general de los abortos por tiempo de gestación.
El estudio (de título original «The cost‐effectiveness of progesterone in preventing miscarriages in women with early pregnancy bleeding: an economic evaluation based on the PRISM trial»), realizó un análisis de coste-efectividad incremental desde las perspectivas del Servicio Nacional de Salud (NHS) y los Servicios Sociales Personales. Se realizaron análisis por subgrupos en mujeres con uno o más y tres o más abortos espontáneos previos. La medida principal fue el coste por nacimiento vivo adicional a ≥34 semanas de gestación. El lector interesado puede seguir el original en https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/1471-0528.16068 con una portada del número de British Journal, que mostramos abajo.
La pregunta es si ¿se puede evaluar económicamente una vida? Y la respuesta, en términos de una mejor gestión sanitaria, nos dice que por supuesto se puede; es más…, se debe!!! Pues bien, en nuestro estudio, los autores encontraron que la administración de progesterona condujo a una diferencia de efecto de 0,022 (IC 95% -0,004 a 0,050) en el ensayo. El coste promedio por mujer en el grupo de progesterona fue de 76 libras esterlinas (83.91 euro, al cambio del día en que se escribe esta noticia, en fecha 26.06.2020) (IC 95% 559 a 711), más que el coste promedio en el grupo de placebo. La relación coste-efectividad incremental para P4 en comparación con placebo fue de 3.305  £ por nacimiento vivo adicional (3.007,55 € al mismo cambio). 
Para las mujeres con al menos un aborto espontáneo previo, la progesterona fue más efectiva que placebo con una diferencia de efecto de 0,055 (IC 95% 0,014-0,096) y esto se asoció con un ahorro de costes de 322  £ (IC 95% -1318 a 673) (equivalente a 293.02 euros); la imagen de arriba corresponde al mismo trabajo original comentado.
Estos resultados sugieren que la progesterona se asocia con un pequeño impacto positivo y un pequeño coste adicional. En los análisis por subgrupos fueron más favorables, especialmente para las mujeres que tuvieron uno o más abortos espontáneos previos. Con estos datos, la progesterona parece ser una intervención rentable, especialmente para las mujeres con abortos espontáneos previos.También la sanidad, la asistencia sanitaria (a no confundir, por Dios, con la salud, tal y como demostramos en https://www.neyro.com/2020/01/05/existe-el-derecho-a-la-salud/), puede y debe ser evaludada en términos de coste enconómico, en términos de eficiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *