Tratamiento del cáncer endometrial con un dispositivo intrauterino.

 


Parece la pregunta del millón de dólares y el afán de los ginecólogos más soñadores; ¿realmente se puede tratar el cáncer de útero de endometrio, sin cirugía, con un gesto (cual es la inserción en cualquier consulta….) de un sencillo dispositivo intrauterino, que, por cierto, lleva comercializado en España unos 18 años y hasta 28 en el resto de Europa? Solo la duda de si fuere posible merece una líneas, una reflexión y acaso una apertura del entendimiento para dejar atrás conceptos antiguos, rituales pasados, paradigmas sin sentido….

Estamos hablando de un dispositivo intrauterino, del viejo y concido DIU, algo especial ciertamente porque va provisto no ya de cobre o de oro como los más antiguos sino de un depósito hormonal con Levonorgestrel, una hormona progestacional (similar a la progesterona natural) que se libera muy poco a poco, a razón de apenas unos 20 microgramos cada día en el interior de la cavidad uterina. Lo conocemos bien los ginecólogos españoles y de todo el mundo; de hecho, lo preferimos como método de contracepción en general por su enorme eficacia contraceptiva y las ventajas añadidas que ello puede suponer (para leer más sobre este asunto, puede seguirse la noticia en https://www.neyro.com/2016/05/25/los-ginecologos-prefieren-anticonceptivos-seguros-de-larga-duracion/).
Ahora, recientemente, se acaba de publicar un estudio que demuestra muchas más cosas que la sencilla acción de evitar el embarazo con eficacia (?); y es que se aventura que puede servir el mismo DIU para tratar el cáncer, de acuerdo a los hallazgos de una investigación publicada en Obstetrics and Gynaecologý apenas en enero de 2018 y que ponemos ahora a la entera disposición del lector interesado en el enlace original de la publicación citada, órgano oficial del Colegio americano de Ginecología y Obstetricia – ACOG (por sus iniciales en inglés). Ver en https://journals.lww.com/greenjournal/Abstract/2018/01000/Treatment_of_Low_Risk_Endometrial_Cancer_and.15.aspx)

El estudio que comentamos ahora examinó la eficacia del dispositivo intrauterino liberador de levonorgestrel (DIU-LNG) para el tratamiento de la hiperplasia atípica compleja o el cáncer endometrial de bajo grado. Se analizaron los datos de todas las pacientes tratadas entre enero de 2003 y junio de 2013 en el MD Anderson de Houston (Texas) y gozó de la financiación oficial del National Institutes of Health (NIH) K12CA088084 K12, Calabresi Scholar Award; NIH 2P50CA098258-06, SPORE in Uterine Cancer; NIH P30CA016672, MD Anderson Cancer Center Support Grant; y del Andrew Sabin Family Fellowship. Para el estudio se calcularon la tasa de respuesta y la asociación de la respuesta con diferentes factores clinico-patológicos.

El estudio incluyó a 46 pacientes en total, de las cuales 32 fueron evaluables a los 6 meses, 15 con hiperplasia atípica compleja, 9 con cáncer endometrial G1 y 8 con cáncer endometrial G2. La tasa de respuesta global fue del 75% a los 6 meses; del 80% en la hiperplasia atípica compleja, del 67% en el cáncer G1 y del 75% en el cáncer G2. Se observó una asociación entre la ausencia de efecto exógeno de la progesterona en la biopsia patológica con la falta de respuesta al DIU (p=0,05). La mediana del diámetro uterino fue 1,3 cm mayor en las mujeres que no respondieron al tratamiento (p=0,04).

En conclusión, el DIU-LNG como terapia conservadora para la hiperplasia atípica compleja o el cáncer endometrial de bajo grado resulta en la normalización de la histología en la mayoría de las pacientes.

Una vez más se vuelven a romper los viejos paradigmas en relación con los mitos acerca de los DIUs, pero no solo por parte de las usuarias sino incluso entre los propios ginecólogos. Nos ocupamos del asunto hace ya más de dos años en una publicación indexada en una revista científica internacional que el lector interesado puede encontrar en https://ginecologiayobstetricia.org.mx/secciones/articulos-de-revision/mitos-y-realidades-de-los-anticonceptivos-reversibles-de-larga-duracion-2/

Y es que desde hacía más de una década sabíamos que el propio DIU-LNG que ahora comentamos puede servir para prevenir del propio cáncer de endometrio (como mostramos en una noticia previa en https://www.neyro.com/2010/02/09/1217/), pero ahora se da un paso más cuando se confirma que puede ser útil en determinadas alteraciones pre-cancerosos e incluso en el propio cáncer d endometrio…. Como pra no cambiar nuestras ideas (preconcebidas….). Cosas veredes amigo Sancho¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *