Archivo de la categoría: Sexualidad

Sobre las erecciones y los besos:¿Es sano besarse?

Algunos hombres, en general jóvenes, con seguridad sanos, presentan erecciones matutinas en muchas ocasiones involuntarias que se caracterizan por ser inicialmente involuntarias y que suceden de manera espontánea en función del contenido de las ensoñaciones de la noche pasada.
Se trata de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la estructura tisular de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro viril, permitiendo una mayor afluencia de sangre (sobre todo) y de oxígeno. Como resultado, el pene aumenta visiblemente su volumen, pasando de los cinco o seis centímetros a los 12 o 14. Este endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital, preservando así su buen funcionamiento.
En nuestro web a veces se nos pregunta en este mismo sentido si besar es sano, si intercambiar fluidos corporales es sano, si se pierden muchas calorías durante el acto de hacer el amor….; las preguntas se agolpan en muchas semanas y el Dr. Neyro las responde todas a través de su participación semanal en un programa de TV en la cadena Tele7 en el programa Objetivo Bizkaia que dirige y presenta la periodista Susana Porras.
Pero qué tiene de diferente el abrazo del beso?, adelgaza hacer al amor?, es bueno terminar haciendo el amor tras las erecciones matutinas?; y se me rompe el preservativo?, por qué se rompen tanto los preservativos?, cómo se pone un preservativo antes de la penetración?, y sobre todo, cuándo se retira?
Son preguntas que el Dr. Neyro responde de manara coloquial, pero desde la más seria divulgación sanitaria en el programa que puede verse en el enlace adjunto.

¿Son los “intersexos” lo mismo que la transexualidad?

Uno de los problemas más antiguos que la naturaleza nos proporciona y que no siempre resolvemos bien son los llamados estados intersexuales. La intersexualidad es un término que en general se utiliza para una variedad de situaciones en las cuales, una persona nace con una anatomía reproductiva o sexual que no parece encajar en las definiciones típicas de masculino y femenino.
Imagen relacionada
De ordinario, se define hacia la masculinidad o hacia la feminidad en función de los que el pediatra interpreta en el momento del nacimiento del feto, pero no se atiende (lógicamente…) en ese momento las sensaciones, las percepciones ni las impresiones psicológicas porque el recién nacido sencillamente, no las tiene.
Las variantes son poco menos que infinitas; una persona puede nacer con formas genitales típicamente de una mujer, pero en su interior puede tener testículos. O una persona puede nacer con genitales que parecen estar en un estado intermedio entre los típicos genitales masculinos y femeninos –por ejemplo, un bebé puede nacer con un clítoris más largo que el promedio, o carecer de la apertura vaginal, o tener un conducto común en donde desemboca la uretra y la vagina, etc, etc, etc.
Resultado de imagen de intersexualidad
Ciertamente, asuntos importantes todos ellos, malformaciones algunas terribles que pueden condicionar la vida entera de los individuos afectos….. Pero  nada de todo ello tiene que ver con la que antiguamente llamábamos transexualidad. En esta ahora mejor definida como “reasignación de género”, una determinada persona nace mujer en un cuerpo de hombre o bien, en ocasiones al contrario, un hombre nace en un cuerpo de mujer. Esto es la transexualidad puramente hablando.
El tratamiento es lógicamente largo, obligadamente complejo y conlleva desde un abordaje psicológico completo hasta una inversión endocrinológica hasta finalmente llegar a una (o varias frecuentemente) cirugías muy complejas en las que se “reasigna el género” en los pasos finales….., y en las que, al menos, solemos estar involucrados ginecólogos, urólogos, cirujanos generales y cirujanos plásticos.
De todo ello hablaron hace unas semanas José Luis Neyro y la presentadora y directora de Objetivo Bizkaia de Tele7 en su participación semanal acostumbrada. Todo venía a cuento de una campaña informativa para mentalizar a la población sobre la transexualidad de niños y niñas y cuyas imágenes (ni sospechosas ni en absoluto escandalosas) fueron censuradas en determinadas redes sociales.
Puede verse el programa entero en el enlace siguiente.
Imagen relacionada

Cuando una dieta saludable mejora la fertilidad masculina.

De forma reiterada nos hemos venido ocupando en este web de temas relacionados con la salud y la dieta. Inclsuo con recomendaciones acerca de lo conveniente de seguir una determinada dieta durante la juventud para no tener problemas durante la edad adulta en relación con el cáncer de mama incluso (según expusimos en http://www.neyro.com/2016/04/07/consumir-mucha-fibra-en-la-dieta-de-la-juventud-puede-disminuir-el-riesgo-futuro-de-cancer-de-mama/).
De hecho, en realidad, podemos afirmar que “somos lo que comemos” y más en salud cardiovascular (para más información puede leerse en http://www.neyro.com/2014/01/19/somos-lo-que-comemos-y-mas-en-el-riesgo-cardiovascular/) Pues bien, así las cosas, ahora sabemos que un consumo excesivo de carnes rojas y procesadas, dulces y bebidas edulcoradas y la ingesta de alcohol y cafeína se asocian con disminución de la calidad espermática.

 Y es que llevar una dieta saludable mejora la calidad espermática y la fecundabilidad de la pareja, tal y como ha mostrado un trabajo realizado por investigadores de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere i Virgili (IISPV), que forman parte del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN), dependiente del Instituto de Salud Carlos III.

En concreto, según el trabajo, publicado en “Human Reproduction Update” en marzo de 2017 (y que el lector interesado puede descolgarse en https://academic.oup.com/humupd/article-abstract/doi/10.1093/humupd/dmx006/3065333/Dietary-patterns-foods-and-nutrients-in-male?redirectedFrom=fulltext), una dieta saludable rica en algunos nutrientes como, por ejemplo, los ácidos grasos omega-3, algunos antioxidantes (vitamina E, vitamina C, caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno) y otras vitaminas (vitamina D y folato), y un bajo consumo de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans, se asocian a una mejoría de la calidad espermática.

Además, el pescado y marisco, el pollo, los cereales, las verduras y la fruta, o lácteos bajos en grasas, también se asocian a una mejor calidad del semen y/o actividad espermática. Por el contrario, un consumo excesivo de carnes rojas y procesadas, alimentos ricos en soja, dulces y bebidas edulcoradas, ciertos lácteos enteros, y la ingesta de alcohol y cafeína se asocian, en algunos estudios con una disminución de la calidad espermática.

En referencia a la fecundabilidad, en el trabajo un elevado consumo de alcohol, cafeína y carnes rojas y procesadas en hombres se ha relacionado negativamente con las probabilidades de embarazo y las tasas de fertilización de las parejas. Los autores del manuscrito (firmado en primer lugar por Albert Salas-Huetos) concluyen que una adecuada adherencia del varón a una dieta sana podría mejorar los índices de calidad y la fecundidad de semen. Dado que los estudios observacionales pueden probar las asociaciones, pero no la causalidad, las asociaciones que se resumen en la presente revisión deben ser confirmados con grandes estudios de cohorte prospectivo y sobre todo con los ECA (ensayos clínicos aleatorizados) bien diseñados.

“Este trabajo ha servido para proporcionar una visión global de la investigación de calidad existente que relaciona la dieta, así como el consumo de diferentes alimentos y nutrientes, con la fertilidad masculina y la fecundabilidad para que, en un futuro, se puedan realizar recomendaciones dietéticas seguras y efectivas”, han zanjado los expertos.

Preguntas y respuestas sobre salud sexual y reproductiva

Una de las propuestas que nuestro web de divulgación científica y sanitaria se propuso hace casi dos décadas fue responder a las preguntas que sobre temas de salud y mujer fueran apareciendo en las redes sociales para ir tratando, con el tiempo y la paciencia de amanuense de empoderar a cada quién, para precipitar que cada persona se haga dueña de su destino en salud.
Y es que a veces confundimos el derecho a la asistencia sanitaria (que efectivamente es un derecho de las sociedades avanzadas y con un determinado grado de desarrollo….) con el (inexistente…) derecho a la salud. No, la salud no es un derecho, es solo (nada menos…) que un bien, que cada uno puede (debe¡¡¡) conservar, cuidar, engrandecer, atender….en fin, mejorar si es posible.
En esa línea, tratar de ayudar en ese empeño, nace http://www.neyro.com recientemente declarada primer finalista del premio Salud y comunicación 2.0 como “mejor web de salud de España en el año 2016” con la finalidad de responder a todas esas inquietudes que surgen de la lectura de nuestros posts (más de 600 ya a día de hoy….)
El programa Objetivo Bizkaia de Tele 7 y concretamente la sección que el titular de contenidos de nuestro web, el ginecólogo José Luis Neyro mantiene en dicho magazine, pretende parecidos objetivos. Su directora, la encantadora y muy eficaz periodista Susana Porras va recibiendo en las semanas previas toda una serie de preguntas que se trasladan al programa para irlas atacando y dando cumplida respuesta.
De algunos temas, nos hemos venido ocupando acaso de soslayo en anteriores ocasiones como cuando miramos si los adolescentes maduraban ahora antes que hace unos años (ver en http://www.neyro.com/2011/09/01/los-adolescentes-maduran-sexualmente-mas-pronto-en-la-actualidad/) o cuando describíamos si lo hacíamos bien con ellos en materias de salud y sexo (está en http://www.neyro.com/2016/01/15/influye-la-diferencia-entre-la-madurez-fisica-y-la-madurez-psicologica-en-la-eleccion-del-contraceptivo/). 
El cine incluso se ha ocupado ocasionalmente de estos temas y nosotros lo tocamos en su día y puede verse en http://www.neyro.com/2012/11/05/la-edad-sexual-de-lolita-a-debate/.

¿Existe una única manera de ejercer nuestra sexualidad?

 
Alrededor de la pregunta del título de este post surgen de inmediato muchas otras de parecido sesgo como por ejemplo: ¿existe una sexualidad común para todas las personas?, ¿son todos los heterosexuales iguales en el ejercicio de su sexualidad?, ¿y los homosexuales?, ¿los hay de diferentes tipos?; ¿podemos afirma que el auto-erotismno es la negación del amor compartido?; ¿caben las masturbaciones en la sexualidad de una pareja que se quiere y se respeta?
Y por complicarlo aún un poco, ¿cómo me entero si soy lesbiana solo con 17 años?; ¿cómo pensar si mi orientación sexual es de una o de otra determinada manera en plena adolescencia?; ¿nacen todos los niños bisexuales (y las niñas, por supuesto…)?; ¿es lo mismo el celibato que el voto de castidad?; ¿se puede tener un desarrollo pleno de la personalidad a pesar de negarse a ejercer la propia sexualidad?
Este es un blog donde habitualmente damos orientación y en general hacemos divulgación de todo tipo de asuntos relacionados con la salud de la mujer….; pero en este tema todo el mundo aparenta (al menos a priori) saber mucho más que cualquiera…., y a veces no es así del todo.
La sexualidad es para unos el ejercicio corporal de la afectividad y para otros apenas una forma más placentera de comunicación en la que la afectividad no tiene porqué tener espacio ni cabida….; algunos ven en la corporalidad de un niño con su madre un ejercicio de una incipiente sexualidad y otros defienden relaciones “libre” sin la cortapisa de la fidelidad.