¿La lactancia materna puede ser parte de una ideología?

 

Hace ya un tiempo, apenas un año o poco más, un restaurante vegano en Tarragona (en plena costa mediterránea española) increpó a una madre que alimentaba con un biberón a su lactante porque la leche provenía de la vaca y, por lo tanto, al ser un alimento que provenía de un animal, estaba en contra de la filosofía del propio restaurante definido como vegano. ¿Una locura?, ¿una pasada de vueltas?, ¿acaso forma parte de la libertad de los dueños del restaurante?, ¿es una obligación de la madres lactantes alimentar solo a sus hijos con alimentos veganos (al menos durante su permanencia en los restaurantes veganos)?

Podría parecer a priori un argumento para un sketch de un programa de humor o incluso de una comedia bufa, pero el dato es real…; ha sucedido y lo que es peor, los medios de comunicación se ocuparon in extenso para que los dueños del restaurante se expresaran largo y tendido y explicaran porqué tomaron esa actitud con la madre lactante….
La pregunta final es si la salud es un derecho y si puede formar parte de la ideología….; ¿es lo mismo la salud y el cuidado de la misma?, ¿es lo mismo la salud y la asistencia sanitaria? La salud no puede convertirse en una ideología con la que golpear o castigar a todos aquellos que no piensen como yo….
¿Hasta dónde puede llevarse la ideología en los cuidados de la salud en un determinado sentido? ¿No es llevar al extremo la ideología vegana si en mi restaurante -pongo por caso- no se pueden introducir alimentos provenientes de los animales, porque es mi decisión? y en ese mismo sentido, ¿podremos prohibir la entrada en el restaurante a personas que llevan vestidos fabricados con lana (de ovejas muertas…) o con zapatos de ante (de ternera muerta,…..), o con biberones de leche de vaca (extraída contra su propia voluntad….), llevando la ideología vegana al extremo?
No, la salud y el cuidado de la misma en última instancia no puede llevarse al extremo, porque puede terminar convirtiéndose en totalitarismo…. y ello, por definición, puede condicionar la voluntad y la libertad de las otras personas….Todo ello es profundamente antidemocrático, y no debemos olvidar que la democracia es la forma de respeto a la libertad individual mejor hasta ahora conocida por las sociedades modernas…

2 comentarios sobre “¿La lactancia materna puede ser parte de una ideología?”

  1. Pudiera ser dicho más alto, pero seguro que no más claro, mi estimado Jesús….

    Ni su posición como pediatra podría ser mayor aval para lo que argumenta…

    Suscribo 100% su alegato por la tolerancia y por la calma, por el ambiente de tranquilidad…, en fin¡¡¡¡

    Gracias de veras por tomarse estos minutos para el comentario que enriquece este blog¡¡¡

    Seguimos¡¡¡¡

  2. En mi opinión, en cualquier ámbito de la vida (incluida la salud) los extremismos son malos, sobre todo sin son intolerantes con la posición opuesta al de uno.
    Todos debiéramos ser respetuosos con las elecciones de los demás si no interfieren con nuestros derechos.
    En cuanto al tipo de lactancia (vaya por delante que soy pediatra y sé un poquito de lo que hablo, de las ventajas nutricionales y de otro tipo) más importante que el tipo me parece la actitud que se adopta. Una de las cosas más importantes para un bebé, y un niño en general, es que crezca en un ambiente de tranquilidad, de serenidad, que haga que se sienta seguro. Si un niño percibe (y esto lo pueden hacer desde el primer día de vida) que hay tensión, preocupación, nervios, temores….a su alrededor, no va a comer bien, no va a dormir bien, no va a ganar bien de peso… aunque tome leche materna. Si una madre es capaz de dar pecho a su hijo de una forma tranquila, sin agobios, convencida de lo que hace, y no por hacer «lo que la sociedad le ha dicho que tiene que hacer», sin sentimientos de culpa…es indudable que la lactancia materna es lo mejor, y yo les aliento a que lo hagan el mayor tiempo posible que puedan mantener esa actitud. Pero si no están convencidas, les genera ansiedad, les interfiere totalmente su ritmo de vida, tienen sentimientos de culpa si no lo hacen…en esos casos les ánimo a que elijan otra opción que les haga que estén más tranquilas. Y así disfruten del vinculo de la maternidad tanto sus hijos como ellas mismas.
    Si la lactancia artificial es antinatural y va en contra de los animales, personalmente me parece una postura ridícula, de rizar el rizo. Si hay personas que lo creen, les respeto y que hagan lo que les dicte su conciencia. Pero por favor, que no traten de convencernos a los demás, de evangelizarnos. Tengo la sensación que algunos/muchos lo hacen para autoafirmarse llos mismos,
    porque en el fondo no están seguros de estar en lo cierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *