¿Están las infecciones CoVID19 ya pasadas protegiendo al resto de la comunidad?

Seguramente, en los últimos seis meses hemos aprendido sobre SARS-CoV2 y sobre su «obra eterna» la CoVID19 más que sobre muchas otras enfermedades en centenares de años. Eso es bueno; significa que los esfuerzos de toda la humanidad enfatizan a veces de manera conjunta (sobre todo cuando está en peligro la propia permanencia de la especie en este mundo…) Nosotros tímidamente al principio (ver en  https://www.neyro.com/2020/03/09/un-virus-nuevo-el-coronavirus-2019-ncov/ ) ya nos ocupamos del tema. Después hemos considerado lincluso si se transmitía al feto durante la gestación (ver en  https://www.neyro.com/2020/04/05/durante-la-pandemia-por-coronavirus-el-dr-neyro-en-espana-directo-de-tve/ )

A tumba abierta ya y con la pandemia apenas dominada en nuestro país, incluso hemos profundizado en la evidencia científica que tenía el empleo de mascarillas o de la distancia física como mejor método de prevención de la infección (ver en https://www.neyro.com/2020/06/22/mascarillas-y-distancias-fisicas-para-evitar-rebrotes-la-polemica-que-no-cesa/). Y es que preocupa y mucho el nivel de protección de la comunidad entera.
Sabemos que el llamado «efecto rebaño» (Herd Immunity o Inmunidad de rebaño en español) se consigue cuando una comunidad está protegida por anticuerpos específicos en un 70% del total. Pero respecto a SARS-CoV2 aún no tenemos vacuna (la verdadera solución del problema como contamos en  https://www.neyro.com/2020/06/02/la-solucion-de-esta-pandemia-por-sars-cov2-sera-una-vacuna-especifica-segura-y-eficaz/). Por ello, deberemos seguir confiando en la posibilidad de los individuos de ir creando anticuerpos (Ac) que vayan incrementando esa tasa de protección.
Tiene interés por tanto, averiguar la valoración de la carga de CoVID-19 basada en los números de casos atendidos médicamente. No obstante, esta valoración es subóptima dada su dependencia en las pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, por sus siglas en inglés polymerase chain reaction), el cambio de las definiciones de casos y la presentación de la enfermedad.
Cobran así sentido las sero-encuestas poblacionales que miden los Acs frente al SARS-CoV2 del famoso SARS, síndrome agudo respiratorio severo (antiSARS-CoV-2) que proporcionan un método para estimar las tasas de infección y monitorizar la progresión de la epidemia. Se ha pùblicado un trabajo que estimó la seroprevalencia semanal de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 en la población de Ginebra, Suiza, durante la epidemia. El título original del mismo era «Seroprevalence of anti-SARS-CoV-2 IgG antibodies in Geneva, Switzerland (SEROCoV-POP): a population-based study» y apareció en una revista seria como The Lancet (ver el original en https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31304-0/fulltext)
En la imagen, el encabezado del estudio llamado SEROCoV-POP. Fue un estudio de base poblacional de ex-participantes del estudio Bus Santé y los miembros de su hogar. Se planificó una serie de 12 encuestas serológicas semanales consecutivas entre participantes seleccionados al azar de una cohorte representativa de la población, y los miembros familiares mayores de 5 años. Se hizo la prueba a cada participante para Acs IgG anti-SARS-CoV-2G usando un kit ELISA disponible en el mercado (ELISA o Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay es el acrónimo en inglés para enzimoinmunoanálisis de adsorción). Hablamos de este método en otra noticia de este web en https://www.neyro.com/2020/06/17/doctor-podria-explicarme-el-lio-de-las-diferentes-pruebas-y-los-resultados-de-los-tests-en-covid19/
Pues bien, volviendo a la población estudiada, se calculó la seroprevalencia utilizando un modelo de regresión logística bayesiana teniendo en cuenta el rendimiento de la prueba y ajustando por edad y sexo de la población de Ginebra (en la imagen, la sede de ONU en esa ciudad). Se presentan los resultados de las primeras 5 semanas del estudio. Entre el 6 de abril y el 9 de mayo de 2020, se reclutaron 2.766 participantes de 1.339 hogares, con una distribución demográfica similar a la del cantón de Ginebra.
En la primera semana, se encontró una seroprevalencia del 4,8% (IC 95% 2,4–8,0; n=341). La estimación aumentó al 8,5% (5,9–11,4; n=469) en la segunda semana, al 10,9% (7,9–14,4; n=577) en la tercera semana, 6,6% (4,3–9,4; n=604) en la cuarta semana y 10,8% (8,2–13,9; n=775) en la quinta semana.
Cuando se verificaron las edades, las personas de 5 a 9 años (riesgo relativo 0,32 [IC 95% 0,11–0,63]) y las personas mayores de 65 años (RR 0,50 [0,28–0,78]) tenían un riesgo significativamente menor de ser seropositivos que los de 20 a 49 años. Después de tener en cuenta el tiempo hasta la seroconversión, se estimó que por cada caso confirmado oficial, había 11,6 infecciones en la comunidad.
 

En la imagen del trabajo original se precian estimaciones de seroprevalencia e IC del 95% para cada semana de la encuesta (A), casos reportados CoVID-19 confirmado diariamente en Ginebra (B) y recuentos de casos acumulados por día y tasa de incidencia acumulada de casos confirmados CoVID-19 (C). Estos resultados sugieren que la mayoría de la población de Ginebra permaneció no infectada durante esta ola de la pandemia, a pesar de la alta prevalencia de CoVID-19 en la región (5.000 casos clínicos notificados durante <2,5 meses en una población de medio millón de personas).

Suponiendo que la presencia de Acs IgG está asociada con la inmunidad (que a día de hoy es mucho suponer, pues parece que en dos o tres meses pueden desaparecer…), estos resultados ponen de manifiesto que la epidemia está lejos de llegar a su fin por ausencia de personas susceptibles en la población. Además, se observó una seroprevalencia significativamente menor en niños de 5 a 9 años y adultos mayores de 65 años, en comparación con los de 10 a 64 años. Esta información debe servir a los países que están considerando aliviar las restricciones destinadas a frenar la transmisión (nada comentaremos aquí sobre la forma de combate de la salud pública de USA y de toda América, en general….).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *