Mejor ligadura de trompas que oclusión con Essure

a de las funciones fundamentales de un blog de divulgación sanitaria y científica como este, que está dedicado a la salud de la mujer, es contribuir a que cada vez más personas (en el momento de la redacción de este artículo pasan ya de 6.75 los millones de visitantes del web….) tengan acceso fácil a los hallazgos que la literatura médica y la mejor evidencia científica proporcionan sobre temas relativos a la ginecología, el embarazo y asuntos relacionados. Lamentablemente, no siempre todas las novedades médicas son positivas y algunas producen una determinada cantidad de daño a las personas que lo emplearon que aconseja su retirada del comercio, su abandono en su utilización diaria…, cuando no son constitutivas de peleas judiciales y demandas varias por el daño causado….

Entre todas estas circunstancias, uno sobre manera en los últimos años en el campo de la ginecología; nos referimos a la esterilización ambulatoria mediante unos oclusores tubáricos comercializados hace más de dos décadas bajo el nombre de Essure. Nos ocupamos largo y tendido del tema en otra noticia del web que lo explicaba con detalles y que puede seguir se en https://www.neyro.com/2018/12/31/essure-de-contraceptivo-milagroso-a-calvario-para-sus-usuarias/.

Pues bien, ahora una nueva investigación retrospectiva sobre este asunto revela que las pacientes que fueron objeto de esterilización con el dispositivo anticonceptivo permanente Essure (que comercializaba en última instancia la multinacional alemana Bayer AG), ahora ya descontinuado, tienen significativamente más probabilidad de necesitar resección tubárica o ligadura, que quienes se someten a esterilización laparoscópica habitual.

El asunto tiene trascendencia puesto que en un inicio se preconizaba que las usuarias sometidas a este procedimiento no necesitarían siquiera entrar a quirófano ni recibir anestesia para su esterilización; lo demostrado con este estudio es lo contrario; deben repetir su entrada a quirófano en comparación con las que se sometieron a un procedimiento standard de esterilización (como el mostrado en la imagen de cabecera del artículo); a pesar de todo, el riesgo está limitado a los primeros años después de la implantación, de acuerdo con este estudio, en el que se examinaron los resultados a 7 años con el dispositivo. Después de los 7 años se desconocen los riesgos.

El estudio ahora comentado (https://journals.lww.com/greenjournal/Abstract/publishahead/Seven_Year_Outcomes_After_Hysteroscopic_and.97837.aspx, que es el enlace original al manuscrito recién publicado en enero de 2019) lo acoge una revista científica tan prestigiosa como Obstetrics & Gynecology. “Para los centenares de miles de mujeres con el dispositivo Essure ya implantado, la vigilancia continuada de los resultados a largo plazo después de la esterilización histeroscópica es decisiva, dada la escasa evidencia de los riesgos del dispositivo después de los siete años”, indica la Dra. Jialin Mao, del Department of Healthcare Policy and Research, Weill Cornell Medical College, en Nueva York, Estados Unidos, y sus colaboradores, como primera firmante del artículo publicado el 8 de enero en la versión electrónica de la citada revista.

A pesar de todo, si nos atenemos a los números globales de los dispositivos puestos, y alejados de terrible ruido mediático que las afectadas en todo el mundo (también en España) tuvieron que hacer para conseguir su visibilización en los centros públicos donde poco menos que se les negaba la asistencia…,  el riesgo general de necesidad de una operación repetida con el dispositivo es relativamente pequeño.

Y es que “aunque el riesgo es alto para un procedimiento secundario, en comparación con la esterilización laparoscópica, el riesgo real es muy bajo”, explicó la Dra. Nancy C. Chescheir, de la Division of Maternal-Fetal Medicine at the University of North Carolina, en Chapel Hill, Estados Unidos. “Más de 95% de mujeres con cualquier procedimiento no se someten a un segundo procedimiento”, señaló la Dra. Chescheir, editora en jefe de Obstetrics & Gynecology. “Creo que siempre es importante comparar, pero también tener presente cuáles son los riesgos absolutos, que en este caso son mínimos”.

Essure o esterilización histeroscópica, se comercializó como la única forma no quirúrgica de control de natalidad permanente en Estados Unidos, en Europa (y en España igualmente), pero se ha relacionado con diversos eventos adversos, que fluctúan desde dolor persistente hasta perforación del útero y desplazamiento de los espirales del implante hacia la cavidad pélvica o abdominal, lo cual ha dado lugar a muy diversas demandas legales. Por estos motivos se necesitan datos a largo plazo sobre la esterilización histeroscópica con Essure

En abril de 2018, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos anunció restricciones a las ventas y distribución de Essure, tal y como recogimos en la noticia previa publicada en nuestro blog y en todos medios de comunicación. En julio del mismo año, Bayer anunció que suspendería la comercialización de Essure en Estados Unidos a finales de 2018 debido a la disminución de las ventas. Las ventas del dispositivo se detuvieron fuera de Estados Unidos en el otoño de 2017.

Corta vida para un supuesto avance médico que en tan solo apenas 15 o 16 años ha levantado tanta polémica y ha pasado de ser un contraceptivo poco menos que milagrosos a ser una auténtica pesadilla para muchas de sus usuarias., destaca el Dr. José Luis Neyro. Debido a que más de 750.000 pacientes habían recibido el dispositivo desde su aprobación en 2002, según estimó Bayer, todavía se necesitan datos sobre los efectos adversos de Essure a más largo plazo y de todo ello estaremos atentos en el próximo futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *