Osteoporosis, la amenaza silenciosa

Ostoporosis el enemigo silencioso La osteoporosis constituye uno de los principales problemas de salud a nivel mundial, su alto coste social está llamando la atención sobre la necesidad, tanto por parte de los especialistas en esta enfermedad como de las autoridades sanitarias, de lograr el establecimiento de estrategias globales para su prevención, diagnóstico y tratamiento.

Esta enfermedad crónica, la más prevalerte en todo el mundo, la sufren en nuestro país más de 3 millones de personas, de las cuales 2,5 millones son mujeres, prácticamente el 6% de la población española, más incluso que diabéticos o bronquíticos crónicos, según afirma la FHOEMO (Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades del Metabolismo Óseo). Y es que las estadísticas también reflejan que, con la llegada de la menopausia, se incrementa en un 40 por ciento el riesgo de padecer una fractura ósea en la mujer. No obstante, la situación es más grave cuando se habla del grupo de mujeres entre los 60 y los 80 años, ya que dos terceras partes de las mismas presentan ya un diagnóstico de osteoporosis.

Por este motivo, la osteoporosis ha ocupado un espacio fundamental en el análisis, debate y planteamiento práctico de los expertos que nos hemos reunido recientemente en la IV edición del Curso de Formación Continuada Climaterio y Menopausia de la Asociación Española par el Estudio de la Menopausia – AEEM en Bilbao. Y existe entre los profesionales sanitarios unanimidad en la necesidad de actuar de forma inmediata ante el preocupante bajo nivel de sensibilización de la sociedad respecto a los riesgos que conlleva esta enfermedad. En ella, el diagnóstico temprano y el tratamiento precoz son básicos a la hora de evitar las fracturas, principal consecuencia de la osteoporosis, y que pueden causar incapacidad laboral transitoria, invalidez y predisponer al riesgo de muerte. Por éso es una amenaza silenciosa (la “menaçe silencieuse” que decían los franceses); porque hasta que llega la primera fractura la enfermedad no duele, lo que duelen son precisamente las fracturas, pero tan solo la primera condiciona ya un incremento del riesgo de padecer la siguiente…y así, el riesgo crece de forma exponencial de padecer nuevas fracturas en cualquier localización del organismo.

Esta dramática situación y el hecho del aumento de la incidencia de la enfermedad debido al envejecimiento de la población y los malos hábitos de vida, nos deben obligar a aplicar la medicina preventiva desde la infancia y la juventud (incrementando el ejercicio físico y la ingesta de calcio y lácteos en general) para evitar la aparición de la osteoporosis y optimizar al máximo los tratamientos disponibles.

Sólo una de cada cinco mujeres que ha sufrido una fractura recibe tratamiento; sin embargo, disponemos de un amplio arsenal terapéutico para abordar esta patología. Entre las nuevas drogas se puede destacar el ibandronato, la hormona paratiroidea o el ralenato de estroncio. El primero de ellos, un nuevo bisfosfonato, ha demostrado su eficacia al inhibir la resorción ósea, disminuir la pérdida de masa ósea, aumentar la densidad ósea y reducir el riesgo de fracturas. Por su parte, la Hormona Paratiroidea (PTH), administrada en forma de inyección subcutánea, se ha convertido en el primer agente formador de hueso (acción anabólica) para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica y también para la osteoporosis en hombres que disminuye el riesgo de fracturas tanto vertebrales como no vertebrales en más de un 50%.

Junto a ellos, fruto del esfuerzo realizado en investigación en Europa, se encuentra el ralenato de estroncio, una terapia que a través de diversos ensayos clínicos ha demostrado su eficacia y seguridad y se ha convertido en una de las alternativas más esperanzadoras. Los datos le avalan ya que ha logrado un 41 por ciento de reducción del riesgo de fracturas vertebrales y un 36 por ciento en fracturas de cadera. Su mecanismo de acción dual, un fármaco antirresortivo y simultáneamente formador, debe hacernos reconsiderar su empleo en el manejo integral de la osteoporosis.

Los datos que existen acerca de la prevalencia de esta patología ponen de manifiesto que uno de los caballos de batalla más importantes de esta enfermedad es evitar que se produzca la primera fractura, por lo que el objetivo básico del tratamiento debe ser evitarla. Hay que insistir, en este sentido, en la detección de los factores de riesgo que predisponen a la osteoporosis como parámetro fundamental a la hora de iniciar un tratamiento. Por ejemplo, ser mujer, tener un peso inferior a 57 kilogramos, el hecho de estar recibiendo tratamiento con corticoides, sales de litio, antiepilépticos o anticoagulantes, así como registrar un fallo ovárico prematuro o menopausia precoz son algunos de los factores más significativos que indicarán, en última instancia, si la paciente tiene o no riesgo de fractura.

Por consiguiente, todo predispone a la necesidad de individualizar el tratamiento de la osteoporosis con la finalidad de maximizar los beneficios de la terapia y mejorar la calidad de vida del paciente. Una vez conseguido darle años a la vida se trata de que, entre todos, le demos vida a esos años¡¡.

4 pensamientos en “Osteoporosis, la amenaza silenciosa”

  1. Estimada María Carlina:

    Su confianza en nosotros, en nuestros conocimientos y en nuestra capacidad diagnóstica son casi, casi ilimitadas. De veras que sus visitas nos llenan de orgullo y nos congratulamos con ellas.

    Sin embargo, ni sabemos tanto como para darle una solución mágica ni tenemos todos los mimbres como para hacer el cesto que podría solucionarle la vida; no es tan alta nuestra pretensión.

    Está claro que nada sabemos de sus fracturas vertenbrales; son muchas para tan corta edad y lo primero que habría que ver es si fueron a bajo impacto o tras un traumatismo directo de gran intensidad. Según cómo fueran, podrían o no considerarse como osteoporóticas…., con lo que para empezar ya estamos dudando de todo…..

    Tampoco sabemos si su función folicular ovárica es la adecuada y si sus niveles esteroideos son los normales con ciclos ovuladores y demás. Es usted muy joven para un fallo ovárico prematuro que cabe en cualquier caso, pero también ignoramos si lo tiene.

    También desconocemos si entre sus antecedentes familiares o personales existe alguna enfermedad genética o algún trrastorno congénito que pudiera darle alguna explicación a lo que ha su¡cedido hasta ahora….

    Nada conocemos sobre sus valores de PTH intacta, de Fosfatasa alcalina óseo dependiente ni de otros parámetros bioquímicos que pudieran ayudar en el diagnóstico; tampoco el status de funcionamiento de su tiroides, sus basales de esta glándula, ni su peso o su talla. Por no saber, ignoramos incluso sus niveles de masa ósea a nivel de columna lumbar o de cadera, por poner una localización…., medidos siempre mediante DEXA vcomo ya ha colegido al leer en nuestro blog sobre el tema….

    No conocemos si es fértil, si ha parido y/o lactado, duarnte cuántos meses y cuántas veces lo ha hecho, si ha tenido complicaciones metabólicas en los embarazos…etc, etc…Tampoco si fuma, si bebe alcohol, si toma café y cuánto…., ni desde hace cuánto tiempo hace todo éso….No sabemos si ha estado en amenorrea prolongada, ni cuánto tiempo ni qué edad tenía, si ha tomado corticoides, cuántos ni a qué dosis, porqué razones, con qué diagnósticos previos….etc, etc. Ni si hace ejercicio y cuánto…..

    Ignoramos si está o ha estado afecta de alguna neoplasia maligna y ha recibido por ejemplo quimioterapia u hormonoterapia y durante cuánto tiempo y a qué dosis y tampoco conocemos con qué productos; fué radiada tal vez?, por cuánto tiempo?, en qué regiones orgánicas?, con qué dosis total?…..

    Todas esas circunstancias nos podían ayudar a sugerirle alguna cosa; solo nos ha dicho que le diagnosticaron Osteoporosis a una edad tempranísima como para pensar en una forma secundaria de enfermedad y hay que descartar un montón de afecciones en este sentido.

    Mi sugerencia es que acuda a un buen internista que estudiará concienzudamente su caso, explorará todos esos factores y finalmente orientará el asunto en uno u otro sentido…., de cara a ponerle en tratamiento de la mejor forma posible.

    Ya ve que el tema no es fácil ni corto; merece su tiempo. Si usted lo desea, cuando reuna todos esos datos, estaremos a su disposición en una web de consultas médicas presonalizadas 24 horas al día, en http://www.tuotromedico.com, donde gustosamente revisaré todo y le podré hacer una orientación más particularixzada y precisa que sin conocer todos esos datos.

    No lo deje en cualquier caso; es muy joven y le queda una vida entera por delante.

    Ánimo y a por ello…., que seguro que la victoria cae de su lado.

    No deje de vistarnos. Le estaremos esperando.

  2. Hola:
    Mi nombre es Maria y tengo 27 años, a los 22 me detectaron osteoporosis a raíz de tres fracturas de vértebra, en cinco años aún no me han sabido dar una solución ni explicación alguna de porque la tengo, de que me viene etc… por el momento tomo osteopor e hidroferol pero me han dicho que he de medicarme de por vida, no puedo trabajar debido a las fracturas y nadie me ayuda ni me da soluciones, quizá usted podría explicarme algo.
    Gracias
    Saludos.

  3. Estimada María Begoña:

    Le agradezco profundamente sus palabras, su confianza y su consulta a través de este medio.

    Es además una satisfacción comentarle que tanto en el mundo de la Osteoporosis como en el de la Artrosis se están produciendo muchos cambios y aparecen diferentes innovaciones terapéuticas no diré a diario pero si con mucha frecuencia.

    El tema es importante y cada vez más se ocupan de él los medios de comunicación en el interés por su divulgación (ya nos gustaría que tuvieran el mismo interés en nuestras administraciones sanitarias, en el mismo orden de cosas…). De hecho, por solo citar un ejemplo, el próximo día 21.05.08, miércoles, el programa de TVE1 “Saber Vivir” se dedicará a los temas de la Osteoporosis postmenopáusica y sus avances recientes.

    No puedo adelantar el guión del progarma pues solo soy un colaborador del mismo y estaré de hecho invitado a participar en él en directo (recuerde: 21.05.08, miércoles, por la mañana a primera hora, en la 1ª de TVE); si no tiene nada mejor que hacer, puede ser un rato agradable e incluso luego seguirlo en el foro…

    Aludiendo ya a su caso personal, la mejor manera de atacar el tema sería explorarle y conocer su evolución a lo largo de estos años, sus niveles analíticos, conocer si se han presentado nuevas fracturas, buscarlas en los estudios radiológicos, diagnosticarlas, evaluar su masa ósea, etc, etc…., ésto es, hacer una reevaluación de su caso para mejor tratar el asunto que le preocupa.

    Sabe que me sigue teniendo a su disposición para consultas más personalizadas en la misma dirección de otras veces (ver “contacto”).

    Es un placer comprobar que nos sigue…, aún a distancia por este medio.

  4. Estuve en su consulta hace unos tres años, pero no noté ningún cambio en mi
    estado, quisiera saber si viendo mi ficha que no dudo tendrá, ahora hay algún avance en cuanto a lo que yo padezco, artrosis y osteoporosis.
    Un cordial saludo

Los comentarios están cerrados.