Doctor, ¿se puede hacer deporte durante el primer trimestre de una gestación?

 

 
Siempre se ha dicho que el secreto de la vida y sobre todo de la vida larga es mantener aquello de «mens sana in corpore sano». Y mantener el cuerpo sano, ya tenemos evidencia científica , depende no solo de lo que comemos (ver en https://www.neyro.com/2014/01/19/somos-lo-que-comemos-y-mas-en-el-riesgo-cardiovascular/) sino del ejercicio que hacemos cada día. Hoy ya sabemos que 150 minutos semanales son fundamentales para alegar la vida, como demostramos en otra noticia de nuestra página, presente en https://www.neyro.com/2020/01/15/ejercicio-fisico-y-su-influencia-en-nuestra-longevidad/.
Está claro, pero Doctor, ¿la mujer embarazada del primer trimestre puede hacer ejercicio físico? ¿puede hacer deporte con intensidad? Y supongamos que no ha hecho nunca nada de actividad física…¿no será el primer trimestre de su embarazo un mal momento para empezar a hacerlo? Bien podría decirse que el embarazo tiene sobre todo motivación; ninguna mejor como mantenerse activa y con costumbres sanas. Dejar de fumar…: un objetivo casi deseado por el 100% de las fumadoras… Pues bien ¿cuándo mejor que en el embarazo?
Y lo mismo para el ejercicio, por supuesto;seguramente con algunas limitaciones por otro lado muy lógicas, pero elementales: si usted no ha esquiado nunca, no es bueno que empiece en el embarazo por el riesgo de caídas traumáticas…Si usted no ha jugado nunca al rugby, empezar en la gestación no es una buena idea… Tampoco los otros deportes de contacto como el Judo, el boxeo, la lucha americana o la canaria… Claro¡¡¡
Pero el ejercicio de fuerza es definitivamente importante en cualquier época de la vida; no solo el aeróbico. También el anaeróbico, las halteras, levantar pesas, vamos…, las contracciones isométricas…, pero no de entrada si no lo ha hecho nunca. Todo necesita una gradación, un entrenamiento continuado, una progresión tras fortalecer las articulaciones, tras fomentar el equilibrio por supuesto. Sin riesgo de caídas, sin entrenos duros que le lleven a la extenuación, sin intención de alta competición, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *