El olvido es la principal causa de abandono de los tratamientos farmacológicos entre los mayores

La adherencia farmacológica es la resultante de sumar al cumplimiento, la persistencia. Entendemos por cumplimiento aquella circunstancia en función de la cual el paciente hace exactamente lo que le decimos que debe hacer con el tratamiento prescrito; se  entiende por persistencia que el paciente lo haga durante todo el tiempo que debiera hacerlo. La resultante, la adherencia farmacológica es uno de los objetivos básicos en el tratamiento de las afecciones crónicas, señala el Dr. Neyro, toda vez que invertimos muchísimo tiempo y dinero en investigar nuevos fármacos, novedosos tratamientos, pero muy poco en comprobar si los pacientes los toman como deben hacerlo.
Ya nos ocupamos de estos temas hace un tiempo en este mismo web, dada su enorme trascendencia en una sociedad que envejece más y más cada día que pasa (leer en http://www.neyro.com/2009/06/25/en-osteoporosis-el-cumplimiento-terapeutico-es-clave/) y cuyas enfermedades crónicas gravan cualquier presupuesto sanitario.
El segundo motivo para el abandono, se señala en un nuevo estudio es la creencia de que no es necesario tomar el medicamento cada día. Ello es de capital importancia en las afecciones crónicas, que consumen el 80% de los presupuestos de cualquier sistema sanitario a base de atender solo a un 20% de los pacientes totales (el otro 80% de los pacientes cubiertos por ese sistema, solo consumen el 20% del presupuesto….; son los sanos o los agudos….)

El olvido es la principal causa de abandono de los tratamientos entre los mayores, seguido de la creencia de que no es necesario tomar el medicamento cada día, el uso inapropiado de la dosis, no recoger la medicación o dificultades de uso, según se desprende del programa ‘Adhiérete’, realizado por el Consejo General de Farmacéuticos.Por ello el organismo ha elaborado el informe ‘Medicamentos y Vejez’, en el que se repasa los principales aspectos sanitarios, económicos, farmacológicos, así como el papel que juega el farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico de estos pacientes.

Nosotros codirigimos entre 2007 y 2008 un estudio similar entre pacientes afectas de Osteoporosis postmenopáusica que fue publicado en una revista indexada internacionalmente (ver en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19723681) cuyos resultados fueron algo similares. El análisis multivariante en ese estudio señaló que la única circunstancia que limitaba (estadísticamente comprobado) la adherencia farmacológica era la poli-medicación: cuantos más fármacos debía consumir la paciente estudiada, más abandonaba cada día…., “como si le sobraran algunas” señala nuestro experto y co-firmante del estudio.

En el otro sentido, en positivo, destaca el ginecólogo Dr. Neyro, el estudio demostró que el conocimiento profundo de la enfermedad por parte de las pacientes (no su edad, su gravedad o el número de complicaciones que tuvieran….), solo su conocimiento de la afección era el factor que mejoraba e incrementaba esa adherencia.

En este sentido, el documento ahora presentado incide en los mismos resultados y aconseja instruir a los pacientes y a sus cuidadores, simplificar la pauta al máximo y, si es posible, hacer coincidir la toma del medicamento con alguna actividad cotidiana (comidas, acostarse o levantarse) que refuerce la memoria del paciente.

Además, recomienda los medicamentos que permiten una sola administración diaria, ya que la menor frecuencia tiende a mejorar el cumplimiento, mientras las pautas de días alternos o de suspensión en ciertos días de la semana empeoran el cumplimiento. Imaginemos lo favorable que en el tratamiento de la osteoporosis puede resultar una pauta de administración de tan solo dos tomas cada año (ver en http://www.neyro.com/2011/03/11/el-denosumab-y-sus-aportaciones-al-tratamiento-de-la-osteoporosis/)

Asimismo, la profesión farmacéutica está trabajando en diferentes proyectos profesionales que permitan mejorar la adherencia en las personas mayores y, por tanto, los resultados en salud, contribuyendo así a optimizar los recursos.

También, los farmacéuticos, mediante el uso de sistemas personalizados de dosificación (SPD), en especial en pacientes polimedicados /los más tendentes a los abandonos de medicación, como señala el Dr. Neyro, que ha publicado mucho en este sentido) y/o con problemas de memoria, contribuyen a optimizar la adherencia a los tratamientos y, por tanto, los resultados en salud de los pacientes.

Finalmente, el Consejo General de Farmacéuticos, la Fundación Vodafone España y la Fundación ONCE han desarrollado la aplicación móvil ‘Medicamento Accesible Plus’, dirigida a discapacitados y personas mayores y que permite almacenar los medicamentos habituales facilitando la labor de seguimiento farmacoterapéutico del farmacéutico.