Archivo de la categoría: Entrevistas

Vida sexual y reproducción

LA INCORPORACIÓN de la mujer al mercado laboral ha contribuido a que se retrase la edad en que la mujer tiene su primer hijo de los 22-23 a los 32-33 años en tan solo veinte años de tiempo. «Esto conlleva que la mujer pueda desear quedarse embarazada en la década de los 40 años. En este sentido, a esta edad, pueden aparecer ya desarreglos hormonales, aunque todavía pueden existir posibilidades de embarazo» explica el doctor Neyro.

«Por el contrario», añade, «si no se desea el embarazo, la mujer debe tener en cuenta que aunque tenga ya desarreglos por estar próxima la menopausia debe que utilizar métodos anticonceptivos de alta eficacia y que le solucionen además problemas añadidos. Por otro lado, puede darse la situación de desear el embarazo pero no estar ya en edad fértil y en estos casos es muy importante que la mujer esté informada sobre las diferentes técnicas de reproducción asistida existentes».

En cuanto a la disminución del deseo sexual, el doctor Neyro afirma que «la disfunción sexual se produce, entre otras razones, debido al descenso de los niveles hormonales con la llegada de la menopausia y que debe ser atendida como una parte más de la menopausia, ya que empeora de forma muy importante en la calidad de vida de muchas mujeres».

El climaterio, que se inicia alrededor de los 45 años y finaliza a los 65, al comenzar la senectud, está formada por tres fases: premenopausia (etapa que precede a la menopausia y que dura de dos a ocho años), perimenopausia (periodo inmediatamente anterior a la menopausia, cuando comienzan las manifestaciones orientativas de que se aproxima la menopausia, y dura como mínimo hasta el primer año siguiente a la menopausia) y posmenopausia (última etapa del climaterio que se inicia al año de la última menstruación o menopausia y finaliza en la senectud). N. L. DEIA.

¿Qué hay que saber sobre la menopausia?

El doctor José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital de Cruces, nos revela algunas claves sobre la menopausia.

¿Todas las mujeres sufren al llegar la menopausia?
No. Aproximadamente 20 ó 25 de cada 100 la pasan sin sentir nada. En cambio, de las restantes, la mitad sufre síntomas importantes y a una cuarta parte de ellas, éstos no les dejan vivir.

¿Cuáles son estos síntomas?

Los más habituales son sofocos continuados, oleadas de calor en el cuerpo, irritabilidad, sequedad vaginal, y dolor y pérdida de interés en el sexo. También se produce una pérdida de calcio que debilita los huesos y puede derivar en osteoporosis.

¿Se pueden combatir?

Hay tres o cuatro tratamientos, como terapias hormonales sustitutivas o fármacos que aportan calcio; aunque cada caso es diferente y debemos individualizarlos.

Se decía que las terapias hormonales aumentaban el riesgo de cáncer de mama.

Eso pasó en Estados Unidos con algunos productos químicos, pero aquí no puede pasar porque para esas terapias sólo usamos productos naturales, y en bajas dosis.

¿Qué recomienda a las mujeres para prevenir riesgos?

Principalmente tres cosas: leer los periódicos, es decir, estar informadas; no tomarse sus síntomas como si fueran normales, no son cosas de la edad, como dicen algunas, y acudir al ginecólogo periódicamente.

Terapia individualizada para mejorar el tratamiento de la Osteoporosis

Jose Luis Neyro

Individualizar el tratamiento de la osteoporosis con el objetivo de que los pacientes puedan obtener el máximo beneficio posible de los tratamientos disponibles es,en última instancia, el reto principal que se plantean los expertos que se encargan del manejo de una condición cuya prevalencia, según los datos, sigue aumentando debido, entre otras cuestiones, al progresivo envejecimiento de la población.

Es cierto que, actualmente, existe un amplio arsenal de tratamientos para abordar la osteoporosis. Sin embargo, el perfil de las pacientes que se incluyen en los ensayos clínicos no responde,en su mayoría, al de las pacientes que luego acuden a la consulta, motivo por el cual los datos de eficacia
obtenidos en dichos trabajos deberían equilibrarse a la situación real, es decir, a lo que se puede hacer en cada una de las áreas sanitarias con
cada paciente”. Así lo puso de manifiesto José Luis Neyro, especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital de Cruces de Bilbao en el 7º Encuentro
Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM 2007), quien además hizo hincapié en el hecho de que el objetivo básico de los tratamientos
de la osteoporosis es “prevenir”.Para lograr cumplir este objetivo, Neyro considera necesario “aumentar la resistencia y la calidad del hueso”, una acción que llevará a “modular la eficacia y la seguridad de cada fármaco en función de los factores condicionantes de cada paciente”, tales como la edad o el estado de salud, entre otros.

Seguir leyendo Terapia individualizada para mejorar el tratamiento de la Osteoporosis