Archivo de la categoría: Hábitos Saludables

Los adolescentes maduran sexualmente más pronto en la actualidad

Investigadores afirman que los adolescentes se hacen físicamente maduros más temprano que nunca antes, al señalar que han estado alcanzando la madurez sexual unos 2,5 meses más temprano cada década desde por lo menos la mitad del siglo XVIII. Para los muchachos, tener 18 años hoy en día es como tener 22 en 1800, indican.

«El motivo de que los chicos y chicas maduren más temprano es probablemente que la nutrición y el ambiente de enfermedades se vuelven más favorables para que ocurra», explicó Joshua Goldstein, del Max-Planck-Gesellschaft, de Rostock (Alemania).

El nuevo estudio concluyó que el período de tiempo en que las personas son sexualmente maduras, pero aún no se consideran adultos, se está ampliando. Los autores señalaron que la causa de esta madurez física precoz es puramente biológica y no tiene nada que ver con los avances tecnológicos ni las actividades sociales.

En el estudio, los investigadores examinaron los datos de mortalidad de cinco países. Explicaron que cuando la producción de hormonas masculinas alcanza su nivel más alto durante la pubertad, la probabilidad de que los chicos mueran también aumenta, debido a que la liberación de la hormona testosterona les impulsa a tomar más riesgos. El aumento en los accidentes es un fenómeno que también ocurre entre los monos machos, y que se conoce como «accident hump».

Los investigadores concluyeron que la madurez sexual de los chicos está ocurriendo más temprano que antes, junto con el aumento de los accidentes.

Los autores del estudio señalaron que el aumento en los accidentes alcanza su punto máximo en la etapa tardía de la pubertad, cuando la voz de los chicos cambia y alcanzan la capacidad de reproducción. Aunque esta fase «temeraria» de alto riesgo comienza antes, tal vez hoy en día no sea tan peligrosa, dado que los padres tienden a supervisar a sus hijos más de cerca a edades más tempranas.

Además, señalaron los investigadores, la brecha entre la madurez sexual y la madurez social, o adultez, está aumentando. «Las fases biológica y social de las vidas de los jóvenes se separan cada vez más», aseguró Goldstein. «Aunque los adolescentes se vuelven adultos antes en un sentido biológico, alcanzan la adultez más tarde respecto a sus roles sociales y económicos».
En nuestro país, en el mismo sentido que en todo el Occidente, esa diferencia entre la madurez biológica y la psicológica explica, entre otros muchos factores, la alta tasa de embarazos no deseados entre estos grupos etarios….y la consecutiva alta tasa de abortos. Una vez más puede afirmarse con rotundidad que, también aquí, prevenir es vivir seguro¡¡¡¡

Cada día 2.500 jóvenes y adolescentes contraen el VIH en todo el mundo

Unos 2.500 jóvenes contraen diariamente el VIH, según un informe mundial que acaba de darse a conocer. Pese a que la tasa general de prevalencia en los jóvenes ha disminuido levemente, las mujeres jóvenes y las adolescentes aún corren un riesgo desproporcionadamente alto de infección debido a su vulnerabilidad biológica, a la disparidad social y a la exclusión.

El informe Oportunidades en tiempos de crisis: evitar el VIH/SIDA desde la primera adolescencia hasta el comienzo de la edad adulta presenta, por primera vez, datos sobre la infección por VIH/sida entre los jóvenes y hace hincapié en los riesgos que corren los adolescentes durante su transición a la edad adulta. El informe, que es una publicación conjunta de UNICEF, ONUSIDA, la UNESCO, UNFPA, la OIT, la OMS y el Banco Mundial, explica cuáles son los factores que aumentan el riesgo de infección y se refiere a las oportunidades de fortalecer los servicios de prevención y desalentar las prácticas sociales perjudiciales.

«Para muchas personas jóvenes, la infección por VIH/sida es el resultado de la negligencia, la exclusión y las violaciones que tienen lugar con el conocimiento de las familias, las comunidades y los dirigentes sociales y políticos», ha dicho Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF. «En este informe se exhorta a los líderes de todos los niveles a que creen una cadena de prevención que mantenga a los adolescentes y jóvenes informados, protegidos y saludables. UNICEF mantiene un firme compromiso con esta causa. Debemos proteger a quienes viven la segunda década de sus vidas, de manera que el VIH no descarrile el paso de la infancia a la edad adulta, que es una travesía particularmente arriesgada en el caso de las niñas y mujeres jóvenes».

De 15 a 24 años

Según el informe, el 41% de los nuevos afectados mayores de 15 años en 2009, fueron personas de entre 15 y 24 años. Unos cinco millones de jóvenes de esas edades vivían con VIH/sida en el mundo en 2009. En el sector de la población de entre 10 y 19 años de edad, según los nuevos datos, hay unos dos millones de adolescentes que viven con VIH/sida. En su mayoría, se trata de personas que viven en África subsahariana y son mujeres. Muy pocas de ellas están al tanto de que han contraído el virus. A nivel mundial, más de un 60% de las personas jóvenes que viven con VIH/SIDA son mujeres. Esa tasa llega al 72% en el caso de África subsahariana.

«El éxito logrado con respecto al aumento del acceso a los medicamentos antirretrovirales significa que más personas jóvenes con VIH/SIDA tienen tasas más altas de supervivencia, pero muchas de ellas no están al tanto de su infección», apunta Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud. «La OMS está comprometida a ayudar a aumentar el acceso de los adolescentes a las pruebas del VIH/SIDA y a los servicios de orientación psicológica, así como a garantizar que los servicios de salud den respuesta a sus necesidades en materia de prevención, tratamiento, atención y apoyo».

«Como el informe indica, son demasiadas las adolescentes que se quedan embarazadas cuando aún no están preparadas para ello y tienen hijos siendo aún niñas», ha señalado Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo de UNFPA.

Algunos comportamientos de alto riesgo, como la iniciación sexual precoz, el embarazo adolescente y el consumo de drogas, constituyen claros síntomas de que algo no funciona en los entornos de los adolescentes, y estos síntomas pueden guardar relación con la violencia, la explotación, el abuso o el abandono. Pero los sistemas de protección social que tienen en cuenta los aspectos relacionados con el VIH/SIDA pueden brindar ayuda financiera a las familias vulnerables, aumentar el grado de acceso a los servicios sociales y de salud, y garantizar la prestación de servicios a los jóvenes marginados.

«El mundo necesita, de manera urgente, nuevas estrategias de prevención del VIH/SIDA», afirma Mahmoud Mohieldin, Director General del Banco Mundial. «Por cada dos personas que obtienen tratamiento contra el VIH que amenaza sus vidas, otras cinco se infectan con el VIH, lo que coloca en situaciones imposibles a muchos países pobres y a las comunidades que los integran. Las estrategias de prevención que se han implementado hasta ahora han tenido éxitos limitados, por lo que debemos buscar enfoques nuevos y originales para revertir el

“El sexo es tan saludable como ducharse a diario”

El número de abortos voluntarios aumenta cada año. Los jóvenes se inician antes que nunca en las relaciones de pareja y muchos lo hacen sin planificación y sin adoptar medidas. El ginecólogo José Luis Neyro no duda en lanzar sus críticas a las políticas sanitarias y educativas que, dados los resultados, han naufragado.
benq0032
“El ejemplo que los adultos damos a los jóvenes es ruinoso”, sentencia.

leer el artículo completo

“El sexo es tan saludable como ducharse a diario”

Casi la mitad de las españolas «desconoce» o «se equivoca» al elegir el mejor momento del mes para quedarse embarazadas

embarazo

Saber con exactitud cuáles son las 12 horas de fertilidad mensual de la mujer eleva sus probabilidades de tener éxito

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Casi la mitad de las españolas (49%) «desconoce» o «se equivoca» al elegir el mejor momento del mes para intentar quedarse embarazadas, según advirtió hoy el ginecólogo del Hospital de Cruces (Bilbao), José Luis Neyro, quien asegura que saber con exactitud cuáles son las 12 horas de fertilidad mensual de la mujer eleva sus probabilidades de tener éxito, que en una pareja estable que mantiene relaciones sexuales con regularidad, ronda el 20 por ciento.

En el marco de la presentación de ‘Clearblue Test de Embarazo’, el primer test que permite saber también la fecha de la concepción en un embarazo, y de ‘Clearblue Test de Ovulación’, que informa a la mujer de cuáles son sus días más fértiles, ambos productos de Procter & Gamble, el doctor Neyro explicó que las parejas fértiles suelen tardar una media de cinco meses en conseguir un embarazo.

Este tiempo suele prologarse cuanto más mayor es la mujer, ya que las que se acercan a los 35 años tienen «menos probabilidades de fecundación», mientras que las que tienen entre 22 y 29 años se encuentran, recuerda Neyra, «en el periodo máximo de fecundidad». «Esta circunstancia que no se da en los hombres, que pueden perder potencia sexual con los años, pero que sólo comienzan a perder un poco de fecundidad a partir de los 55 años», apuntó.

Según el experto, el momento de mayor fecundidad y por ello, el mejor para buscar el embarazo, suele situarse por la mitad del ciclo y comienza unas 17 horas después de la ovulación, cuando en el organismo de la mujer alcanza su pico máximo la gonadotropina coriónica humana (hCG), más conocida como la hormona del embarazo.

«CADA CICLO Y CADA MUJER SON DISTINTOS»

El inicio de la ovulación puede calcularlo el médico o averiguarse a través de un test de ovulación, ya que «cada ciclo y cada mujer son distintos». «Para calcular los días de fertilidad de una mujer hay que medir la longitud de 12 de sus ciclos y tener en cuenta que el primer día de regla es el primer día del ciclo siguiente», explicó.

Asimismo, el doctor Neyro destacó la importancia de conocer la fecha de concepción de un embarazo, ya que así la mujer puede comenzar cuanto antes a cuidarse para así también cuidar al futuro bebé.

Según el experto, las mujeres que quieren quedarse embarazadas deben dejar de fumar un año antes para evitar al feto los riesgos del tabaco. Asimismo, debe dejar de beber para prevenir problemas como el síndrome alcohólico del feto, que pueden sufrir incluso los hijos de mujeres que practicaron un «consumo moderado» de alcohol.

Vida sexual y reproducción

LA INCORPORACIÓN de la mujer al mercado laboral ha contribuido a que se retrase la edad en que la mujer tiene su primer hijo de los 22-23 a los 32-33 años en tan solo veinte años de tiempo. «Esto conlleva que la mujer pueda desear quedarse embarazada en la década de los 40 años. En este sentido, a esta edad, pueden aparecer ya desarreglos hormonales, aunque todavía pueden existir posibilidades de embarazo» explica el doctor Neyro.

«Por el contrario», añade, «si no se desea el embarazo, la mujer debe tener en cuenta que aunque tenga ya desarreglos por estar próxima la menopausia debe que utilizar métodos anticonceptivos de alta eficacia y que le solucionen además problemas añadidos. Por otro lado, puede darse la situación de desear el embarazo pero no estar ya en edad fértil y en estos casos es muy importante que la mujer esté informada sobre las diferentes técnicas de reproducción asistida existentes».

En cuanto a la disminución del deseo sexual, el doctor Neyro afirma que «la disfunción sexual se produce, entre otras razones, debido al descenso de los niveles hormonales con la llegada de la menopausia y que debe ser atendida como una parte más de la menopausia, ya que empeora de forma muy importante en la calidad de vida de muchas mujeres».

El climaterio, que se inicia alrededor de los 45 años y finaliza a los 65, al comenzar la senectud, está formada por tres fases: premenopausia (etapa que precede a la menopausia y que dura de dos a ocho años), perimenopausia (periodo inmediatamente anterior a la menopausia, cuando comienzan las manifestaciones orientativas de que se aproxima la menopausia, y dura como mínimo hasta el primer año siguiente a la menopausia) y posmenopausia (última etapa del climaterio que se inicia al año de la última menstruación o menopausia y finaliza en la senectud). N. L. DEIA.