Si quiere tener sexo del bueno, haga deporte

Puede ser la excusa perfecta o el argumento de peso por el cual, definitivamente, se decida a practicar deporte ¿O no?… A nadie le amarga un dulce y si encima, “ese dulce” ayuda a darle una alegría al cuerpo y quemar calorías, las ventajas de su práctica están más que justificada.

Hasta ahí es posible que todos, más o menos, seamos conocedores de las bonanzas de practicarlo, pero en el plano de las investigaciones y de la ciencia, hay que mencionar al Dr.Omer Faruk Karatas, de la Universidad Faith en Ankara, Turquía, que es al autor de una investigación que confirma que “no solo la buena función sexual de los hombres depende del flujo sanguíneo en los genitales, también la de las mujeres”; y apunta que, los problemas sexuales de la mayoría de las mujeres con la excitación sexual y la respuesta sexual se deben a un flujo sanguíneo insuficiente en el área genital.

En ese sentido, según la investigación, practicar ejercicio de forma regular puede contribuir, y mucho, a mejorar el flujo sanguíneo en el clítoris y potenciar así la función sexual femenina.

El Dr. Faruk declaró al Mundo.es que éste es el primer estudio que compara a atletas de elite y mujeres sanas respecto a la función sexual y el flujo sanguíneo del clítoris; el objetivo era evaluar los efectos de practicar ejercicio de forma regular en ambos grupos.

El clítoris es un órgano eréctil que contribuye, significativamente, a la función sexual, especialmente durante la excitación y las distintas fases del orgasmo. La sexualifdad en la mujer, señala el experto Dr Neyro, no está limitada al clítoris pero su participación en la actividad sexual femenina, sola o acomañada, es fundamentral. Las medidas del flujo sanguíneo clitorídeo con ultrasonido doppler (que es una técnica especial que evalúa la circulación de la sangre a través de los vasos sanguíneos) se están llevando a cabo frecuentemente con el fin de establecer la función o la disfunción sexual femenina, por ejemplo, tras el consumo de medicación o de una cirugía de genitales”, según declaró el director del ensayo.

Pruebas y resultados

Los científicos realizaron la prueba en 25 jugadoras de balonmano y voleibol de entre 20 y 45 años, sexualmente activas, que practicaban ejercicio regular (un mínimo de cuatro horas al día). A todas ellas las compararon con otras tantas mujeres sanas, con la misma media de edad, que realizaban dos horas de deporte a la semana.

Ninguna de las atletas usaba testosterona u otras hormonas anabolizantes. Y tampoco ninguna de las participantes padecía enfermedad genitourinaria, vascular, endocrina, ni había tenido un hijo en los seis meses previos al ensayo, según especificó el doctor Faruk.

Además de realizar la prueba doppler a todas las integrantes del estudio, los científicos llevaron a cabo un cuestionario que evaluó la función sexual y que contemplaba, entre otros aspectos, el deseo, la lubricación, el orgasmo, la satisfacción…

Los resultados de las investigaciones de Faruk y de su equipo demostraron que el ejercicio regular incrementa el flujo sanguíneo en el clítoris. Y que, según las encuestas que realizaron los investigadores, las atletas confesaron tener una mejor función sexual que las mujeres sanas del estudio.

Por otra parte, Santiago Palacios, director del Centro Médico Instituto Palacios Salud de la Mujer (Madrid) también confirma que “el deporte es una de las dos herramientas que ha demostrado su utilidad a la hora de mejorar el flujo sanguíneo en la zona genital de hombres y mujeres”. La otra herramienta es el alcohol pero, es muy importante señalarlo, en dosis moderadas. En este sentido afirma el Dr Neyro, pasarse de un vaso de vino tinto al día, en el caso de la mujer, conlleva la etiqueta de bebedora excesiva y se pierden las propiedades saludables del alcohol.

El ejercicio funciona, según Palacios, a dos niveles: “Elevando las endorfinas, que actúan como un neuromodulador y aumentando el flujo sanguíneo. Se sabe que ambas vías mejoran la función sexual de hombres y mujeres. También está demostrado que las féminas que realizan ejercicio regular tienen mejor función sexual que las sedentarias”.

Con todos estos argumentos, y aunque sea de manera regular, la invitación a practicar ejercicio es una tentación más porque, a las prestaciones que nos otorga (que ya conocemos como la prevención de enfermedades cardiovasculares, la obesidad o la diabetes) se le suma la mejora del sexo. Y no sé por qué me da que pocos se negaran (por no decir nadie) a sacarle más partido o a mejorarlo…

2 pensamientos en “Si quiere tener sexo del bueno, haga deporte”

  1. Buens noches, Haydee preciosa:

    Estoy seguro que algunas presonas no necesitan motivación de ninguna clase y seguro que usted está entre ellas…Permítame que en este foro, tan público, no lo comente más……

    De todas maneras, me encanta que me visite y que me siga en este medio…

    Creo que en 2013 volveré de nuevo a su maravilloso país, al COMEGO de nuevo, de la mano de nuestro buean amigo Temo.

    Este año estuve dando conferencias y seminarios en marzo en Mérida, Villahermosa, Veracruz, Monterrey, el DF…. Maravilloso país, preciosos paisajes, preciosas gentes llenas de un gran corazón…

    Un abrazote fuerte¡¡¡¡¡

Los comentarios están cerrados.