Tratamiento de la incontinencia de orina mediante Laser, sin quirófano

En los últimos años, en determinados centros USA y algunos europeos, cada vez más numerosos, se ha ido extendiendo el empleo de determinado tipo de luz Laser para el tratamiento del envejecimiento vaginal y, al tiempo, de la propia incontinencia de orina, con la ventaja terrible de no tener que pasar por quirófano ni necesitarse anestesia de ningún tipo para su realización.
Comenta el Dr. Neyro, que el tratamiento ya ha llegado a España, concretamente a Bilbao, Málaga, Madrid (en varios centros…); las primeras experiencias son muy estimulantes y esperanzadoras porque el laser, comenta, es capaz de estimular la llegada de fibroblastos a la mucosa vaginal más superficial, que después estimulan la producción de colágeno y de ácido hialurónico, fundamental en su producción y necesarios en la elasticidad vaginal. Este tratamiento está indicado fundamentalmente en los casos de incontinencia de esfuerzo de grado I y II, en general no muy severos.
Además de en Madrid donde ya está presente hace pocos meses, el nuevo centro sanitario Healthy Women aplica también en Málaga esta técnica novedosa no invasiva e indolora para tratar de forma definitiva dolencias ginecológicas como la incontinencia urinaria, que pueden padecer una de cada tres mujeres a partir de los 35 años; la atrofia vaginal, herpes, verrugas o el rejuvenecimiento vaginal. La salud vaginal es un epígrafe de una extraordinaria importancia en esos años de la vida de la mujer en los que incluso se le empieza a olvidar acudir a sus revisiones ginecológicas periódicas (como relatamos en http://www.neyro.com/2012/05/10/solo-una-de-cada-tres-mujeres-mantiene-la-visita-al-ginecologo-a-partir-de-los-65-anos/).
Así lo ha presentado el equipo médico de Healthy Women, dirigido por el Dr. Pedro Torrecillas, un centro especializado en la salud íntima de la mujer, pionero en Andalucía en la aplicación del láser Fotona, que permite una recuperación mucho más rápida que en las intervenciones convencionales.
En concreto, una de cada tres mujeres a partir de los 35 años tiene problemas de incontinencia urinaria. Lo comentamos en su día en este mismo blog explicando que es un problema mucho más frecuente de lo que se dice porque muchas pacientes ocultan incluso a su propio médico el padecimiento por un equivocado sentimiento de vergüenza (ver en http://www.neyro.com/2011/06/21/que-es-la-incontinencia-urinaria-y-como-tratarla/)
Por otro lado, con el paso del tiempo los músculos de la cavidad pélvica van perdiendo elasticidad, que también se agrava con el embarazo, el parto y el inicio de la menopausia. Estas fugas involuntarias de orina suelen provocar en la mujer problemas en su autoestima y en las relaciones sociales, han explicado los especialistas, tanto malagueños como bilbaínos. El jefe de la Unidad de Láser Médico de HM Hospitales, César Arroyo, recuerda que este trastorno afecta al 30% de las mujeres de 60 años y, entre las causas más habituales de su aparición, están el envejecimiento y los partos vaginales, seguramente con pequeños desgarros mal reparados en su día.

El método de este tipo de láser, tal y como se ha precisado, está “avalado por los resultados satisfactorios en las intervenciones ginecológicas y otras especialidades en EEUU y Europa”. Además, el láser Fotona y sus terminales es el único autorizado por la Food and Drug Administration (FDA) –Agencia que controla los alimentos y los productos medicamentosos de EEUU– y las autoridades europeas para su uso vaginal.

La acción del láser es simple y eficaz, ya que el rayo de luz emitido calienta las paredes vaginales y estimula la producción de nuevas fibras de colágeno. El tratamiento, continúa el Dr. Neyro, ginecólogo que ha iniciado este tipo de tratamientos igualmente, es corto en el tiempo, pues la técnica apenas dura unos diez o quince minutos en total y se hace de manera totalmente ambulatoria (sin ingreso) y confortable para la paciente. La duración de sus efectos es variable y depende del grado de afectación, aunque en la mayoría de los casos tratados se han superado los 12 meses, “pudiendo realizarse una sesión de mantenimiento a partir de entonces y con la misma eficacia”.

El resultado final es que el órgano genital de la mujer recupera su estructura original, y la paciente, desde el primer tratamiento, comienza a recuperar la sensación de bienestar. La fisioterapia y los ejercicios de suelo pélvico pueden ayudar a prevenir la incontinencia urinaria y a mejorar sus síntomas pero, para que sean realmente eficaces, es preciso ser muy constantes, con ejercicios diarios en varias tandas y la falta de tiempo hace que sean muchas las mujeres que acaban abandonando.

Los tratamientos realizados con el láser vía vaginal son indoloros y, en casi todos los casos, sin necesidad de anestesia o precauciones especiales antes y después de las operaciones, por lo que la mujer se puede incorporar a sus hábitos cotidianos de forma inmediata.

El láser a partir de ahora trata las patologías de incontinencia urinaria, atrofia vaginal, ginecología dermatológica, prolapso y dilatación vaginal, además de todo lo relacionado con el aparato sexual femenino. Una nueva arma terapéutica a incorporar al arsenal de medidas correctoras adecuadas para mejorar la salud de la mujer, que es el objetivo básico de los que trabajamos en ginecología, declara finalmente el Dr. José Luis Neyro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *