La conservación de células madre de cordón umbilical es útil para el futuro

Se dice que todo comenzó cuando determinado miembro de la realeza europea, muy, muy próxima…, decidió que se iban a conservar unos centímetros cúbicos de la sangre del cordón umbilical del cercano parto de su mujer lo que disparó el asunto, al menos entre los medios de comunicación; en realidad, solo lo hizo visible pues la conservación de células madre provenientes de sangre de cordón umbilical o incluso del propio cordón umbilical no solo ya se conocía sino que se venía practicando con desigual frecuencia en diferentes países del mundo.

Hoy, apenas unos años más tarde, muchas mujeres se plantean si es conveniente o adecuado conservar células madre de la sangre de su cordón umbilical, sobre todo teniendo en cuenta que tras el alumbramiento de la placenta, el personal que atiende el parto de ordinario tira a la basura (por terminar pronto el proceso) todo lo que significan cordón, membranas amnióticas e incluso la placenta entera. Así, en estos últimos años, la conservación de las Células Madre de la Sangre (SCU) y el Tejido del Cordón Umbilical de un recién nacido es algo cada vez más común entre las familias españolas y de todo el mundo.

Toda esta vorágine de conservación está destinada a ser empleadas (si se precisaren….) en el futuro de la propia criatura cuyas células se conservan….. De hecho, cuando conservamos Células Madre Hematopoyéticas (HSC) y Mesenquimales (MSC), las primeras sirven para regenerar todas las células de la sangre y el sistema inmune; por su parte las MSC ayudan a reducir la severidad del rechazo en un trasplante de HSC, mejorar el prendimiento de los trasplantes y lograr una mejor reconstrucción de la médula ósea. Además las MSC, gracias a su capacidad para regenerar multitud de tejidos diferentes, son consideradas como la base de la Medicina Regenerativa del Futuro.

A pesar de que existen otras fuentes posibles de HSC y MSC, la Sangre y el Tejido del Cordón Umbilical son la mejor fuente para su obtención. Al tratarse de las Células Madre más jóvenes tienen una mayor capacidad de multiplicación y de especialización, contribuyendo a aumentar su efectividad. Además su obtención es un proceso muy sencillo y sin riesgo alguno para la madre y el bebé: basta evitar que se pierda toda la sangre del cordón y recogerla en condiciones de máxima asepsia en un contenedor especialmente diseñado para tal fin.

De ordinario, se argumenta que la conservación familiar obedece a muy diversas razones:

  • Las Células Madre conservadas en el momento del nacimiento son más jóvenes y por lo tanto tienen una mayor capacidad terapéutica que las que se pueden recoger más tarde.
  • Las Células Madre de la Sangre de Cordón ofrecen un potencial superior que cualquier otra fuente de Células Madre Adultas.
  • La compatibilidad con el propio niño es siempre del 100%, pues se trata de células del propio niño.
  • Los hermanos podrían utilizar la muestra: tienen un 25% de probabilidad de ser 100% compatibles e incluso una probabilidad mayor de ser suficientemente compatibles para un trasplante, cuando se compara con otros donantes potenciales más alejados inmunológicamente.
  • Tras conservar la Sangre de Cordón, la muestra está a su disposición de manera inmediata si fuera necesaria, porque no tiene otro destinatario.
  • La muestra es propiedad del niño, bajo la tutela de sus padres hasta que sea mayor de edad.
  • La Sangre del Cordón Umbilical es una fuente de Células Madre que ya ha sido utilizada para tratar enfermedades graves que tradicionalmente eran tratadas con un trasplante de Médula Ósea.4
  • Las Células Madre Mesenquimales que se pueden encontrar en el Tejido del Cordón Umbilical son muy prometedoras en el terreno de la terapia celular y la regeneración de tejidos.5

Las Células Madre del Cordón son demasiado valiosas como para ser desechadas.

Hoy en día se estima que entre el 90% y el 95% de los casos, la sangre del cordón se desecha tras el nacimiento. Sin embargo, la conservación de sangre del cordón es esencial y también el Tejido del Cordón debería ser conservado, ya sea en un Banco de Células Madre Familiar privado o donado para su uso público o para la investigación. Se afirma con vehemencia que estas Células tienen un potencial tan importante que nunca se deberían desechar, excepto en casos de flagrante infección materna, transmisión de enfermedades virales conocidas (hepatitis B, Virus de la Inmunodeficiencia Humana, etc, etc) De todas maneras, todas esas infecciones se descartan ya antes del embarazo y, en cualquier caso, en el primer trimestre de todas las gestaciones de nuestro país.

Referencias

  1. Alberts, B., Johnson, A., Lewis, J., et al. Molecular Biology of the Cell. 4th edition. New York: Garland Science; 2002
    link to reference
  2. “Stem Cell Basics.” Stem Cell Information. The National Institute of Health. Web. 28 Sept. 2012.
    link to reference
  3. Sarugaser, R., et al. “Human umbilical cord perivascular (HUCPV) cells: a source of mesenchymal progenitors.” Stem Cells 23:2 (2005): 220-29. Print.
    link to reference
  4. Broxmeyer, H. E. “Enhancing engraftment of cord blood cells via insight into the biology of stem/progenitor cell function.” Annals of the New York Academy of Sciences 1266 (2012):151–160. Print.
  5. Wang, H.-S., et al. “Mesenchymal Stem Cells in the Wharton’s Jelly of the Human Umbilical Cord.” Stem Cells 22:7 (2004): 1330–1337. Print.
    link to reference
  6. Cairo, M. S., et al.”Placental and/or Umbilical Cord Blood: An Alternative Source of Hematopietic Stem Cells for Transplantation.” Blood 90 (1997): 4665-78. Print.
  7. “Learning more about your disease.” Be the Match. The National Marrow Donor Program. Web. 27 Nov. 2012.
    link to reference
  8. Search for Studies search term “stem cells”. ClinicalTrials.gov. Web. 28 Sept. 2012.9