Nuevas buenas noticias que desbaratan las teorías de los antivacunas

ace escasamente unos meses, en el tercer trimestre de 2017 la literatura internacional médica nos regalaba anticipadamente una magnífica noticia que ponía de nuevo en entredicho las teorías catastrofistas de los antivacunas. Estamos hablando de la seguridad de la vacuna frente a VPH o HPV (Virus del Papiloma Humano, sea en sus siglas en castellano o en inglés) pero no ya en función de un determinado ensayo clínico, sino con cifras de la vida real, de lo sucedido en las consultas ordinarias de los centros médicos donde se vacuna cada día a centenares de miles de personas en distintos lados del mundo.
Ya conocíamos la definitiva efectividad clínica de esta vacuna como demostramos en su día en una noticia anterior que colgamos en https://www.neyro.com/2015/12/02/nuevas-confirmaciones-de-la-efectividad-clinica-de-vacunarse-frente-a-vph/ Hablamos de efectividad cuando aludimos a la consecución del objetivo deseado (no tener la infección por VPH) pero en condiciones de práctica clínica real, lejos de los ensayos clínicos que se llamaría eficacia.
Imágenes integradas 3
Pues bien, cuando hablamos de seguridad de un fármaco o de una vacuna en este caso, estamos haciendo referencia la cantidad de daño que ese tratamiento o esa vacuna de la que hablamos provoca al mismo tiempo que el beneficio buscado con sus administración; sería lo que comúnmente llamamos efectos secundarios o secundarismos. Cuando son superiores al beneficio logrado con el tratamiento, éste no se administra; para ello sirve la investigación, para dilucidar si un determinado tratamiento es más beneficioso o es más dañino para el organismo humano.
Imágenes integradas 1
Pues bien, la vacuna contra el VPH está obviamente relacionado con las relaciones sexuales pues ya dijimos que este virus solo se transmite a través de las relaciones sexuales; de hecho, cuando la vacunación es masiva, sin alterarse las relaciones sexuales de la población (lógicamente….), se modifican las consecuencias de ellas como ya se demostró con poblaciones tan grandes como la de Australia (ver en https://www.neyro.com/2015/08/07/programas-de-vacunacion-frente-al-vph-en-australia-logran-disminuir-los-casos-de-lesiones-cervicales-de-alto-grado/)
Imágenes integradas 4
Ahora, o hace ya unos meses para ser exactos, la experiencia ha demostrado que la vacuna en cuestión, ni siquiera es capaz de causar daño alguno a las mujeres embarazadas cuando son inadvertidamente vacunadas con este tipo de vacunas frente al VPH o HPV. Lo demostramos y lo contamos con detalle en una noticia previa que está colgada en https://www.neyro.com/2017/10/31/los-resultados-neonatales-tras-la-vacunacion-frente-al-virus-del-papiloma-humano-durante-el-embarazo-garantizan-su-seguridad/
Imágenes integradas 2
Ahora, en el programa Objetivo Bizkaia que presenta y dirige la encantadora periodista Susana Porras, el Dr. José Luis Neyro, ginecólogo y colaborador del programa atacó esta buena noticia que vuelve a demostrar que las teorías de los anti-vacunas se quedan en eso; sencillas (y peligrosas) teorías basadas en su propia ignorancia y en su propio atavismo acientífico.

Un comentario sobre “Nuevas buenas noticias que desbaratan las teorías de los antivacunas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *