Disminución del riesgo de depresión post-parto, a través del control del dolor intra-parto

Se ha repetido hasta la saciedad una frase de la Biblia que rezaba aquello de “parirás con dolor”, pero sin tener en cuenta que tras el Antiguo testamento llegó luego el Nuevo Testamento y con él…., diferentes formas de abordar ese periodo de la vida tan importante para todos.
Efectivamente, durante el pasado siglo XX las técnicas de anestesia, de control del dolor se han desarrollado hasta extremos inimaginables y hace más de cuarenta años que se generalizaron en los paritorios de todo el mundo desarrollado, para ayudar a las mujeres a decidir cómo querían vivir su propio parto.
Este es el secreto y el objetivo final: hacer del parto un acontecimiento personal, de la pareja acaso, incluso familiar, mucho antes que un avatar médico. Desmedicalizar el parto para permitir que sea la propia mujer la que decida en libertad y con la información adecuada cómo desea afrontar esas horas de dilatación del cuello hasta la llegada de su nuevo hijo.
Ya hemos alertado en este mismo blog sobre los peligros de tratar de simplificar los partos con intervenciones innecesarias (ver en http://www.neyro.com/2014/10/01/evidencias-cientificas-demuestran-que-el-parto-natural-es-mucho-mas-seguro-que-la-cesarea/); es más, incluso se ha demostrado que no mejoramos las expectativas de la propia naturaleza cuando intervenimos en exceso y nuestras intervenciones pueden tener consecuencias no deseadas, como mostramos en http://www.neyro.com/2014/07/15/la-cesarea-podria-aumentar-las-probabilidades-de-un-embarazo-fallido-posterior/
Ahora, trayendo algunos de los datos de un estudio de investigación sobre el control del dolor intra-parto y sus consecuencias, el Dr. Neyro aborda todas estas cuestiones. Así, en su colaboración semanal con el magazine Objetivo Bizkaia que conduce y dirige la encantadora periodista Susana Porras, debate cómo es posible que el control del dolor en esta fase tan crucial de la vida de la mujer pueda incluso reducir el riesgo de depresión post-parto, el enemigo número uno de la madre recién parida; se explican igualmente algunas de las beneficiosas consecuencias en este sentido.

Un pensamiento en “Disminución del riesgo de depresión post-parto, a través del control del dolor intra-parto”

Los comentarios están cerrados.