Archivo de la categoría: Noticias

Evidencias científicas demuestran que el ejercicio físico es saludable en cualquier edad.

DeSde hace varias décadas, científicos de todo el mundo enfatizan acerca de la validez del ejercicio físico para mejorar la salud de los individuos y las sociedades. En unos tiempos en los que la diabesidad (una nueva enfermedad por la que aparece la diabetes inducida por el sobrepeso continuado y la obesidad) comienza a extenderse por todo el planeta, también entre los países emergentes, dedicar apenas treinta minutos diarios al ejercicio aeróbico puede prevenir de la pérdida de la salud y mejorar la calidad de vida de los individuos.
En la Osteoporosis se requiere además ese ejercicio para implementar el calcio y mejorar la fortaleza de los huesos y los músculos, evitando así la tan temida fractura osteoporótica.
Adjuntamos una sencilla tabla de ejercicios de gimnasia aptos para cualquier edad y especialmente indicados entre pacientes afectos de osteoporosis.

Sólo una de cada tres mujeres mantiene la visita al ginecólogo a partir de los 65 años

Un artículo publicado en «Ella y el abanico»

Sólo una de cada tres mujeres mayor de 65 años continúa visitando al ginecólogo de forma rutinaria, prefieren dar prioridad a las consultas de otros especialistas, según ha explicado eldoctor José Luis Neyro, coordinador de la novena edición delCurso de Menopausia y Climaterio que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) celebra a partir de mañana en Bilbao.

Fuente : Te interesa.es

Sin embargo, este experto alerta de que no hay una edad límite para las visitas alginecólogo, y que toda mujer debe acudir al especialista «siempre que se tengan síntomas que condicionen o alteren su calidad de vida». Para Neyro, no acudir representa un «error», ya que «la mujer no deja de serlo por envejecer y su asistencia debe ser integral, asegurando la calidad de su salud vaginal».

La salud de la mujer durante la madurez también debe ser controlada y promocionada dentro de la especialidad ginecológica, enfocándose, entre otras cosas, a tratar de equilibrar la vagina, disminuir la sintomatología y prevenir el descenso genital, vigilar los desajustes del suelo pelviano o la incontinencia urinaria.

Precisamente, la incontinencia urinaria, es uno de los principales trastornos en esta edad y que afecta aproximadamente al 40 por ciento de las mujeres mayores. «La denominada incontinencia urinaria de esfuerzo, a diferencia de otros tipos de incontinencia, tiene muchas opciones terapéuticas, por lo que hay que valorar cuál es el ámbito de aplicación real de estas nuevas posibilidades de tratamiento», explica el doctor Neyro.

Los avances realizados en los últimos años han propiciado que, hoy en día, se puedan tratar y corregir más del 90 por ciento de los casos de incontinencia de esfuerzo, así como prevenir y evitar un alto porcentaje de las desencadenadas por partos o cirugías.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), el doctor Rafael Sánchez, ha destacado la importancia de desarrollar cursos como el celebrado en Bilbao, ya que sirven para actualizar los protocolos de tratamiento en la atención sanitaria que recibe la mujer.

«Se trata de fomentar la formación de los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer madura y promover el conocimiento y la educación sanitaria de la mujer en torno a la menopausia», ha añadido.

La salud de la mujer durante la madurez también debe ser controlada y promocionada dentro de la especialidad ginecológica, enfocándose, entre otras cosas, a tratar de equilibrar la vagina, disminuir la sintomatología y prevenir el descenso genital, vigilar los desajustes del suelo pelviano o la incontinencia urinaria.

Precisamente, la incontinencia urinaria, es uno de los principales trastornos en esta edad y que afecta aproximadamente al 40 por ciento de las mujeres mayores. «La denominada incontinencia urinaria de esfuerzo, a diferencia de otros tipos de incontinencia, tiene muchas opciones terapéuticas, por lo que hay que valorar cuál es el ámbito de aplicación real de estas nuevas posibilidades de tratamiento», explica el doctor Neyro.

Los avances realizados en los últimos años han propiciado que, hoy en día, se puedan tratar y corregir más del 90 por ciento de los casos de incontinencia de esfuerzo, así como prevenir y evitar un alto porcentaje de las desencadenadas por partos o cirugías.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), el doctor Rafael Sánchez, ha destacado la importancia de desarrollar cursos como el celebrado en Bilbao, ya que sirven para actualizar los protocolos de tratamiento en la atención sanitaria que recibe la mujer.

«Se trata de fomentar la formación de los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer madura y promover el conocimiento y la educación sanitaria de la mujer en torno a la menopausia», ha añadido.

Al ginecólogo a partir de los 70

Los 70 años son un momento crítico para la salud de las mujeres. A esa edad, llegan a su final los programas públicos para la detección precoz de determinadas enfermedades, como el cáncer de mama, y la mayoría de ellas comienza a dejar de visitar al ginecólogo. A menudo creen que ya es inútil y que no merece la pena hacerlo; pero se equivocan.
Las vascas vivirán por estadística al menos hasta los 84 años y las previsiones apuntan a que en la próxima década ganarán en esperanza de vida otros cuatro años más. Los expertos en atención a la mujer menopáusica aseguran, por ello, que «dejar de acudir al especialista durante quince o veinte años es demasiado tiempo». Carece de todo sentido. Hay patologías muy graves, como tumores, que tratadas a tiempo pueden incluso superarse; y otras menos complejas, pero muy molestas, como la incontinencia urinaria, cuyo pronóstico se puede mejorar sensiblemente.
«Tenemos que enganchar a nuestras pacientes antes de los 65 para evitar, en la medida de lo posible, que las enfermedades degenerativas les pillen a partir de los 70», afirma el ginecólogo José Luis Neyro, director del curso de formación continuada sobre Climaterio y Menopausia, que llegó ayer a su novena edición en el Paraninfo de la Universidad del País Vasco, en Bilbao. «El riesgo de padecer cáncer de mama y de cuello de útero decae en ese momento de la vida, pero se incrementan mucho las fracturas por osteoporosis, la caída del suelo pelviano y la incontinencia urinaria». Los médicos están convencidos de que es posible envejecer con mucha más calidad de vida si se vigila y controla a tiempo la aparición y el avance de determinadas dolencias.
Igual que una joven

«La edad no debe ser una contraindicación para curar», sentencia el ginecólogo del hospital de Cruces Txetxu Iparraguirre. El riesgo de sufrir un cáncer de mama, aunque disminuya, no desaparece con la edad. Tres o cuatro mujeres de cada cien sufrirá un tumor mamario en su década de los sesenta. Si ese periodo se amplía hasta los noventa años, las posibilidades crecen hasta casi el 10%. «Tradicionalmente se ha pensado que a partir de los 65 era mejor reducir la quimioterapia o no someter a una paciente a cirugía, pero no es así. Una mujer madura se puede someter a un tratamiento quirúrgico con iguales posibilidades que una joven», sentencia el especialista.
Otras complicaciones como la sequedad vaginal y el prolapso uterino, que es la caída del útero por la vía del parto como consecuencia de la debilidad muscular propia de la edad, pueden mejorarse con un diagnóstico temprano, mediante la realización de ejercicio y el uso de los fármacos adecuados. Con la incontinencia urinaria, que afecta a un número muy importante de mujeres, sucede algo parecido.
La vergüenza que este problema genera a las afectadas impide conocer con exactitud su incidencia,con estimaciones tan variadas que oscilan entre el 5% y el 70%, según explica el urólogode Cruces Iván Olano. Los estudios apuntan a que siete de cada diez pacientes no acuden al médico porque no se atreven a hablar de ello.

EDAD Y ENFERMEDAD

Cáncer. En la vejez, conviene vigilarse la aparición de tumores mamarios y de útero. A partir de los 70 años, no hace falta que las revisiones sean anuales, pero sí cada dos años. La periodicidad dependerá de cada paciente.
Osteoporosis. La falta de calcio en los huesos, una de las principales causas de rotura de cadera,es una de las enfermedades más frecuentes de las personas mayores. La prevención debe comenzar a partir de los 45 años.
Incontinencia urinaria. Ejercicios como contraer y relajar hasta ocho veces el anillo muscular del ano y la uretra ayudan. Los episodios de urgencia se pueden controlar con respiraciones profundas. Para según qué casos, también hay fármacos y cirugía
UN ARTÍCULO DE FERMÍN APEZTEGUIA fapezteguia@elcorreo.com

El Doctor Neyro en el programa de TVE1, Saber Vivir. ¿Cómo prevenimos la osteoporosis?

El doctor Neyro intervinó en el espacio «Saber vivir» en TVE1 con Mariló Montero y el Dr. Luis Gutiérrez. Su intervención puede ser vista en  el enlace siguiente, desde el minuto 10.44
¿Cómo prevenimos la osteoporosis?
El doctor Jose Luis Neyro
El doctor Jose Luis Neyro

Jornadas, Alcohol y Ocio, Diversión y Sumisión

En nuestro país se bebe peligrosamente. En el ranking macabro de las causas de defunción, el alcohol ocupa el tercer lugar. Los que toman alcohol en exceso acaban muriendo por cirrosis hepática, accidentes de tráfico fatales o por suicidio. Todos dejan tras de sí una estela de sufrimiento personal, familiar y social. Cualquier encuentro entre amigos, reunión de trabajo, acontecimiento que se festeja, no se concibe sin la presencia del alcohol en sus diversas formas y presentaciones. Pocas frases son tan repetidas y tan manidas, como la de “a ver si quedamos un día de éstos y tomamos unas copas”. Esta costumbre social de beber es la que conduce a un 50-60 % de los sujetos a la enfermedad alcohólica. Pero existen otras formas de engancharse al alcohol.

En efecto, un 30-40% de los alcohólicos utilizan esta droga con la intención de compensar una insuficiencia en su personalidad. Hay gente que necesita beber para hablar con su jefe, para entablar relaciones con un chico o una chica, para hablar en público, para superar una crisis o un estado de ánimo depresivo; “para matar las penas”, como se dice vulgarmente. Por uno u otro camino, y siendo la respuesta del organismo al alcohol muy diversa, se puede llegar a la condición de alcohólico.

Podemos decir que en el lento desarrollo de esta enfermedad intervienen factores genéticos, psicosociales y ambientales, siendo el individuo y su entorno más próximo los que sufren el calvario de sus consecuencias. Pero no es un destino inevitable o un camino sin retorno. Se puede y se debe aprender a beber y a no beber. Es necesario saber pisar fuerte –estar informado– en un terreno en el que no podemos ir más allá de los límites que nuestro organismo es capaz de tolerar si no queremos arriesgarnos a poner en peligro nuestra salud. Con esta intención hemos organizado estas jornadas. Para que entendamos que

ALCOHOL Y OCIO es un binomio teóricamente compatible, siempre que manejemos el primer término en su justa medida.

ORGANIZADORES Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País (Comisión de Bizkaia). Dirección General de Drogodependencias del Gobierno Vasco (Consejería de Sanidad).

COORDINACIÓN Prof. Ricardo Franco VicaRio (H.U. de Basurto) y Dr. José Luis Neyro BiLBao (H.U. de Cruces), vocales de la Junta Rectora de la Comisión de Bizkaia-RSBAP.

COLABORADORES Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. Fundación de Estudios Sanitarios. Facultad de Medicina y Odontología de la (UPV/EHU). Escuela universitaria de Enfermería (UPV/

Francia recomienda a las mujeres que llevan implantes mamarios de PIP que se los quiten

El Gobierno francés ha recomendado el viernes 23.12.11 a las mujeres que llevan implantes mamarios de silicona fabricados por la empresa Poly Implant Prothèse (PIP) que se los quiten, aunque ha aclarado que lo hace «con carácter preventivo y no urgente».

Según el comunicado difundido por el Ministerio de Sanidad, el Instituto Nacional del Cáncer ha concluido que no hay «un riesgo mayor de cáncer» para las mujeres que llevan estas prótesis. Sin embargo, sí ha descubierto otros riesgos, como la posible «rotura» de los implantes y la «irritación» que puede provocar el gel, que podría causar «reacciones inflamatorias» y dificultar por ello la retirada de las prótesis.

Por estos motivos, el ministro de Sanidad, Xavier Bertrand, aconseja «con carácter preventivo y no urgente» a las mujeres que llevan implantes de PIP que se sometan a una operación para retirárselos. En Francia hay unas 30.000 mujeres que los llevan y se estima que en todo mundo son entre 300.000 y 400.000.

Fundada en 1991, la empresa Poly Implant Prothèse, que ya no existe, tenía su sede en el sur de Francia y durante un tiempo fue considerada el tercer mayor fabricante de implantes del mundo, con una producción de unos 100.000 al año. De éstos, el 80% se exportaban al extranjero.

Al parecer, PIP empleaba una silicona para uso industrial que se utiliza en todo tipo de dispositivos, desde ordenadores a artículos de cocina, y que es diez veces más barata que la destinada a fines médicos. A principios de 2010, su producto fue retirado del mercado
Nosotros nunca utilizamos estos implantes, precisamente por su conocida entre los profesionales baja calidad .