Sobre las técnicas de finalización (temprana) del embarazo

En general , llamamos aborto involuntario a la pérdida espontánea de un feto antes de la semana 20 del embarazo; cuando esta pérdida sucede después de 20 semanas se habla de muerte fetal o aborto tardío según algunas terminologías. Estamos haciendo alusión acá a los abortos espontáneos, no a los provocados en los que los tiempos solo se consideran a los efectos legales de incluirlos en los plazos legalmente admitidos en la legislación de cada país.

Un aborto espontáneo también se denomina «aborto natural» y se refiere a los hechos que ocurren naturalmente y no a abortos terapéuticos que es ciertamente un término muy equívoco pues no se cura nada ni a nadie finalizando un embarazo tempranamente; se dice así que los abortos son provocados en oposición a los que aludíamos al principio que eran los espontáneos.

Los abortos, aludiendo a una pérdida temprana en el embarazo son de variadas formas o con complementos en su nomenclatura que explicamos en las siguientes divisiones, a saber:

  • Aborto consumado: es aquella situación en la que todos los productos (tejidos) de la concepción salen del cuerpo y se evacúan de forma espontánea.
  • Aborto incompleto: en esta otra, sólo algunos de los productos de la concepción salen del cuerpo y es necesario finalizar la evacuación total.
  • Aborto inevitable (o inminente): no se pueden detener los síntomas y se presenta el aborto espontáneo.
  • Aborto séptico: el revestimiento del útero (el endometrio) y cualquier producto restante de la concepción resultan infectados.
  • Aborto retenido: el embarazo se pierde y los productos de la concepción no salen del cuerpo y se mantienen en el interior del útero…., por tiempo.
Ocasionalmente en una información médica también puede surgir el término amenaza de aborto. Aquí, los síntomas de esta afección son dolores cólicos abdominales con o sin sangrado vaginal y de ordinario suelen ser un signo de que se puede presentar un aborto en los próximos tiempos.
Hasta aquí podríamos decir que es la teoría….; nada comentamos sobre las cusas de las pérdidas gestacionales precoces, de los abortos espontáneos, las más de las veces como consecuencia de los daños inherentes a la mala salud embrionaria por sus propias alteraciones. En los últimos tiempos, al menos en la reproducción asistida, podemos aproximarnos cada vez más a la salud embrionaria mediante distintos métodos (ver en http://www.neyro.com/2015/09/02/determinacion-de-la-salud-embrionaria-en-las-primeras-30-horas-desde-la-concepcion/).
Diferente cuestión es la concerniente a la forma en que los ginecólogos terminamos con la evacuación uterina; ¿es siempre necesaria la intervención quirúrgica como antaño?, ¿Qué significa el término «legrado»?, ¿se puede interrumpir un embarazo con la famosa «píldora abortiva»?, ¿es aplicable la finalización farmacológica a todos los tipos de aborto?, ¿da igual interrumpir una gestación de dos faltas o un embarazo de cuatro meses?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *