Archivo de la categoría: Obstetricia

Las doulas carecen de cualquier capacitación científica

En los últimos meses se ha venido comentando en toda España la existencia de las llamadas «doulas» y sus funciones de asistencia (?) a mujeres embarazadas. Sin ninguna preparación científica, sin ninguna capacitación profesional, se pretende supuestamente ocupar el lugar que tradicionalmente ha venido desarrollando la matrona en la asistencia psico-emocional y físico de la gestante y la parturienta.

birth-466140_640

Las comparaciones son sencillamente imposibles: la matrona tiene una formación universitaria en su Diplomatura de Enfermería (tres o cuatro años en las escuelas universitarias de enfermería de las diferentes universidades que ofrecen esta diplomatura); tras ello, pasada una oposición nacional selectiva, la / el enfermera / o debe formarse durante otros dos años más, en una clínica u hospital acreditado como Especialista enfermera en Obstetricia y Ginecología. A partir de ahí, es matrona.

La doula…., no tiene formación…., ninguna¡¡¡. Sencillo. Se le supone buena voluntad pero, dicen las matronas…., su función a veces interfiere con su profesional asistencia a la gestante y a la parturienta y puede incluso llegar a poner en peligro la vida del feto, acaso incluso de la madre, con sus decisiones no basadas en conocimientos de los que carece.

 

El Dr. Neyro debate sobre este interesante tema con Susana Porras directora y presentadora de Objetivo Bizkaia en Tele7.

Podemos diagnosticar el 98% de los casos de anomalías cromosómicas durante el embarazo

El número de fetos que presentan algún tipo de anomalía cromosómica, entre las que se encuentra el síndrome de Down, ha aumentado en los últimos años, dados los mayores avances en los diagnósticos, así como la cada vez más avanzada edad de nuestras gestantes, el incrementado deseo de saber sobre cada feto por parte de sus padres y el descenso continuado de las gestaciones en todo el occidente, particularmente en nuestro país, señala el Dr. Neyro.
La capacidad de detección y diagnóstico de casos de anomalías cromosómicas en el feto durante el embarazo ha aumentado del 30% a más del 98% en las últimas décadas como resultado de los nuevos avances tecnológicos y estudios médicos que existen en la Medicina Materno Fetal. Nos ocupamos de ello en una reciente nota que al respecto publicamos en este mismo blog hace ya unos meses; (ver en http://www.neyro.com/2013/02/10/se-acerca-un-nuevo-avance-en-diagnostico-prenatal-prueba-no-invasiva-de-identificacion-de-anomalias-cromosomicas/)

 
Así se puso de manifiesto durante la ‘I Jornada de Actualización en Medicina Materno Fetal’, organizada en el Iberostar Grand Hotel Mencey por la Unidad de Medicina Fetal del Grupo Hospiten y que contó con la participación de más de cien profesionales sanitarios de todo el archipiélago canario. El especialista en Obstetricia y Ginecología del Grupo Hospiten y coordinador de la Jornada, Walter Plasencia Acevedo, aseguró que las técnicas que existen hoy día «permiten identificar desde el primer trimestre de gestación muchas anomalías o posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo tanto en la madre como en el feto y establecer en muchos casos un tratamiento eficaz de forma precoz».
Durante la primera ponencia sobre ‘Screening de anomalías cromosómicas. Actualización en estudios de ADN fetal en sangre materna’, el Dr. Walter Plasencia hizo un repaso de los nuevos estudios ecográficos y analíticos que han permitido dar un salto cualitativo en la detección de anomalías cromosómicas y ofrecer a los padres una información más detallada del estado del feto. Según explicó, el número de fetos que presentan algún tipo de anomalía cromosómica, entre las que se encuentra el síndrome de Down, ha aumentado en los últimos años debido a la relación directa que existe con la edad de la mujer embarazada, que se ha incrementado considerablemente.
A través de los estudios del ADN fetal en sangre materna, los profesionales médicos han conseguido complementar el diagnóstico de estas anomalías, apoyándose en el material genético del feto para ofrecer un asesoramiento más preciso. Lo importante, añade el Dr. Plasencia, es que gracias a las nuevas técnicas «podemos ofrecer estudios más detallados con un diagnóstico mucho más preciso y asesorar a los futuros padres acerca del tratamiento más adecuado que, en algunos casos, pueden ser intervenciones prenatales que pueden salvar la vida del feto y mejorar su calidad de vida en el futuro».


Otra de las novedades que se abordaron durante la Jornada está relacionada con el uso de la resonancia magnética nuclear como herramienta que contribuye a mejorar la capacidad diagnóstica de la ecografía, en especial en algunas malformaciones asociadas al sistema nervioso central. Somos capaces incluso de anticipar cuándo una gestación tiene riesgo de prematuridad en un momento en el que la gestante trabaja a veces duras y largas jornadas anteponiendo a veces el propio trabajo al cuidado que requiere un embarazo, nos aclara el Dr. Neyro (ver en http://www.neyro.com/2014/05/20/un-nuevo-analisis-de-sangre-podria-prever-los-nacimientos-prematuros/)

Por otra parte, y en relación con las complicaciones que pueden detectarse en la madre, la Jornada abordó las nuevas técnicas que existen para predecir el grupo de mujeres embarazadas en las que existe mayor riesgo de hipertensión o preeclampsia y aplicar un tratamiento adecuado para evitar su aparición.

 
En la actualidad, el 1% de mujeres embarazadas desarrolla un estado hipertensivo grave que puede afectar tanto a la salud de la madre como del feto, causando problemas de crecimiento y desarrollo. Sin embargo, desde el primer trimestre del embarazo es posible detectar si existe riesgo de padecer esta enfermedad y aplicar algunas terapias antes de que derive en consecuencias graves. Igualmente, relata José Luis Neyro, la diabetes gestacional está trabando nuestras estadísticas pues una de cada diez gestantes tienen ya esa condición y las cifras tienden a aumentar, en virtud de la inadecuada dieta de una parte importante de nuestra población. (léase en http://www.neyro.com/2014/07/03/la-diabetes-gestacional-afecta-a-una-de-cada-10-mujeres-embarazadas/)

Día Mundial de la Espina bífida.

El 21 de noviembre se celebra en todo el mundo el día Internacional de la Espina Bífida. Esta es una malformación congénita del tubo neural, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no se han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea a ese nivel.
La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los tres meses siguientes….
Por ello, sabedores de estos hechos, los ginecólogos recomendamos en la llamada «visita pre-concepcional» a las mujres que desean ser mamás, señala el Dr. Neyro, el consumo de alimentos que contengan ácido fólico (y vitaminas del grupo B en general…) y suplementar la dieta con ácido fólico en forma medicamentosa entre cuatro a seis semanas antes de la concepción. esa sencilla medida, señala el Dr. Neyro, reduce extraordinariamente el riesgo de padecer defectos del tubo neural, en general.

A veces, si nada da el resultado apetecido…., se forma también un mileomeningocele, que es un defecto de nacimiento en el que la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran antes del nacimiento. Esta afección es un tipo de espina bífida.

images image024

Causas

Normalmente, durante el primer mes de un embarazo, los dos lados de la columna vertebral (espinazo) se unen para cubrir la médula espinal, los nervios raquídeos y las meninges (los tejidos que cubren la médula espinal). La espina bífida se refiere a cualquier defecto congénito que involucra cierre incompleto de la columna vertebral.

El mielomeningocele es el tipo más común de espina bífida. Es una anomalía del tubo neural en la cual los huesos de la columna no se forman completamente, lo que da como resultado un conducto raquídeo incompleto. Esto hace que la médula espinal y las meninges (los tejidos que recubren la médula espinal) protruyan de la espalda del niño.

El mielomeningocele puede afectar hasta 1 de cada 800 bebés.

El resto de espina bífida son en su mayor parte:

  • Espina bífida oculta, una afección en la cual los huesos de la columna no se cierran, pero la médula espinal y las meninges permanecen en su lugar y la piel generalmente cubre el defecto.
  • Meningocele, una afección en donde el tejido que cubre la médula espinal protruye a través del defecto de la columna, pero la médula espinal permanece en su lugar.

También se pueden presentar otros trastornos congénitos o defectos de nacimiento en un niño con mielomeningocele. La hidrocefalia puede afectar hasta el 90% de los niños con mielomeningocele. Igualmente, se pueden observar otros trastornos de la médula espinal o del sistema musculoesquelético, incluyendo siringomielia y dislocación de la cadera.

La causa del mielomeningocele es desconocida. Sin embargo, se cree que los bajos niveles de ácido fólico en el organismo de una mujer antes y durante el comienzo del embarazo juegan un papel en este tipo de defecto congénito. La vitamina ácido fólico (o folato) es importante para el desarrollo del cerebro y la médula espinal.

De igual manera, si un niño nace con mielomeningocele, los futuros niños de esa familia corren un riesgo más alto que el resto de la población general. Sin embargo, en muchos casos, no hay conexión con la familia.

Algunos han planteado la teoría de que un virus puede jugar un papel, debido a que hay una tasa mayor de esta afección en niños que nacen a comienzos del invierno. Las investigaciones también señalan posibles factores ambientales como la radiación.

Síntomas

Un recién nacido puede presentar un saco que sobresale de la mitad a la parte baja de la espalda. El médico no puede ver a través del saco cuando proyecta una luz por detrás. Los síntomas abarcan:

  • Pérdida del control de esfínteres
  • Falta de sensibilidad parcial o total
  • Parálisis total o parcial de las piernas
  • Debilidad en las caderas, las piernas o los pies de un recién nacido

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Pies o piernas anormales, como pie zambo
  • Acumulación de líquido dentro del cráneo (hidrocefalia)
  • Pelo en la parte posterior de la pelvis llamada área sacra
  • Depresión del área sacra

Pruebas y exámenes

La evaluación prenatal puede ayudar a diagnosticar esta afección. Durante el segundo trimestre o más modernamente al final del primero, según señala nuestro expereto el Dr Neyro, las mujeres embarazadas pueden hacerse un examen de sangre llamado prueba de detección cuádruple.

Este examen averigua el reisgo de padecer  mielomeningocele, síndrome de Down y otras enfermedades congénitas en el bebé. La mayoría de las mujeres que llevan en su vientre un bebé con espina bífida tendrán niveles más altos de lo normal de una proteína llamada alfafetoproteína (AFP) materna.

Si la prueba de detección cuádruple es positiva, se necesitan exámenes adicionales para confirmar el diagnóstico. Dichos exámenes pueden ser:

  • Ecografía del embarazo
  • Amniocentesis

El mielomeningocele se puede observar después de que el niño nace. Una evaluación neurológica puede mostrar que tiene pérdida de las funciones relacionadas con los nervios por debajo del defecto. Por ejemplo, el hecho de observar cómo responde el bebé a los pinchazos para verificar su sensibilidad, nos aclara nuestro ginecólogo particular, José Luis Neyro, en diversos lugares puede revelar dónde puede percibir las sensaciones.

Los exámenes realizados en el bebé después del nacimiento pueden comprender radiografías, ecografía, tomografía computarizada o resonancia magnética del área de la columna.

Tratamiento

Se puede recomendar la asesoría genética. En algunos casos, cuando se detecta un defecto severo a principios del embarazo, se puede considerar la posibilidad de aborto terapéutico.

Después de nacer, generalmente se recomienda una cirugía para reparar el defecto a temprana edad. Antes de la cirugía, el niño tiene que ser tratado con cuidado para reducir los daños a la médula espinal expuesta. Esto puede incluir un cuidado y posicionamiento especiales, dispositivos de protección y modificaciones en los métodos de alimentar, manipular y bañar al bebé.

Los niños que también tienen hidrocefalia pueden necesitar que se les coloque una derivación ventriculoperitoneal. Esto ayudará a drenar el líquido adicional.

Los antibióticos se pueden utilizar para tratar o prevenir infecciones como meningitis o infecciones urinarias.

La mayoría de los niños requerirá tratamiento de por vida para problemas que resulten del daño a la médula espinal y los nervios raquídeos. Esto incluye:

  • Una suave presión hacia abajo sobre la vejiga puede ayudar a drenar este órgano. En los casos severos, se pueden necesitar sondas de drenaje, llamadas catéteres. Una dieta alta en fibra y los programas de entrenamiento para evacuar pueden mejorar el funcionamiento intestinal.
  • Es posible que se necesite la terapia ortopédica o la fisioterapia para tratar los síntomas musculoesqueléticos. Igualmente, se pueden necesitar dispositivos ortopédicos para los problemas musculares y articulares.
  • Las pérdidas neurológicas se tratan de acuerdo con el tipo y severidad de la pérdida funcional.

Los exámenes de control generalmente continúan a lo largo de toda la vida del niño. Éstos se hacen para verificar su nivel de desarrollo y tratar cualquier problema intelectual, neurológico o físico.

Las enfermeras domiciliarias, los servicios sociales, los grupos de apoyo y las agencias locales pueden brindar apoyo emocional y asistencia con el cuidado de un niño con mielomeningocele que tenga problemas o limitaciones significativas.

El mensaje final es claro: «más vale prevenir» porque como señala el Dr. Neyro…..»prevenir es vivir seguro»

Los científicos intentan predecir el riesgo de preeclampsia

eclampsia-preeclampsia
Uno de los trastornos más temidos por las pacientes gestantes y por sus ginecólogos es el llamado trastorno hipertensivo asociado al embarazo o preeclampsia; es una vieja tríada sintomática, comenta el Dr. Neyro, compuesta por hipotensión inducida por la gestación, edemas más o menos generalizados y pérdida de proteínas por la orina. Se presenta en el tercer trimestre de la gestación pero su origen es muy anterior, continúa explicando nuestro experto, y se asocia a un trastorno vascular que tratamos de prevenir o, al menos de diagnosticar precozmente.

Si una mujer sufre preeclampsia, es de hecho objeto de una cuidadosa monitorización y una observación más estrechas durante el embarazo subsiguiente. Investigadores de Gran Bretaña trabajan para desarrollar una prueba para valorar el riesgo de esta enfermedad ya en el primer niño. Según un artículo publicado en la revista Molecular and Cellular Proteomics, han logrado identificar dos proteínas que podrían utilizarse para realizar esta predicción.

Médicos de la University of Manchester analizaron muestras obtenidas como parte del estudio internacional Scope en gestaciones en la semana 15, en un momento previo a la aparición de cualquier signo de la enfermedad.

En las mujeres que más adelante experimentaron preeclampsia, los científicos encontraron proteínas que diferían de las de las mujeres que se mantuvieron sanas. Con ayuda de un nuevo método que permitía determinar el nivel de varias enzimas simultáneamente, analizaron en mayor detalle tres de estas enzimas. Dos de ellas, las glucoproteínas 5 y 9 (PSG5 y PSG9), demostraron ser marcadores al menos tan buenos como el mejor indicador actual, el factor de crecimiento placentario.

“Esperamos que estos dos nuevos marcadores resulten beneficiosos en el futuro para las mujeres con riesgo de preeclampsia y permitan una intervención temprana y/o una vigilancia más estrecha”, afirmó Jenny Myers, jefa del estudio. “También esperamos comprender mejor las características biológicas de esta enfermedad determinando el motivo por el cual los niveles de estas proteínas son más altos en las mujeres con preeclampsia y si desempeñan un papel en el desarrollo de la placenta».

¿Podemos crear el derecho a conocer nuestro verdadero origen biológico?

Los niños concebidos mediante una inseminación artificial heteróloga tienen derecho a saber quién es su padre biológico: o al menos, ese ha sido el veredicto en un juzgado alemán. Muchos opinan que, de generalizarse esta tendencia, la era de las donaciones de esperma habrá llegado a su fin. El Dr. Neyro que fue responsable de la selección de los donantes de semen del primer banco de semen de la sanidad pública española entre 1980 y 2000, se manifiesta contrario a esa sentencia, «no solo por razones bioéticas sino también de sentido común incluso».
sperm-donor

El 9 de mayo de 2013 fue el día del padre en Alemania. Un momento adecuado para alejarse de las opiniones demasiado precipitadas y plantear de modo profesional las cuestiones relativas a los niños concebidos mediante inseminación artificial y a sus familias. Desde hace años, Sarah P. litiga en los tribunales porque quiere saber quién es el donante de esperma al que debe su existencia. Al final, un juzgado le dio la razón. Según la Sociedad Europea de Reproducción Humana Asistida (ESHRE), hasta 2012 habrían nacido cinco millones de “bebes probeta” en todo el mundo, aunque «en estas cifras se mezclan inadecuadamente los nacidos por todas lñas técnicas de reproducción asistida y nada tiene que ver la inseminación artificial con semen de dun donante anónimo, con la donación de ovocitos de mujer igualmente anónima, con la fecundación in vitro con gametos de la propia pareja, pongo por caso» añade el ginecólogo Dr. José Luis Neyro (de www.neyro.com)

Desde el surgimiento de la aspiración percutánea testicular de esperma, el número de donaciones heterólogas se ha desplazado un poco en favor de otras posibilidades de reproducción asistida. En las cifras publicadas no se incluyen, por ejemplo, los niños concebidos a consecuencia de todas las formas de “turismo de inseminación”, pues se carece de las investigaciones científicas al respecto. Lo que, por otro lado, no es de extrañar, ya que el tema a menudo implica sentimientos de vergüenza. Que las donaciones de esperma dejen de ser un tema tabú depende en última instancia de todos nosotros.

¿Realmente se sorprende alguien?

La pregunta ahora es por qué se asume que el deseo de conocer la procedencia por parte de los niños concebidos mediante inseminación artificial va forzosamente ligado a reclamaciones monetarias. La asociación de niños concebidos mediante inseminación artificial “Spenderkinder”, por ejemplo, incluye en sus demandas políticas la creación de una regulación para la protección de los padres biológicos.

El Tribunal Superior Regional de Hamm establece: “La procedencia (…) determina la dotación genética del individuo, influye en su personalidad y ocupa una posición clave en la conciencia individual en lo referente a la percepción y la comprensión de sí mismo.” Las personas que fueron engendradas mediante inseminación artificial donante (IAD) carecen de esta clave. Sin embargo, son pocas las que conocen las particulares circunstancias de su concepción. Pese a ello, crece la necesidad de una legislación clara, pues el número de los niños concebidos mediante inseminación artificial que alcanza la adultez no deja de crecer. Y son cada vez más los que desean certezas. Diferente es tratar de demostrar de forma prospectiva y con métodos científicos, si el conocimiento del origen genético es significativamente mejor que la asunción del status quo, como hasta ahora ha venido haciéndose con el ómún de los mortales; eso, añade nuestro experto el Dr. Neyro, «aún no lo ha demostrado nadie»

Una compleja red de relaciones e intereses

Al contrario de lo que sucede con la concepción por vía “tradicional”, la situación de la inseminación heteróloga resulta bastante compleja. El acto de la procreación crea un vínculo duradero de varios destinos, y cuando la reproducción es asistida artificialmente todos los hilos se cruzan  en los seres humanos resultantes: nadie se ve más afectado por la IAD en tantos aspectos de la identidad. Tanto los padres sociales, cuyo deseo de tener un hijo resulta crucial para la inseminación, como el donante de esperma, que podría encontrarse a su vez ligado a otra familia, se convierten en madre y padre. Pero también existe una especial relación entre el personal médico involucrado y la vida recién creada.

Asimismo, puede haber medio hermanos en la familia del donante o de la otra pareja. Es por ello que en muchos países existe una cifra máxima de niños que pueden ser procreados a partir del mismo donante: el miedo a un posible incesto involuntario es la razón. En Alemania, sólo a las parejas heterosexuales les está permitido eludir la carencia de hijos a través de la donación de semen. En otros países, también a las mujeres solteras o a las parejas lésbicas. Para algunos niños concebidos mediante donación, las preocupaciones acerca de posibles enfermedades transmitidas genéticamente también juegan un papel. En España, la legislación prohíbe el empleo de semen de ningún donante tras haberse conseguido seis nacidos vivos con sus muestras de donación anónima.

Diferentes países, diferentes reglas

Como ocurre a menudo, vale la pena mirar más allá de las propias fronteras. La abolición del anonimato del donante no sólo es un tema relevante en Alemania. El tratamiento de los procedimientos médicos reproductivos varía considerablemente de país a país, pues los factores culturales, ético-morales y jurídicos ejercen una gran influencia. En algunos países ya tuvo lugar la abolición del anonimato. En este sentido, Suecia fue el abanderado en 1985 (un año antes de la homologación oficial de la FIV en Alemania). Desde entonces, «la IAD se dejó de ofertar como un servicio más de las clínicas de reproducción en Suecia toda vez que los donantes solo pretendía eso, ser donantes y de ninguna manera vincularse con la vida de aquellas personas a las que de forma anónima y altruista hubieran podido ayudar con su solidaridad»…., nos comenta el experto José Luis Neyro. Entretanto, en los Países Bajos, Austria y el Reino Unido los hijos de donantes de esperma gozan del derecho establecido a conocer la identidad de su padre biológico.

En los Estados Unidos, los donantes y los receptores pueden decidir si prefieren una donación anónima o si divulgan la identidad. También se suelen especificar reglas muy concretas sobre cualquier tipo de exigencias financieras para los padres o sobre la impugnación de la legitimidad (de la paternidad legal y la “biográfica”). Asimismo, también es posible solicitar exigencias al padre biológico, en caso de localizarlo. Pero no todos los países se enfrentan a esta problemática. Italia, por ejemplo, ofrece una solución relativamente simple: se prohíbe la inseminación mal llamada heteróloga (o con semen de donante).

Nunca ha existido una base legal para el anonimato del donante

En realidad, es probable que quienes predicen el fin de la IAD en los foros de Internet después de la sentencia del Tribunal Superior de Hamm sólo estén involucrados personalmente en contados casos. Porque si lo estuvieran seguramente sabrían que en Alemania jamás ha existido una regla jurídicamente vinculante sobre el derecho al anonimato del donante. Por lo general, los acuerdos se realizaron entre bancos de semen y donantes, pero estos acuerdos resultan o resultarían inválidos en caso de que exista un interés legítimo en conocer la procedencia paterna por parte del niño. Desde el primer fallo judicial en 1989, donde se validó para el niño el derecho a conocer su origen (en este caso no se trataba de donación de semen), han habido varios fallos judiciales favorables a los afectados, quienes no conocían a su padre. Por lo general se considera que el derecho del niño a conocer su origen pesa más que los derechos individuales del padre en cuestión. Sin embargo, para todos los niños concebidos mediante inseminación artificial y nacidos antes de 2007, la ausencia de una regulación clara para los plazos de almacenamiento de los datos del donante supone un problema.

La presunta certeza de que pronto se producirá una escasez de donantes, al menos en Alemania, es en el mejor de los casos un pronóstico, ya que no se dispone de suficientes datos concretos al respecto, aunque sí existen experiencias de países vecinos que han pasado por procesos similares. En Suecia, la anulación del anonimato del donante produjo inicialmente un retroceso en el número de donaciones, ya lo decíamos, pero 10 años después volvió a repuntar.

Gran Bretaña, cinco años después de la anulación del anonimato del donante

Desde los años 90, en Gran Bretaña se discute intensamente sobre los derechos de acceso a la información de los niños concebidos mediante donación. Finalmente, en 2005 se modificó la ley a favor de una derogación del anonimato del donante. En este caso también se especuló con una posible reducción del número de donaciones. Sin embargo, un estudio muestra que, aunque el número de inseminaciones disminuyó significativamente, en el lapso de cinco años la cantidad de donantes en un mismo centro aumentó de forma amplia. El estudio se basa en un análisis retrospectivo de los datos del Hospital de Mujeres de King’s College. Este hospital contiene al mayor centro de IAD del Reino Unido, que se encarga tanto del reclutamiento de los donantes como de las donaciones en todo el país. Los resultados muestran dos descensos en el número total de donantes en el país: uno tras la abolición del anonimato en 2005, y otro aún más pronunciado después de 2007.

Este segundo descenso refleja probablemente la prohibición de la compensación económica para los donantes: desde entonces sólo se permite el reembolso de los gastos incurridos. Los investigadores no caen en el desaliento, y aunque desde 2005 se llevó a cabo un número significativamente inferior de inseminaciones intrauterinas y de FIV, se reclutaron bastantes más donantes “de la casa”. Los datos de la Human Fertilisation and Embryology Authority (HFEA) muestran que el número de donantes casi se ha duplicado desde 2005. Estos y otros estudios sugieren que es posible ganar donantes mediante una publicidad más intensiva y una mayor información sobre la situación legal. Las charlas informativas a menudo conducen a una reducción de los miedos, allanando así muchas barreras que dificultan la donación. Sin embargo, en Gran Bretaña siguen persistiendo dificultades a la hora de reclutar donantes procedentes de minorías étnicas. De modo que se puede comprobar que desde la abolición del anonimato, el perfil del donante ha sido lo que ha cambiado. «En España, las donaciones nunca han sido pagadas; se ha comopensado siempre al donte los gastos de transporte de forma simbólica pero no había «negocio» tras las donaciones; nadie nunca pudo tomarlo como una ocupación remunerada», argumenta el titular dewww.neyro.com.

¿Qué hombres donan esperma?

Antiguamente, el donante habitual era un hombre joven. En la actualidad, hay cada vez más hombres entre 35 y 40 años, muchos de ellos con familia propia. Los motivos financieros no constituyen el aliciente principal para este grupo, sino más bien el deseo de ayudar. Los donantes solteros y/o homosexuales se muestran mucho más abiertos con relación a la abolición del anonimato que los hombres que viven en una relación estable. Tradicionalmente en España, eran estudiantes universiatrios, sanos, en general deportistas, habitualemnete donantes de sangre o de órganos al fin, casi siempre solidarios…., nos cuenta el Dr. José Luis Neyro. Contrariamente a lo que se piensa, muchos hombres se sienten interesados más tarde por el bienestar de sus hijos biológicos. Los argumentos de mayor peso contra una donación de esperma son los de carácter moral: las dudas personales sobre lo correcto de una donación de esperma y también para con el niño, la propia pareja o la sociedad en general. En términos globales, no obstante «y tras más de veinticinco años de experiencia son casos extraordinarios en los que se presentan estas d¡udas a posteriori; para eso está la selección previa de los posibles aspirantes a ser donantes», añade nuestro experto.

¿Qué más se puede hacer?

En Alemania se está produciendo actualmente un intenso debate al respecto. El círculo de trabajo “Inseminación Artificial”, dirigido por el profesor Katzorke, y la Asociación “Spenderkinder” han reaccionado a la sentencia del tribunal con un comunicado de prensa y una contra opinión. En la página web del círculo de trabajo “Inseminación Artificial” también se pueden encontrar directrices diferenciadas sobre el tema IAD, así como informaciones para donantes potenciales. Los nuevos estudios ofrecen resultados alentadores: todavía se pueden mejorar considerablemente las estrategias de publicidad y reclutamiento. Sólo cuando se agote esta posibilidad se podrán hacer predicciones sólidas y se reconocerán las limitaciones reales.

La importancia del control del hipotiroidismo en el embarazo

La inclusión en la cartera de servicios del sistema nacional de salud de la determinación de TSH durante el embarazo es coste efectiva. El hipotiroidismo en la embarazada tiene importantes consecuencias para la madre y para el niño. Se calcula que se presenta en el 2,4% de las mujeres embarazadas. Los valores normales de hormona TSH en la embarazada son diferentes al del resto de la población, segúnseñala el experto Dr Neyro en sus comentariosNo es infrecuente que sea el ginecólogo, con sus controles de mujeres sanas, el que descubra esta afección en mujeres aún asintomáticas, evitando así daños importantes para su salud de decubrirse más tarde.

En España se producen unos 500.000 partos al año, y según datos de la Sociedad Española de la Endocrinología y Nutrición (SEEN), se estima que entre el 5,7% y el 11,8% de las mujeres presentan algún tipo de alteración de la función tiroidea durante la gestación. El hipotiroidismo es la más frecuente de estas enfermedades, que consiste en una producción deficiente de hormonas tiroideas y se presenta en el 2,4 % de las mujeres embarazadas. Las consecuencias de no detectarlo y tratarlo son especialmente importantes.Según se puso de manifiesto durante el XXIX Encuentro Salud 2000, El Control del hipotiroidismo durante el embarazo, clave para la salud de la madre y del bebé. “Creemos que es importante poner este tema sobre la mesa debido al desconocimiento que existe de esta enfermedad en la población”, comenzó Carmen González, presidenta de la Fundación Salud 2000.

En este sentido, la doctora Patricia Martín, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Fundación de Alcorcón hizo alusión “al absoluto desencuentro” que hay entre hipotiroidismo y gestación. Así, desde el momento en que una mujer se plantea ser madre, si hay déficit de hormonas tiroideas, esto puede influir en la consecución del embarazo, ya que influye en la ovulación, alterándola. Asimismo, el hipotiroidismo en el embarazo aumenta la probabilidad de aborto, crecimiento intrauterino restringido, estados hipertensivos, parto prematuro y desprendimiento de placenta, así como una mayor tasa de cesáreas. Por otro lado, una vez que se da a luz se asocia a bajo peso y a un menor desarrollo psiconeurológico con posible impacto en el coeficiente intelectual.

La sintomatología del hipotiroidismo contempla una serie de síntomas muy difusos (cansancio crónico, debilidad, piel seca, intolerancia al frío, caída de pelo, estreñimiento o aumento de peso) que incluso pueden atribuirse al propio embarazo, por lo que es difícil de detectar en una exploración clínica. Sin embargo, según apuntó la presidenta de SEMERGEN Madrid, la doctora Carmen Valdés, hacer una determinación de TSH a todas las embarazadas no está en la cartera de servicios de las consultas de atención primaria, si bien la clínica hace sospechar y cada vez se piden más analíticas para comprobar el valor de la hormona TSH.

El doctor Sergio Donnay, jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Alcorcón, destacó la importancia de conocer cómo se encuentran tanto el nivel de yodo como el valor de TSH en la mujer embarazada. Por esta razón, el Grupo de Déficit de Yodo y Disfunción tiroidea de la SEEN, coordinado por el Dr. Donnay, está elaborando un documento en vías de publicación en el que la propuesta es hacer una determinación habitual de la función tiroidea de la mujer gestante, ya que se trata de una alteración muy prevalente, fácil de diagnosticar, sencilla y económica de tratar. “si hiciésemos analítica sólo en las mujeres que cumplen criterios de screening, se dejaría sin diagnosticar el 30 por ciento de las mujeres con este trastorno”, puntualizó Donnay matizando más de 2.000 mujeres podrían pasar desapercibidas en el diagnóstico, por lo que asegura que lo mejor sería realizar una determinación de TSH habitual a todas las mujeres embarazadas en su primera visita al médico. “Ojalá pudiésemos atribuirle al hipotiroidismo subclínico la repercusión que tiene a todos los niveles”, agregó al respecto la doctora Martín.

Por su lado, Sagrario Mateu, jefa del Servicio de Salud de la mujer y la infancia de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, descartó que exista evidencia o consenso europeo para establecer un screening universal, pero sí estuvo de acuerdo en que podría ser válida, la decisión de la inclusión en la cartera de servicios públicos de la determinación de TSH de forma regular al principio del embarazo o si es posible cuando se va a planificar, algo en lo que hubo coincidencia entre todos los participantes al señalar el coste efectividad de esta medida. Matizó que corresponde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud tomar esta decisión. Cuando la síntesis de hormonas tiroideas por parte del tiroides sea insuficiente, debe suplementarse ésta de forma exógena mediante la administración de levotiroxina. Al respecto, Rafael Cordón, director médico de la Unidad de Medicina Clínica de Merck, apuntó a que el coste de esta medida es mínimo, ya que en España más del 80 por ciento de los pacientes tratados de hipotiroidismo, tienen más de 40 años. De este modo, el número de pacientes embarazadas en tratamiento sería “relativamente bajo” a pesar de que “es el segmento que puede tener un beneficio más inmediato”. El Dr. Neyro señala en este punto la importancia de la consulta preconcepcional que ayuda a las mujeres a planificar su gestación en las mejores condiciones posibles, descartando, entre otras afecciones, el tan temido hipotiroidismo.

Es muy importante entender que los valores normales de TSH en la embarazada son diferentes a los del resto de la población, ya que la madre aporta las necesidades de hormona tiroidea que el feto necesita durante el desarrollo. De este modo, la SEEN señala que los valores de TSH recomendados durante el embarazo son:

• Primer trimestre, menores a 2,5m UI/L

• Segundo trimestre, menores a 3,0 mUI/L.

En este sentido, los participantes transmitieron la importancia de que en la documentación de laboratorio que acompaña a las analíticas queden claros cuáles son los valores de normalidad en las mujeres embarazadas.

La información, fundamental

La información se planteó en todo momento como una parte fundamental de la cuestión. De hecho, el doctor Donnay insistió en que, de esta forma, la mujer que ha planeado su embarazo llegará a él en perfecto estado de salud. Por ello, la SEEN ha puesto en marcha la iniciativa Cuida tu tiroides (www.cuidatutiroides.es), un proyecto en el que según explicó Cordón, Merck se encuentra especialmente comprometido, ya que el objetivo de la compañía es, ante todo, “mejorar la salud de las personas”.

Mateu por su parte quiso hacer hincapié en que, mientras que en la población hay más consciencia de que hay que tener en cuenta los niveles de ácido fólico, hacia los niveles de yodo no hay esa sensibilidad.

Asimismo, incidió en que con alimentación no se puede suplir el déficit de yodo en las mujeres embarazadas, por lo que es necesario acudir a la suplementación. “En caso de ser necesario, se recomienda tomar yodo durante todo el embarazo y ácido fólico hasta la semana 12”, corroboró.