Dejemos de pensar en endometriosis y tratemos a cada paciente con la enfermedad de forma personalizada

 
Una de las (afortunadamente escasas) enfermedades crónicas que las mujeres pueden sufrir en el ámbito ginecológico y verdadero paradigma de la pérdida de su calidad de vida no obstante, es la endometriosis. A estas alturas del partido (o era de la película?) el lector interesado ya conoce que es una enfermedad caracterizada por el crecimiento de la mucosa que tapiza el interior del útero además de en ese lugar en cualquier otro del organismo.

17

Para una mejor definición de los iniciales conceptos, puede seguirlo en un corto vídeo de mi canal de youtube que está en el enlace

La endometriosis como enfermedad inflamatoria crónica que facilita esa presencia de tejido endometrial fuera del útero, es capaz de causar sobre todo dolor pélvico e infertilidad. Sobre ello puede verse igualmente otro corto vídeo sobre este aspecto de la infertilidad en endometriosis que puede dar un poco ,más de luz sobre el tema; está en
Esta enfermedad debe verse como un problema de salud pública con un efecto importante en la calidad de vida de las mujeres, además de generar una gran carga económica. Así lo consideran los autores de un artículo de reflexión publicado recientemente (ver el original en https://www.nature.com/articles/s41574-019-0245-z) en Nature Reviews Endocrinology, en su número de septiembre de 2019 y del que obtenemos algunas de sus figuras e ilustraciones.
Los firmantes, capitaneados por Charles Chapron, histórico autor perteneciente a la Université Paris Descartes, Sorbonne Paris Cité, Faculté de Médecine, Paris, France y muy afamado en temas de endometriosis, considera que cada mujer debe tener un plan personalizado de tratamiento para su enfermedad. En ello coincidíamos cuando publicamos algo similar en nuestro propio web en https://www.neyro.com/2019/04/04/la-endometriosis-reclama-mayor-atencion/.
Y es que gracias, por ejemplo, al progreso considerable en las imágenes de diagnóstico (fundamentalmente de ultrasonidos vía transvaginal y resonancia magnética) (ver las imágenes del original del artículo comentado), la laparoscopía exploratoria o diagnóstica ya no es necesaria para diagnosticar lesiones endometrióticas.
Por el contrario, el diagnóstico de endometriosis debe basarse en un proceso estructurado que implique la combinación de entrevistas con la paciente, examen clínico y técnicas de imagen. El diagnóstico de endometriosis a menudo conduce a una cirugía inmediata; también esto está puesto en cuestión por cada vez más autores como señalamos en https://www.neyro.com/2015/06/03/la-cirugia-ultimo-recurso-en-la-endometriosis/. Por lo tanto, es necesario reconsiderar el diagnóstico y el tratamiento de la endometriosis. En lugar de evaluar la endometriosis el día del diagnóstico, los ginecólogos deben considerar la «vida de endometriosis» de la paciente, señalan los autores del estudio que ahora comentamos.
Casi coincidente con lo que ya en su momento planteamos en un artículo publicado en este mismo web en https://www.neyro.com/2016/01/22/diagnostico-de-la-endometriosis-diferentes-abordajes-para-distintas-formas-de-enfermedad/. La personalización que señalábamos en el título de este comentario, la individualización y además a través del tiempo es la característica mandatoria en cada caso; ya lo contamos hace más de tres años en este mismo lugar y aún accesible en https://www.neyro.com/2016/03/29/existe-un-tratamiento-ideal-para-la-endometriosis/ y los artículos científicos más recientes, como el que ahora comentamos, nos dan la razón y enfatizan en ese planteamiento.
Los autores franceses resumen diciendo que el tratamiento médico es (debiera ser apoya JL Neyro) la opción terapéutica de primera línea para pacientes con dolor pélvico y sin deseo de embarazo inmediato. En mujeres con infertilidad, se debe considerar cuidadosamente si se deben ofrecer técnicas de reproducción asistida antes de realizar una cirugía de endometriosis. El tratamiento moderno de la endometriosis debe individualizarse con un enfoque integrado centrado en la paciente, multimodal e interdisciplinario; poner la paciente y sus intereses temporales en el centro de nuestras actuaciones. Es el camino que destaca José Luis Neyro..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *