Debemos vacunar a todas las gestantes como grupo de especial vulnerabilidad para CoVID19

Era Don Hilarión en «La verbena de la Paloma» el que nos lo recordaba con aquel gracejo popular que puso en su boca  el dramaturgo Ricardo de la Vega, cuando cantaba que «hoy las «siensias» adelantan que es una barbaridad». Porque el cambio, amigo lector, el cambio en sí mismo es inherente a la ciencia y la investigación científica avanza siempre destrozando a veces verdades incontrovertibles hasta hace muy poquito tiempo. Bien diferente es que nuestras (respetadas) autoridades sanitarias sean capaces de tamaño dinamismo y de adaptarse con celeridad a los cambios que esa investigación científica promueve, no lo olvidemos, para mejorar nuestro estado, favorecer una mejor calidad de vida, incrementar un mejor acceso a procesos de mejora o de curación de enfermedades en el mejor de los casos.

Viene a cuento esta introducción, amable lector, a que apenas en septiembre de 2020 considerábamos contraindicado severamente incluir a las gestantes entre los grupos a vacunar con una vacuna (recordémoslo…) que apenas era un sueño en aquellos tiempos de la segunda ola… Ahora estamos ya cerca de iniciar la cuarta y el virus ha modificado incluso su genoma para seguir infectando mejor (ver en https://www.neyro.com/2021/03/18/sigue-siendo-el-sars-cov2-el-mismo-de-siempre-desde-el-principio-de-esta-pandemia/) y se abren nuevos retos.
Ya tenemos cuatro vacunas aprobadas en la Unión Europea (ver en https://www.neyro.com/2020/12/30/diversas-estrategias-de-investigacion-para-distintos-resultados-en-vacunas-diferentes-contra-el-coronavirus-causante-de-covid19/) y vamos sabiendo más cosas. Sabemos por ejemplo que existen muchos grupos de especial vulnerabilidad para SARS-CoV2 y no solo entre nuestros mayores.
En el ámbito de la salud de la mujer, que es nuestro campo de acción inmediata, conocemos que el embarazo es un terreno abonado para CoVID19 (ver en https://www.neyro.com/2020/10/29/covid19-puede-causar-un-cuadro-similar-a-la-pre-eclampsia-en-las-gestantes-que-puede-complicar-mucho-el-embarazo/). Ahora, de forma contundente, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de los USA consideran que las mujeres embarazadas tienen un alto riesgo de enfermedad grave y muerte por CoVID19 y el Comité Asesor de Inmunización Practices (ACIP) recomienda que se dé prioridad a las personas embarazadas para la vacunación en la Fase 1c de la asignación de vacunas.
Todavía nuestras (respetadas) autoridades sanitarias siguen recomendando «no vacunar a ninguna gestante» (ver en https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/covid19/docs/COVID-19_EstrategiaVacunacion.pdf#page=68); de hecho, los planes estatales de vacunación no han sido uniformes en la adopción de recomendaciones del grupo prioritario del ACIP.
Las cosas no son fáciles para los políticos por su andar cansino y sujeto a mil batallas (la mayoría al margen de la ciudadanía a la que dicen servir…); pero son los que deciden sobre nuestras cosas y debemos ser exigentes con ello. Así, investigaciones anteriores encontraron que 15 estados incluían el embarazo entre otros grupos de prioridad CoVID19, pero la planificación ha sido muy dinámica en las últimas semanas. Los objetivos de un estudio que ahora comentamos, son determinar cuántos estados dan prioridad a las mujeres embarazadas para la vacuna CoVID19 y evaluar la elegibilidad actual de las embarazadas para vacunaciones CoVID19 en Estados Unidos. Merece el asunto un comentario en este sentido..

Hablamos de un estudio muy serio reciente publicado en una revista de impacto y que está a disposición del lector en https://www.ajog.org/article/S0002-9378(21)00167-8/fulltext. En dicho manuscrito, se buscaba información sobre grupos prioritarios para la vacunación CoVID19 en los 50 estados de

USA y el Distrito de Columbia el 6 de marzo de 2021. Más reciente imposible; el análisis incluyó información sobre sitios web oficiales del gobierno. Este estudio no requirió la aprobación de la junta de revisión institucional, ya que examinaron datos de fuentes disponibles públicamente y no utilizaron información de pacientes; no se transgredía, por lo tanto, secreto profesional alguno ni se empleaba información privada de paciente alguno.

El estudio lo firmaba como primer autor Matthew A. Crane, Bachelor of Sciences de la Johns Hopkins University School of Medicine Edward D. Miller Research Building 733 North Broadway, Suite 137 Baltimore, MD 21205-2196. Pues bien, a fecha 6 de marzo de 2021, la mayoría de los estados (36 de 51; 73%) incluyen el embarazo como un grupo prioritario para vacuna CoVID19; en poco menos del 50% de los estados (24 de 51) las personas embarazadas están elegibles para la vacunación (Tabla). Los 36 estados que dan prioridad al embarazo abarcan el 76% de los habitantes de todo ese gran país que es USA.

De estos estados, 23 se refieren a la clasificación de los CDC de personas embarazadas como pacientes riesgo de enfermedad grave por CoVID19. Varios estados (9 de 51; el 18%) dan prioridad a los grupos de alto riesgo de enfermedad grave CoVID19 debido a condiciones de salud preexistentes, pero no específicamente enumeraron a las embarazadas como grupo prioritario. Cuatro estados han diseñado su plan de priorización en torno a una estrategia de edad descendente, y dos estados enumeran solo los grupos elegibles actuales o cercanos y las personas embarazadas no están incluidas. En el estudio se muestran los enlaces a todos los webs que los autores han revisado y analizado para su trabajo. En la imagen la foto de la portada del número de marzo 2021 de la revista en cuestión.

Para concluir, los autores afirman que la mayoría de los estados USA incluyen a las embarazadas como grupo prioritario para la vacunación inicial CoVID19, y en casi el 50% de los estados actualmente son elegibles para recibir la vacuna. Estos resultados difieren sustancialmente de hallazgos anteriores publicados a principios de febrero de 2021, que encontraron que 15 de 51 jurisdicciones habían dado prioridad a las embarazadas. De ahí la necesidad de permanecer siempre atentos a cualquier modificación de nuestra (mejor) información científica. A eso nos referíamos cuando publicamos esas reflexiones en Toko Ginecología Práctica justo este mismo mes de marzo 2021 con una portada que reproducimos abajo.

Y es que la mayor priorización de las mujeres embarazadas para la vacunación CoVID19 marca un progreso importante: es éticamente imperativo y respaldado por las recomendaciones de las sociedades de obstetricia profesional de USA y de los (muy exigentes y serios) CDC. Los esfuerzos continuos para garantizar el acceso equitativo a las vacunas CoVID19 para las embarazadas requieren, como mínimo, que todos los estados prioricen el embarazo por igual con la salud de alto riesgo mencionada por los CDC, condiciones basadas en los datos objetivos disponibles. Seguiremos informando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *