¿Será la histerectomía el final ideal para todas las mujeres con endometriosis y dolor crónico?

Hace ya mucho tiempo, es ciertto lamentablemente aún hoy, reconocíamos que no tenemos todavía un tratamiento ideal para abordar con efectividad clínica generalizada una enfermedad tan prevalente entre las mujeres en edad reproductiva como es la endometriosis (ver en https://www.neyro.com/2016/03/29/existe-un-tratamiento-ideal-para-la-endometriosis/)

Asumamos desde el inicio que son muchas las afectadas por un trastorno que además de infertilidad en casi la mitad de ellas, provoca dolor crónico, a aveces invlaidante, y son más de 176.000.000 en todo el mundo; la cifra, reconozcámoslo, es mareante y no deja de crecer (como comentamos en https://www.neyro.com/2016/03/14/la-endometriosis-afecta-a-176-millones-de-mujeres-en-el-mundo/)
Planteadas así las cosas,y asumido que la cirugía debiera ser la última solución (ver en https://www.neyro.com/2015/06/03/la-cirugia-ultimo-recurso-en-la-endometriosis/), llega ahora un estudio algo distinto que enfatiza, precisamente en los resultados de la llamada «cirugía definitiva» si por tal entendemos la histerectomía, la extirpación del útero. El estudio se tituló «Effect of hysterectomy on pain in women with endometriosis: a population‐based registry study».
Se publicó recientemente en una revista tan británica como el BJOG. 2020 Dec; 127(13): 1628-1635 y está a disposición del lector curioso en https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1471-0528.16328, cuya cubierta mostramos justo abajo.
El objetivo fundamental de este estudio fue evaluar el dolor antes y después de la histerectomía en mujeres con endometriosis a partir de los datos de un registro de base poblacional de Suecia. La cohorte del estudio consistió en mujeres de 18 a 45 años que se sometieron a histerectomía por endometriosis entre 2010 y 2015; cinco años de seguimiento en un estudio longitudinal, a través del tiempo como este que comentamos, es bastante tiempo como para atender a sus resultados.
Los autores, capitaneados por A Sandström comentan que recogieron los síntomas de dolor antes de la histerectomía y 12 meses después de la cirugía del Registro Nacional Sueco de Calidad para Cirugía Ginecológica (GynOp). Los síntomas del dolor pélvico o bajo abdominal también se evaluaron mediante encuestas de seguimiento después de una mediana de seguimiento de 63 meses.

No fueron muchas las pacientes incluidas en la cohorte, apenas 137 mujeres, de acuerdo al flujo de selección que se muestra arriba. La proporción de mujeres que experimentaron dolor de cualquier gravedad disminuyó en un 28% después de la histerectomía (p<0,001). La proporción de mujeres con dolor intenso disminuyó en un 76% después de la histerectomía (p<0,001). La mayoría de las mujeres (84%) estaban satisfechas con el resultado quirúrgico. La presencia de dolor intenso después de la histerectomía se asoció con una menor satisfacción (p<0,001).

Desde otro punto de vista, no deja de sorprender un poco algunos datos del estudio; los síntomas de dolor después de la cirugía, la satisfacción de la paciente y la mejoría percibida no fueron significativamente diferentes entre las mujeres cuyo tejido ovárico se conservó y las mujeres que se sometieron a una ooforectomía bilateral. Deberemos asumir así que el mejor tratamiento no es uno general para todo el mundo; mucho más que en otras patología, aquí cabe aquello de que «no hay café para todas» (y así lo contamos ya hace un tiempo en https://www.neyro.com/2019/12/17/dejemos-de-pensar-en-endometriosis-y-tratemos-a-cada-paciente-con-la-enfermedad-de-forma-personalizada/)

Si se fijan en los datos tomados de una de las tablas del propio trabajo aludido, existen demasiados intervalos de confianza que incluyen la unidad; poco se puede concluir así de manera definitiva. A pesar de ello, ya lo hemos comentado, se observó una reducción significativa y duradera de los síntomas del dolor después de la histerectomía entre las mujeres con endometriosis. La histerectomía, con la posibilidad de preservar los ovarios, puede ser una buena opción para las mujeres con endometriosis que sufren síntomas de dolor intenso. En honor a la verdad, seguimos sin poder responder de forma tajante a la pregunta que daba pie a este comentario:¿será la solución final para todas las mujeres con endometriosis y dolor crónico? Seguiremos informando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *