Vitamina D: de un error histórico a la salud y la calidad de vida

Ni es una sola, ni es una vitamina….; dos errores en tan solo dos palabras…., pero que se mantienen durante más de un siglo entero ya…. Efectivamente, nos hemos ocupado varias veces de la vitamina D en este blog con expresión de gran parte de sus acciones y de sus beneficios.

Sabemos que el organismo humano produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol”. La mayoría de las personas satisfacen al menos algunas de sus necesidades de vitamina D de esta manera……, cuando se toma el sol, cuando hay solo, cuando los rayos inciden de una determinada manera sobre la piel…., en fin…..

Muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural. En consecuencia, muchos alimentos son enriquecidos con esta vitamina. Fortificado o enriquecido quiere decir que al alimento se le han agregado las vitaminas. Los pescados grasos (atún, salmón y caballa) están entre las mejores fuentes de vitamina D. El hígado de res, el queso y las yemas de los huevos suministran pequeñas cantidades.

Los champiñones proporcionan algo de vitamina D. Algunos champiñones que están a la venta en la tienda tienen un mayor contenido de vitamina D porque han sido expuestos a la luz ultravioleta.

Pero el alimento más completo para proporcionarnos vitamina D es la leche, sin duda alguna. La mayor parte de la leche en los Estados Unidos viene fortificada con 400 UI de vitamina D por litro (cuarto de galón), no así en España, lamentablemente. La mayoría de las veces, los alimentos a base de leche, como el queso y el helado, no están fortificados.

Muchos son los mitos sobre estos temas de la ingesta de lácteos, ciertamente; nos ocupamos del tema en http://www.neyro.com/2014/02/20/mitos-y-realidades-sobre-la-ingesta-de-leche-de-vaca/

De estos temas y de más anécdotas sobre los temas de la vitamina D hablaron esta semana en el magacine Objetivo Bizkaia siu directora y presentadora, la encantadora periodista Susana Porras y el responsable de contenidos dewww.neyro.com, el ginecólogo Dr. José Luis Neyro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *