Archivo de la categoría: Obstetricia

El embarazo y la diabetes

La diabetes, un trastorno que modifica la manera en que el cuerpo maneja la glucosa (azúcar), se divide en dos grupos
principales, tipo 1 y tipo 2. En la diabetes tipo 1, que por lo  general se presenta en personas jóvenes, el páncreas no produce suficiente insulina. La diabetes tipo 2 es mucho más común y afecta  a adultos y niños. El principal problema que presenta la diabetes  tipo 2 es la resistencia a la insulina, no la insuficiencia de insulina.

Está relacionada con la obesidad, enfermedad cardíaca, enfermedad vascular y otros problemas de salud. Se dice que las mujeres que nunca han tenido diabetes, pero que desarrollan niveles elevados de glucosa en sangre durante el embarazo tienen diabetes gestacional.
Esta condición requiere evaluación y tratamiento durante el embarazo. Por lo general, desaparece después del embarazo, pero puede reaparecer en embarazos posteriores y puede anteceder al desarrollo
de diabetes tipo 2 en años posteriores.

Pulse aquí para saber más

En osteoporosis el cumplimiento terapéutico es clave

osteoporosis Durante la celebración del Congreso de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, que tuvo lugar en Barcelona (15 – 19 junio 2009), la empresa AMGEN organizó una reunión de expertos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) que trató sobre Denosumab, un innovador compuesto contra la osteoporosis, con los siguientes ponentes: Dr. Javier Ferrer (Presidente AEEM), Dr. Rafael Sánchez Borrego (Director Médico DIATROS), Dr. José Motellón (Director Médico de AMGEN), Dr. José Luis Neyro (Hospital de Cruces, Bilbao), Dr. Antonio Cano (Catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Valencia) y el Dr. Santiago Palacios (Director Instituto Palacios).

La osteoporosis,  es una enfermedad catalogada de grave,  que afecta a los huesos y se estima que en el mundo la padecen unos 200 millones de personas, con mayor grado en las mujeres. Esta enfermedad que debilita los huesos y las formaciones óseas aumenta el riesgo de fracturas, lo que a su vez representa que actúa como una fuente significativa de morbilidad y mortalidad. Los tratamientos de la osteoporosis pasan por la prevención y para ello se ha de incidir en la salud y calidad de los huesos, que puede hacerse tanto con dieta como con cierto ejercicio y la toma de sol.

La osteoporosis, pese a ser conocida y muy presente entre los servicios médicos, no siempre está ni bien  diagnosticada ni bien tratada. Hay informes que remarcan que tras las fracturas, hay una baja incidencia de tratamiento: sólo el 20% de las mujeres mayores de 67 años que presentan una fractura por fragilidad es examinada y tratada para la osteoporosis. Un factor que contribuye a esta baja tasa de diagnóstico y su posterior tratamiento puede ser la dificultad de los médicos a la hora de reconocer los factores aceleradores de riesgo de la osteoporosis o entender la importancia de tratar esta enfermedad.

Todo tratamiento para la osteoporosis pasa por el cumplimiento íntegro de la terapia instaurada por los servicios médicos, ya que el principal error y la causa máxima por la que muchos pacientes acaban en fractura, viene a ser la falta de compromiso y seguimiento de las instrucciones dadas por parte de los enfermos. Para que una persona con osteoporosis logre una protección eficaz, se necesitan índices de adherencia del 75%. Así, para que el paciente siga con el tratamiento a largo plazo es muy importante tanto su satisfacción como su convencimiento con el tratamiento y el equipo médico.

Sabiendo que las características de las enfermedades con más incidencia en pérdidas óseas como el cáncer, la erosión ósea de la artritis reumatoide o la osteoporosis, son similares, la empresa AMGEN ha desarrollado Denosumab, un compuesto muy específico que actúa como inhibidor de la acción del RANK-L, clave para aumentar la resistencia y la densidad del hueso y equilibrando y reduciendo la destrucción ósea. El RANK-L es un mediador esencial en la formación, función y supervivencia de los osteoclastos, que son células que degradan y reabsorben el hueso. En la osteoporosis postmenopáusica, el descenso de estrógenos conduce a incrementos en RANK-L, y por tanto la producción de osteoclastos es mayor, produciéndose una reabsorción ósea excesiva, lo que provoca debilidad en los huesos y fragilidad para romperse. Por otro lado, cualquier persona, en su proceso natural de envejecimiento va perdiendo densidad, estructura y resistencia de los huesos, lo que compromete la estabilidad de los mismos, y por ello se incrementa el riesgo a sufrir una fractura.

Para lograr que estas pérdidas de masa y estructura ósea no comporten una futura fractura, bastaría con aplicar una inyección de Denosumab cada seis meses, esto es, dos inyecciones al año y con ello se alcanzaría el objetivo de que el 100% de los pacientes tratados pudieran evitar esa osteoporosis.

Para demostrar la eficacia de Denosumab, 20.000 pacientes se han sometido a diversas pruebas científicas y de laboratorio, con resultados concluyentes. Uno de los estudios realizados más importantes es el llamado FREEDOM (Fracture Reduction Evaluation of Denosumab in Osteoporosis every 6 months), que ha adquirido una percepción muy positiva para los expertos. Entre las características o bondades que se han podido observar, destacan por un lado la ausencia de efectos adversos y por otro la facilidad de cumplimiento del tratamiento, ya que sólo se administra una vez cada seis meses. Denosumab demostró durante los tres años que ha durado el estudio que es sumamente efectivo, aportando los siguientes datos ya publicados: el riesgo de fractura vertebral en mujeres tratadas con Denosumab es inferior en un 68% con respecto a las mujeres tratadas con un  placebo. Respecto al  riesgo de padecer fractura de cadera, el descenso es un 40%, y en el de fractura osteoporótica descendió un 36% con respecto al grupo tratado con placebo.

El Doctor Rafael Sánchez Borrego considera “si que hay lugar para nuevos tratamientos para la osteoporosis”, así mismo recordó que las “mujeres con una fractura previa tiene un riesgo de fractura posterior del 86%” y consideró un problema que “3 de cada 4 mujeres no han hablado de la osteoporosis con su médico”.

Por su lado, el Doctor Motellón destacó que “50 de los 100 primeros medicamentos que se vendan en el 2050 serán biotecnológicos”, así como “los anticuerpos monoclonales completamente humanos minimizan el riesgo de inducir inmunogenicidad”. El doctor también adelanto que “el denosumab esta siendo evaluado en otras enfermedades”.

“El Denosumab solo hace aquello que le pidamos que hagamos”, así de contundente se mostró el Doctor Neyro, indicando que “funciona con el 100% de eficacia desde la primeras 12 horas hasta los 6 meses. Haciendo falta tan solo dos inyecciones al año”. Recordó “que el Denosumab es el primer anticuerpo monoclonal contra RANKL, totalmente humano y posee un modo de acción fisiológico y único”.

En la última comparecencia que corrió a cargo del Doctor Santiago Palacios, el cual comentó las dificultades para reclutar pacientes para ensayos clínicos, así como la poca disponibilidad de estos. Recalcó que “hay que ganarse la confianza del paciente e informar de los aspectos de la patología”

Las vascas pueden elegir la postura que prefieran para parir

Tumbada con las piernas levantadas, sentada, en cuclillas… Las vascas tienen la opción de elegir la postura que les resulte más cómoda a la hora de dar a luz. Parece una obviedad, pero no lo es. En algunas comunidades, como por ejemplo, en Madrid, no toda la sanidad pública lo permite. Sólo lo consienten en una de las 11 maternidades que hay en la región.

En Euskadi, en cambio, todos los hospitales públicos dejan que sean las mujeres las que se coloquen de la forma en la que crean que van a sufrir menos. «Lo más cómodo para las madres es colocarse sentadas tendiendo a estar en cuclillas en una mesa alta; nosotros las guiamos hacia eso, pero si quieren cambiar, se lo permitimos», señala José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital de Cruces.

La madre puede elegir la analgesia, el familiar que la acompaña en el momento del parto
Es lo que llaman el parto respetuoso. Además de la postura, la madre puede elegir la analgesia, el familiar que la acompaña en el momento del parto, no se le pone enema (limpieza del recto) por la incomodidad o vergüenza que eso le pudiera suponer, y no se le rasura si no es necesario.

Tampoco se le practica una episiotomía (corte en la vagina) si no es para facilitar la salida del feto o para evitar un desgarro y «por supuesto, no hacemos cesárea a no ser que sea estrictamente necesario», insiste Neyro.

De todas formas, Euskadi no es la única comunidad en la que se incluye a la madre en la toma de decisiones. En Andalucía, por ejemplo, la mamá puede dar el pecho en el mismo paritorio o vestir a su hijo con la ropa que ella misma le ha comprado y no con el pijama del hospital.

Incluso los familiares adquieren un papel protagonista. El padre puede lavar al bebé o practicar el método canguro (piel con piel ) en caso de cesárea, y los hermanos pueden entrar a conocer al bebé incluso en la incubadora.

Salas para partos naturales

El Parlamento vasco aprobó el pasado mes de febrero una proposición no de ley para que las vascas tengan la oportunidad de realizar un parto aún más natural en los propios centros hospitalarios de Osakidetza: la implantación de salas especiales para alumbramientos no medicalizados.

Estas salas estarían equipadas con sillas de parto y bañeras, para poder dar a luz en el agua. El PSE dejó entrever que las dos primeras salas se instalarían en el Hospital de Mondragón y en el futuro centro de la margen derecha, aunque el PNV lo negó.

«La paciente es soberana pero no puede imponer técnicas descabelladas»

 El ginecólogo de cruces José Luis Neyro defiende el parto hospitalario aunque reconoce algunos excesos.

BILBAO. El año pasado Sanidad tachó de «excesivo» el número de cesáreas en los hospitales privados. Y es que entre el 35 y el 40% de los partos en las clínicas privadas son por cesárea, mientras que los hospitales estatales rondan entre el 20 y el 26%, casi la mitad. En el caso del hospital vizcaino de Cruces, su servicio de Obstetricia «se desmarca del protocolo del Estado», practicando uno de cada diez partos mediante cesárea. Por ello, el ginecólogo José Luis Neyro no resulta representativo de los acérrimos enemigos del parto natural. En su opinión, «el 50% de las cesáreas realizadas en la mayoría de los centros estatales son evitables», afirma. Con todo, Neyro matiza mucho al hablar de partos naturales. Él prefiere el término «parto respetuoso», que es el que dice que siempre practica. Así, Neyro cree que la paciente es soberana y, que si no quiere, no se le aplica la epidural, por ejemplo.

«Mientras todo vaya bien, yo sólo estoy ahí para vigilar, para controlar el parto; señora, es usted quien lo dirige. Es una situación fisiológica, no una enfermedad», describe. Ahora bien, «si hay algo anormal, escúcheme», añade Neyro, quien admite propuestas como que la cuñada acompañe en el parto a la paciente o ésta quiera adoptar otra postura, aunque «si son técnicamente descabelladas, no puede imponer una atención técnica». Neyro ejemplifica la necesidad de usar unos fórceps si el bebé puede sufrir un daño cerebral. En cuanto al parto natural, a este ginecólogo no le gusta el término. «Quien lo emplea habla desde la ignorancia», opina. «Es absurdo pontificar tras una mala experiencia: hay mujeres que piden la epidural ya en el octavo mes. Cada caso es distinto», entiende, recordando el 45% de cesáreas en Brasil «para no alterar el periné».

Aunque piensa que las numerosas cesáreas no rebajan la mortalidad perinatal, Neyro argumenta que «ningún hospital tiene cero», pues se da una constante de 4 ó 4,5 muertes por cada mil nacimientos originadas más «por el anteparto que por el parto». «En todos los partos se da una constante: se quiere la máxima seguridad, mínimos riesgos y la más absoluta independencia a la vez». Por ello, dice, los ginecólogos se ven «atados de pies y manos», y admite que muchos de sus colegas, bajo esta presión, optan por la cesárea como una garantía de seguridad.

C.M. DEIA

«Se nos exije adoptar decisiones éticas que no tenemos claras»

El doctor José Luis Neyro ha tomado tres decisiones fundamentales en su vida. Una de ellas fue dedicarse a la ginecología para hacer posible que muchas parejas estériles, de ese 15% existentes, cumplan su mayor anhelo: tener hijos. Lo consigue en un 68% de los casos. Hace 20 años fue uno de los primeros en practicar con éxito la reproducción asistida. Desde entonces, ha «apadrinado» a unos 4.000 niños. El pasado jueves, la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País le concedió la medalla de Amigo de Número. Su discurso versó sobre Aproximaciones éticas a la legislación española en materia de reproducción asistida.

Pregunta.Usted es muy crítico con la legislación española. ¿Cómo afecta a la paciente y al propio médico?
Respuesta. Es la primera vez en la historia de la legislación española que se legisla por delante de los hechos. Y hay contradicciones como que la ley exige formación acreditada que la misma Administración niega. Además, según qué parte de la ley elijas, es la mujer la que puede revocar el consentimiento en cualquier momento o, por el contrario, depender de la pareja.
P. Esta falta de concrección, ¿puede originar situaciones atípicas?
R. Desde luego. Podemos intentar el embarazo en mujeres de 55, 60, 70 años si ellas lo piden, porque, según la ley, es suficiente con que la usuaria tenga mayoría de edad y buen estado de salud psicofísica, lo que resulta ambiguo de fijar. Otros países han regularizado ya aspectos muy concretos de la reproducción asistida, como los derechos civiles de los niños nacidos, la donación de semen o la investigación en embriones humanos. España, no. P. ¿Cree que la ley sitúa a los médicos en situaciones éticas que no les corresponden?
R. A los que trabajamos en esto se nos exije adoptar posiciones éticas que a veces nosotros mismos no tenemos claras. Así que lo que hacemos es devolver la pelota a la sociedad y decirle que abra un debate para que no nos obligue a decidir día a día en el laboratorio.
P. ¿Cómo se actúa ante casos extremos pero reales como el conocido recientemente de usar semen de un muerto?
R. Son casos que están ahí, como el de Stephen Blood, que pasó un año en coma y fue padre dos años después de morirse oficialmente. Su mujer, sin pedirle permiso, consiguió que los médicos le extrajeran espermatozoides con los que fue tratada. No se cómo habría que actuar porque desconozco la relación que había en la pareja. Pero, con los datos en frío, lo deseable es que los niños nazcan en pareja.
P. ¿Cuántas parejas estériles hay en España?
R. Cada año se incorporan 39.000 nuevas parejas. En este momento hay unas 750.000. A pesar de las muchas técnicas de reproducción que existen, el índice de éxitos está mediatizado por el porcentaje de resultados de la naturaleza.

I. C – Bilbao – 24/01/1999 EL PAÍS

Los primeros días de un Recién Nacido V. Atención, chupete, sueño y postura para dormir

Al principio la responsabilidad de cuidar un recién nacido puede resultar agobiante para muchos padres; es preferible en estos días adoptar actitudes naturales y relajadas, porque las equivocaciones son solo éso, pequeños errores sin más importancia habitualmente. Suele ser preferible “equivocarse” con las propias ideas que cumplir cada uno de los consejos que cualquiera sin otra preparación que su propia experiencia le pretende enseñar….; confíe en su pediatra, en su matrona, en su ginecólogo.
Hay padres que antes de tener su primer hijo no han tenido un recién nacido en sus brazos. La experiencia demuestra que el lactante prefiere ser sostenido firmemente, pues parece disfrutar del calor, del arropamiento y la seguridad obtenidos de este modo.

Mecerle, acariciarle, hablarle susurrándole son actitudes convenientes. Deben evitarse los sonidos fuertes y los cambios bruscos de posición, porque son estímulos que provocan reacciones desagradables y llantos en el bebé. Siempre debe manejarse al niño suavemente al cambiarle el pañal, al vestirle, etc. No es conveniente dejarles llorar sin atenderles. El bebé no tiene sentido del tiempo y unos minutos de abandono pueden parecerle una eternidad.
• EL CHUPETE. El uso del chupete es controvertido. Estudios realizados demuestran que no es conveniente utilizar el chupete hasta que el bebé haya aprendido a mamar, porque existe evidencia de que la consistencia de goma del chupete y de la tetina es más dura que el pezón, lo que le supone un mayor estímulo, y cuando el bebé vuelve a tomar el pecho, puede no reaccionar bien al pezón y a la areola mamaria, que son más blandas. Por esto, si el bebé es alimentado al pecho, no se aconseja el uso de chupete durante las tres primeras semanas de vida.
En caso de utilizar chupete es conveniente:
– 1. que el chupete sea de una sola pieza,
– 2. conviene hervirlo durante unos minutos, por lo menos una vez al día,
– 3. no colgarlo del cuello con una cadena ni con imperdibles,
– 4. no untarlo nunca con azúcar, leche condensada o miel,
– 5. y no introducirlo en la boca de un adulto para limpiarlo.

• CONDICIONES CORRECTAS DE LOS LACTANTES PARA DORMIR.

– 1. Estando el bebé “boca arriba”, no hay más riesgo de atragantamiento.
– 2. El colchón debe ser plano y de consistencia firme para que el bebé no se hunda en él, y es mejor no utilizar almohada.
– 3. Los lactantes no controlan bien su temperatura. Por esto es importante evitar el sobrecalentamiento o el enfriamiento. La temperatura ideal de la habitación es entre 16º y 20º.
– 4. Al vestir al niño, evite abrigarle en exceso.
– 5. No fume ni permita que otros fumen cercan de su bebé.

Todas estas sugerencias aquí descritas contribuyen a reducir el riesgo de MUERTE SÚBITA.

• PÉRDIDA DE PESO. Todos los recién nacidos pierden peso durante los primeros días de vida. Se considera normal una pérdida de entre el 7-10% de peso que tuvo al nacer. Hacia el tercer día de vida se estabiliza, iniciándose la recuperación del mismo en el cuarto día de vida. En general, a partir de este momento, se inicia la ganancia ponderal, recuperando el peso que tuvo al nacer entre el 7º y 12º día de vida. Muchos lo hacen antes de estas fechas; algunos tardarán un poco más. Si le preocupa una excesiva pérdida de peso después de la primera semana de vida, consúltelo al pediatra.
• ALIMENTACIÓN DEL RECIÉN NACIDO. La leche materna es el alimento ideal para el recién nacido durante sus primeros seis meses de vida, aunque es aconsejable que siga tomando el pecho como complemento durante el primer año. Si por cualquier motivo no es posible la lactancia materna, se recurre a la lactancia artificial, que es una buena alternativa.
Existen múltiples pruebas científicas que los RN lactados al pecho presentan globalmente un mejor desarrollo, una más adecuada relación con su madre que, además, se beneficiará de las ventajas que dicha forma de alimentación le suponen a ella: disminución del riesgo de cáncer de mama, mejor control del peso por el gasto calórico que supone, favorece la relación psicológica madre-hijo…..

Existe toda una serie de enfermedades de origen metabólico, casi todas ellas inducidas genéticamente. Entre las más frecuentes se encuentran el HIPOTIROIDISMO y la FENILCETONURIA, que si no se diagnostican y tratan de forma precoz pueden producir retraso mental. Estas dos enfermedades no pueden diagnosticarse durante la vida antenatal mediante prueba alguna del diagnóstico prenatal ni por el aspecto exterior o por la exploración de un recién nacido. Por esto, hay que hacer siempre la prueba de detección precoz de estas enfermedades (Prueba del Talón). Son pruebas sencillas de realizar y sólo requieren un pequeño pinchazo para obtener unas gotas de sangre; se pueden hacer a partir de las 48 horas del nacimiento. En su hospital o en la clínica donde se haya producido el parto se le complementará la información y, caso de no realizarse en ese centro, se le remitirá al centro de referencia.