Sólo una de cada tres mujeres mantiene la visita al ginecólogo a partir de los 65 años

Un artículo publicado en “Ella y el abanico”

Sólo una de cada tres mujeres mayor de 65 años continúa visitando al ginecólogo de forma rutinaria, prefieren dar prioridad a las consultas de otros especialistas, según ha explicado eldoctor José Luis Neyro, coordinador de la novena edición delCurso de Menopausia y Climaterio que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) celebra a partir de mañana en Bilbao.

Fuente : Te interesa.es

Sin embargo, este experto alerta de que no hay una edad límite para las visitas alginecólogo, y que toda mujer debe acudir al especialista “siempre que se tengan síntomas que condicionen o alteren su calidad de vida”. Para Neyro, no acudir representa un “error”, ya que “la mujer no deja de serlo por envejecer y su asistencia debe ser integral, asegurando la calidad de su salud vaginal”.

La salud de la mujer durante la madurez también debe ser controlada y promocionada dentro de la especialidad ginecológica, enfocándose, entre otras cosas, a tratar de equilibrar la vagina, disminuir la sintomatología y prevenir el descenso genital, vigilar los desajustes del suelo pelviano o la incontinencia urinaria.

Precisamente, la incontinencia urinaria, es uno de los principales trastornos en esta edad y que afecta aproximadamente al 40 por ciento de las mujeres mayores. “La denominada incontinencia urinaria de esfuerzo, a diferencia de otros tipos de incontinencia, tiene muchas opciones terapéuticas, por lo que hay que valorar cuál es el ámbito de aplicación real de estas nuevas posibilidades de tratamiento”, explica el doctor Neyro.

Los avances realizados en los últimos años han propiciado que, hoy en día, se puedan tratar y corregir más del 90 por ciento de los casos de incontinencia de esfuerzo, así como prevenir y evitar un alto porcentaje de las desencadenadas por partos o cirugías.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), el doctor Rafael Sánchez, ha destacado la importancia de desarrollar cursos como el celebrado en Bilbao, ya que sirven para actualizar los protocolos de tratamiento en la atención sanitaria que recibe la mujer.

“Se trata de fomentar la formación de los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer madura y promover el conocimiento y la educación sanitaria de la mujer en torno a la menopausia”, ha añadido.

La salud de la mujer durante la madurez también debe ser controlada y promocionada dentro de la especialidad ginecológica, enfocándose, entre otras cosas, a tratar de equilibrar la vagina, disminuir la sintomatología y prevenir el descenso genital, vigilar los desajustes del suelo pelviano o la incontinencia urinaria.

Precisamente, la incontinencia urinaria, es uno de los principales trastornos en esta edad y que afecta aproximadamente al 40 por ciento de las mujeres mayores. “La denominada incontinencia urinaria de esfuerzo, a diferencia de otros tipos de incontinencia, tiene muchas opciones terapéuticas, por lo que hay que valorar cuál es el ámbito de aplicación real de estas nuevas posibilidades de tratamiento”, explica el doctor Neyro.

Los avances realizados en los últimos años han propiciado que, hoy en día, se puedan tratar y corregir más del 90 por ciento de los casos de incontinencia de esfuerzo, así como prevenir y evitar un alto porcentaje de las desencadenadas por partos o cirugías.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), el doctor Rafael Sánchez, ha destacado la importancia de desarrollar cursos como el celebrado en Bilbao, ya que sirven para actualizar los protocolos de tratamiento en la atención sanitaria que recibe la mujer.

“Se trata de fomentar la formación de los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer madura y promover el conocimiento y la educación sanitaria de la mujer en torno a la menopausia”, ha añadido.

Un pensamiento en “Sólo una de cada tres mujeres mantiene la visita al ginecólogo a partir de los 65 años”

Los comentarios están cerrados.