¿Sigue siendo el SARS-CoV2 el mismo de siempre desde el principio de esta pandemia?

 

Este que usted está visitando, estimado lector, es un blog dedicado hace más de 21 años a la salud de la mujer en cuerpo y alma. A ello dedicamos nuestro esfuerzo, pero, ya lo sabrán, la pandemia por SARS-CoV2 lo ha cambiado todo y desde hace bastante tiempo hemos estado informando sobre este maldito virus para darlo a conocer. Vea recientemente colgada esta noticia sobre la enfermedad en https://www.neyro.com/2021/01/20/vamos-conociendo-la-evolucion-de-covid19-pero-como-es-realmente-su-causante-sars-cov2/.

Cuando ya habíamos aprendido lo que eran incluso la respuesta de nuestro organsmo en forma de anticuerpos y cuánto tiempo duraban (lo contamos en https://www.neyro.com/2021/01/27/sabemos-cuanto-tiempo-duran-los-anticuerpos-contra-el-sars-cov2-que-han-creado-las-personas-que-han-padecido-covid19/), ahora, poco a poco, nos enteramos que este virus muta y empiezan a aparecer variantes del mismo. ¿Qué sabemos sobre esta nueva variante llamada británica del SARS-CoV-2?
Es el mismo virus pero con su RNA virado, mutado para seguir adaptándose a las nuevas circunstancias y conseguir la continuidad en su transmisión que es el verdadero objetivo de un virus. Precisamente cuando se cumple el primer año desde la declaración de pandemia (esas líneas se escriben el 11.03.2021) nos ha parecido una buena idea dedicarle un post al «nuevo»; se ha denominado brevemente VUI-202012/01 (la primera «Variante en investigación» en diciembre de 2020) y se define por un conjunto de 17 cambios o mutaciones.
Uno de los cambios más importantes es una mutación N501Y en la proteína del pico, la famosa proteína S, ver abajo), que usa el virus para unirse al receptor ACE2 humano. Los cambios en esta parte de la proteína del pico pueden, en teoría, hacer que el virus se vuelva más infeccioso y se propague más fácilmente entre las personas.

La detección de esta nueva variante (no la única ni la última, estimado lector….) fue recogida por el consorcio CoVID19 Genomics UK (COG-UK), que realiza la secuenciación genética aleatoria de muestras positivas de CoVID19 en todo el Reino Unido. El consorcio es una asociación de las cuatro agencias de salud pública del Reino Unido, así como el Instituto Wellcome Sanger y 12 instituciones académicas.

Desde su creación en abril de 2020, el consorcio ha secuenciado 140 000 genomas de virus de personas infectadas con CoVID19. Utiliza los datos para rastrear brotes, identificar variantes de virus y publicar un informe semanal (https://www.cogconsortium.uk/data/).

Además, esto es trabajar bien, el Consorcio es capaz de determinar cuánto de frecuente es la nueva variante; así, hasta el 13 de diciembre del pasado 2020, se habían identificado 1108 casos con esta variante en el Reino Unido en casi 60 autoridades locales diferentes, aunque el número real será mucho mayor. Estos casos se produjeron principalmente en el sureste de Inglaterra, pero ha habido informes recientes de otros lugares, incluidos Gales y Escocia. En la imagen, una de las más emblemáticas calles londinenses.

Nick Loman, profesor de genómica microbiana y bioinformación en la Universidad de Birmingham, dijo en una sesión informativa del Science Media Center el 15 de diciembre de 2020 que la variante «británica» se detectó por primera vez a fines de septiembre y ahora representa el 20% de los virus secuenciados en Norfolk, el 10% en Essex y 3% en Suffolk. «No hay datos que sugieran que se haya importado del extranjero, por lo que es probable que haya evolucionado en el Reino Unido», dijo.

La pregunta, varias…, que se nos agolpan son en este momento si ¿esta variante es más infectiva?, ¿es realmente más dañina?, ¿provoca una amyor mortalidad? Pues bien, Matt Hancock dijo a la Cámara de los Comunes el 14 de diciembre de 2020 que el análisis inicial mostró que la nueva variante «puede estar asociada» con el reciente aumento de casos en el sureste de Inglaterra. Sin embargo, esto no es lo mismo que decir que está provocando el aumento. Loman explicó: “Esta variante está fuertemente asociada con los lugares en los que estamos viendo tasas crecientes de CoVID19. Es una correlación, pero no podemos decir que sea causalidad (estar sucediendo «a la vez» no significa «ser causado por»). Pero hay un crecimiento sorprendente en esta variante, razón por la cual estamos preocupados y necesita un seguimiento e investigación urgentes ”.

18

 

Y luego, ya, otras preguntas para el próximo futuro; ¿habrá nuevas variantes?, ¿pasará como con la gripe que muta cada año? Miren, el SARS-CoV2 es un virus de ARN y las mutaciones surgen de forma natural a medida que el virus se replica, precisamente porque el propio virus no es capaz de corregir los «errores» en su propia replicación. Ya han surgido muchos miles de mutaciones, pero es probable que solo una pequeña minoría sea importante y cambie el virus de manera apreciable. COG-UK dice que actualmente hay alrededor de 4000 mutaciones en la proteína de pico.

Sharon Peacock, directora del consorcio  COG-UK, dijo en la sesión informativa del Science Media Center: “Se esperan mutaciones y son una parte natural de la evolución. Ya han surgido muchos miles de mutaciones y la gran mayoría no tiene ningún efecto sobre el virus, pero puede ser útil como código de barras para monitorear los brotes «.

Nos quedaba por analizar o por responder a las dudas sobre su letalidad: ¿mata más?, ¿es más agresiva esta variante «británica»? A ciencia cierta aún no lo sabemos. Las mutaciones que hacen que los virus sean más infecciosos no necesariamente los hacen más peligrosos. Ya se han detectado varias variantes en el Reino Unido. Por ejemplo, se cree que la variante D614G ha aumentado la capacidad de transmisión del virus y ahora es el tipo más común que circula en el Reino Unido, aunque no parece provocar una enfermedad más grave.

El laboratorio de Public Health England en Porton Down está trabajando actualmente para encontrar cualquier evidencia de que la nueva variante aumente o disminuya la gravedad de la enfermedad. Susan Hopkins, asesora médica conjunta de NHS Test and Trace y Public Health England, dijo: “Actualmente no hay evidencia de que esta cepa cause una enfermedad más grave, aunque se está detectando en una amplia geografía, especialmente donde se detectan más casos». Ya, ya, pero las vacunas que estamos usando (ya tenemos nada menos que cuatro diferentes aprobadas en toda la Unión Europea) seguirán funcionando con estas nuevas variantes?

La nueva variante tiene mutaciones en la proteína S a la que se dirigen las tres principales vacunas. Sin embargo, las vacunas producen anticuerpos contra muchas regiones de la proteína S, por lo que es poco probable que un solo cambio haga que la vacuna sea menos eficaz. Con el tiempo, a medida que ocurren más mutaciones, es posible que sea necesario modificar la vacuna. Esto sucede con la gripe estacional, que muta todos los años, y la vacuna se ajusta en consecuencia. El virus SARS-CoV-2 no muta tan rápido como el virus de la gripe, y las vacunas que hasta ahora han demostrado ser efectivas en los ensayos son tipos que pueden modificarse fácilmente si es necesario.Peacock expresó: “Con esta variante no hay evidencia de que evite la vacunación o una respuesta inmune humana. Pero si hay un caso de falla de la vacuna o reinfección, ese caso debe tratarse como alta prioridad para la secuenciación genética «. Seguiremos informando, porque la vida (como este virus…) está en constante mutación!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *