Archivo de la categoría: Tratamiento Hormonal Sustitutivo

LA TERAPIA HORMONAL ES úTIL EN CASOS CONCRETOS Y A DOSIS BAJAS

NOTICIA PUBLICADA EN EL DIARIO EL MUNDO POR CRISTINA MARTOS

Especialistas en ginecología y obstetricia han recomendado el
uso de la terapia hormonal, en pequeñas dosis y en periodos de
seis meses a un año, para tratar los síntomas del climaterio en
aquellas mujeres cuya calidad de vida se ve mermada por este
motivo.

Durante las jornadas de ‘Actualizaciones en Ginecología y
Obstetricia’ organizadas por la Sociedad Española de Ginecología
y Obstetricia (SEGO) y el Gabinete Médico Velázquez, diversos
especialistas han concluido que la terapia hormonal (TH) sigue
siendo la mejor opción para controlar los síntomas vasomotores
de la menopausia (fundamentalmente los sofocos). No obstante,
han destacado que otros tratamientos, como la fitoterapia, son
útiles para aquellas mujeres con molestias leves.

«Tenemos buenas noticias de nuevo para las menopausias. Las
mujeres con síntomas graves se pueden tratar gracias a dosis más
bajas y a tratamientos de menor duración que hacen segura la
terapia hormonal», anunció José Manuel Bajo Arenas, presidente
de la SEGO. «Además, el elenco de fármacos para manejar el
climaterio es más amplio ahora», añadió.

El consenso entre los especialistas es evidente. El denominador
común es recetar la TH a las mujeres cuyos síntomas afectan a su
calidad de vida. Las dosis empleadas deberán ser lo más pequeñas
posible y el periodo de tratamiento de seis meses a un año, con
un máximo de cuatro años, siempre y cuando se hayan evaluado
previamente los riesgos y beneficios en cada caso.

Como punto de partida, la menopausia es un proceso fisiológico
normal en el sexo femenino. Se trata de la pérdida de la
fertilidad y no es una patología salvo que tenga lugar a edades
muy tempranas o que vaya acompañada de una sintomatología que
altere la calidad de vida de la mujer. Como explicó Daniel
Lubián, del Hospital Clínico de Puerto Real (Cádiz), «es
necesario determinar qué pacientes se van a beneficiar de la TH
y recetarla sólo en estos casos». Críticas al WHILa catástrofe
de la TH se debió casi de forma exclusiva a los resultados del
WHI (Womens Health Initiative), un gran estudio
observacional en el que participaron más de 160.000 mujeres que
la organización decidió suspender antes de tiempo debido al
aumento de las muertes por patología cardiovascular y de los
casos de cáncer de mama.

Pero tras un periodo de confusión, algunos especialistas
comenzaron a llamar la atención sobre las características de la
población estudiada por WHI, tal y como recordó Jose Luis Neyro,
ginecólogo del Hospital de Cruces (Bilbao)
. Las participantes de
este ensayo eran mayores (edad media de 63,3 años), no
necesitaban este tratamiento y tenían, probablemente, factores
de riesgo o enfermedades coronarias.

«Si agrupamos a las menores de 60 años, la mortalidad global
descendía, porque es muy distinto dar TH a pacientes sanas que a
mujeres con enfermedad cardiovascular. Los estrógenos son la
puntilla de estas pacientes», explicó Neyro. Alternativas
disponiblesEl varapalo a la TH dio paso a la búsqueda de otras
terapias. Acupuntura, técnicas de relajación, fitoterapia,
tratamiento con antidepresivos, etc. Ninguno de ellos ha
demostrado una efectividad mejor o igual que la de los
estrógenos para reducir los sofocos, pero algunos son opciones
reales para mujeres en las que la sintomatología sea leve o para
aquellas que no puedan usar la TH por otras razones, como el
cáncer de mama.
Seguir leyendo LA TERAPIA HORMONAL ES úTIL EN CASOS CONCRETOS Y A DOSIS BAJAS

El consumo de tabaco adelanta entre dos y tres años la llegada de la menopausia

El aumento del consumo de tabaco en las mujeres en los últimos años
trae de cabeza a los ginecólogos. Sobre todo con la vista puesta en un futuro no muy lejano.
Teniendo en cuenta que fumar adelanta «una media de dos-tres años» la edad de la
menopausia, algunos médicos vaticinan que en los próximos años se va a producir una
auténtica avalancha de retiradas prematuras de la regla. «El grueso de la mujer que está
fumando ahora -la Asociación Española contra el Cáncer calcula que el 27% de la españolas
fuma- todavía no nos ha llegado a las consultas, pero en breve llegará una gran
remesa a la edad de la menopausia de forma anticipada», asegura José Luis Neyro, médico del Servicio de Ginecología del Hospital de Cruces. Además, el tabaco contribuye a la aparición de la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares que surgen
tras la menopausia en la mujer.

Seguir leyendo El consumo de tabaco adelanta entre dos y tres años la llegada de la menopausia

Los expertos abogan por individualizar los tratamientos en la menopausia para mejorar la calidad de vida de la mujer

Cerca de 100.000 mujeres en el País Vasco tienen 50 años o más

ALREDEDOR de 100.000 mujeres en el País Vasco tienen 50 años o más, edad en la que aparece normalmente la menopausia. «La mujer vasca es la que mayor esperanza de vida tiene de toda Europa, con una media de 84,7 años, lo que conlleva la necesidad de una mayor preocupación por la atención sanitaria que estas mujeres reciben en los años posteriores a la menopausia, teniendo en cuenta, además, que con su llegada aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades, como osteoporosis, obesidad, trastornos cardiovasculares, tumores ginecológicos y disfunciones urogenitales», explicó el doctor José Luis Neyro, ginecólogo y miembro de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), coordinador y ponente de la Reunión Climaterio y Menopausia, que la AEEM se celebró ayer en Bilbao. «No obstante», añadió «en la actualidad, lo más importante en la atención que se da a la mujer, en concreto en la menopausia, es ofrecer una atención integral, más allá de las patologías, en la que lo fundamental es mantener y mejorar la calidad de vida de las mujeres». En esta atención, el doctor Neyro destaca la necesidad de poner en práctica la medicina preventiva: «Cuando una mujer comienza a tener desarreglos menstruales debe continuar con los hábitos de vida saludable recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente. Así, debe realizar ejercicio físico de forma continua, como andar a paso ligero durante media hora todos los días, no fumar, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, tener una alimentación equilibrada y rica en alimentos con calcio, etc.». Durante el Curso Climaterio y Menopausia, en el que se han dado cita ginecólogos, psiquiatras, reumatólogos e internistas y médicos de Atención Primaria del País Vasco, se revisaron las incidencias del diagnóstico y tratamiento de los síntomas de la menopausia. «Además», afirma el doctor Neyro, «se está haciendo hincapié en el valor de la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia sobre todo a dosis bajas, una vez demostrada su alta eficacia y su ausencia de riesgos, en la importancia de las medidas preventivas en esta etapa de la vida, así como de la anticoncepción en la perimenopausia y del abordaje terapéutico de la disfunción sexual femenina». Síntomas climatéricos Según el doctor Santiago Palacios, presidente de la AEEM, «este encuentro persigue el objetivo de nuestra Asociación de fomentar, desarrollar y promover el estudio del climaterio, formando a los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer menopáusica. Así, la AEEM viene celebrando estos encuentros hace años (es el segundo año que se celebra en Bilbao) y celebrará próximamente otras reuniones con el mismo fin en otras ciudades». «No obstante», añade este experto, «en la actualidad, tenemos datos que nos confirman el hecho de que hay tratamientos hormonales, en concreto la terapia combinada de estrógenos a bajas dosis con progesterona natural micronizada, que no aumentan el riesgo de cáncer de mama». Ésta es una de las conclusiones del Estudio E3N, realizado por el Instituto Gustave-Roussy de Francia y avalado por la Liga Francesa contra el Cáncer, la Comunidad Europea y el Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia, y es la cohorte francesa del Estudio EPIC (Investigación Prospectiva Europea sobre Cáncer y Nutrición), que ha coordinado la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer. «En cualquier caso, debemos cubrir las necesidades de la mujer en cada momento y etapa de la menopausia, individualizando el tratamiento, reevaluando sus necesidades de forma conjunta con cada paciente y enfocando cualquier acción a aportar bienestar a su vida»,explica Neyro. A este respecto, el doctor Neyro destaca la importancia de la calidad de vida de la mujer en la menopausia: «la calidad de vida de la gran mayoría de las mujeres cuando llegan a la menopausia empeora de forma notable, no sólo por el aumento del riesgo de padecer algunas patologías asociadas, sino por el aumento de sintomatología muy desagradable como las sofocaciones, la sudoración nocturna, la dificultad para las relaciones sexuales, el cansancio».

Nekane Lauzirika Bilbao, DEIA