¿Serviría la vitamina D para reducir los ingresos en UCI y evitar muertes por CoVID19?

Indudablemente, esa es una gran pregunta que seguramente necesitaría para ser adecuadamente contestada y con autoridad científica (no me refiero solo a mensajes políticos de «vecina de cabecera» como los que nuestras (respetadas) autoridades sanitarias nos largan en sus «homilías» que confunden con verdaderas ruedas de prensa), necesitaríamos al menos de un largo, grande, extenso, multinacional y prospectivo ensayo clínico que esas mismas autoridades sanitarias ni han iniciado, ni han financiado y ni tan siquiera han estimulado…, ocupados como están en sus luchas intestinas…

Parecería de todas maneras que en la literatura internacional, durante estas pasadas semanas y meses incluso, han ido publicándose cada vez más reportes que vinculan los niveles de vitamina D con un devenir distinto para los pacientes de CoVID19 y, en última instancia, incluso que podrían llegar a avalar la posibilidad de su empleo para reducir el riesgo de infección (ver en https://www.neyro.com/2020/07/17/sera-la-vitamina-d-realmente-protectora-contra-el-riesgo-de-contraer-covid19/)
Entre tanto, desde muy diversos foros, algunos tratábamos de ayudar sugiriendo formas de conseguir Vitamina D para todos en una época del año en que se acercaban las mejores horas de sol y sin embargo nos confinaban en primavera para alejarnos del astro rey (ver en https://www.neyro.com/2020/05/13/como-conseguir-vitamina-d-durante-el-confinamiento-por-la-covid19/)
Pues bien, ahora desde España, precisamente desde el lugar con más bajos niveles de vitamina D de todo el país (que coincide curiosamente con el lugar con más horas de sol al año), como es Córdoba, la Sultana, nos llega ahora un estudio extraordinariamente esperanzador para tratar de responder a esa pregunta que hacíamos al principio. El manuscrito acaba de ser publicado en J Steroid Biochem Mol Biol. 2020 Aug 29;105751. doi: 10.1016/j.jsbmb.2020.105751. y se puede obtener en https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0960076020302764?via%3Dihub (ahora, la portada de la revista, de alto impacto)
Ya lo habíamos anunciado nosotros en este mismo web el 13 de mayo de 2020, y ahora comprobamos que lo firma el grupo de un buen amigo endocrinólogo, cual es el Dr José Manuel Quesada que capitanea un grupo del  IMIBIC. CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable., del Hospital Universitario Reina Sofía. Universidad de Córdoba. Fundación Progreso y Salud, entre otros (porque es un grupo multicéntrico).
Los lectores de nuestro web ya saben que es muy importante el método con el que los estudios científicos fueron realizados; en este caso, los pacientes elegibles fueron asignados a una relación de «2 para calcifediol por 1 sin calcifediol» a través de aleatorización realizada por estadísticos hospitalarios (como mostramos en la figura de abajo del propio original publicado en estos primeros días de septiembre 2020), el día de ingreso a tomar Calcifediol oral (Faes-Farma, Lejona, España), a la dosis de 2 cápsulas blandas (0,532 mg), o no.
Los pacientes del grupo de tratamiento con calcifediol continuaron con calcifediol oral (0,266 mg) en día 3º y 7º, y luego semanalmente hasta el alta o la admisión en la UCI – Unidad de Cuidados Intensivos. Los pacientes tuvieron seguimiento hasta el ingreso en UCI, el alta hospitalaria o la muerte…, como desenlace fatal.
Y usted se preguntará ¿cuál fue el resultado?, ¿se evitaron ingresos en UCI con el tratamiento de vitamina D?, ¿se redujo la mortalidad entre los tratados? Pues bien, los autores detallan que entre los 26 pacientes no tratados con calcifediol, 13 requirieron ingreso en UCI (50%), mientras que de 50 pacientes tratados con calcifediol solo 1 requirió ingreso en la UCI, mientras que los demás pacientes permanecieron en hospitalización convencional. Lo mostramos en la tabla original del manuscrito justo abajo.
Ya bueno, pero ¿y de la mortalidad, qué podemos decir?. Pues una vez más nos vamos al original y Oh sorpresa!!!. De los pacientes tratados con calcifediol ninguno falleció y todos fueron dados de alta, sin complicaciones. Los 13 pacientes no tratados con calcifediol, que no ingresaron en UCI, fueron dados de alta. Pero de los 13 pacientes ingresados en UCI, dos fallecieron y los restantes 11 fueron dados de alta.
En conclusión, el estudio piloto que ahora comentamos demostró que la administración de calcifediol puede mejorar el resultado clínico de los sujetos que requieren hospitalización por COVID-19. Se desconoce si eso también se aplicaría a pacientes con una etapa más temprana de la enfermedad y si el estado basal de vitamina D modifica estos resultados (la imagen resume los datos de otro estudio diferente…).
Por ello, se realizó (se está realizando…) un ensayo prospectivo, controlado, aleatorizado y multicéntrico con calcifediol, debidamente emparejado (Prevención y Tratamiento con Calcifediol del Síndrome Respiratorio Agudo Inducido por COVID-19 (COVIDIOL)), en 15 hospitales españoles, financiado por el “Programa de Investigación Clínica en COVID-19“ Progreso y Salud La Fundación y Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba (FIBICO), España, (registrada como NCT04366908 en la base de datos del NIH Trialnet, a disposición del lector interesado en https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04366908?cond=NCT04366908&draw=2&rank=1) se realizará con el número de pacientes recalculados a partir de los datos proporcionados por este estudio aquí comentado.
Esperemos esos resultados porque las pruebas poco a poco nos van abriendo camino a favor, siempre a favor…, de que la vitamina D también nos puede ayudar (y mucho!!!) en este campo de la infección por SARS-CoV2 causante de CoVID19 (ver en https://www.neyro.com/2020/03/09/un-virus-nuevo-el-coronavirus-2019-ncov/) Seguiremos informando…

4 comentarios sobre “¿Serviría la vitamina D para reducir los ingresos en UCI y evitar muertes por CoVID19?”

  1. Excelente informacion como siempre!.Yo tenia 11 de valores de vitamina D y me dieron Raquiferol d3 ,una dosis x mes,.6 meses,Y por todo esto,.no sé si mis valores estarán bien ahora!. Será suficiente para volver a valores normales Doc??

    1. Hola María:

      Cómo me alegro de que nuestras entradas y posts en el blog le parezcan adecuadas y sobre todo, le resulten útiles….

      Nada puede hacernos más feliz y nada podría ser mejor recompensa para alguien dedicado hace muchos años a la divulgación científica (al margen de mi asistencia sanitaria, claro…)

      Respecto a su pregunta sobre los valores, ya comprobó por su propia experiencia que es muy difícil pronosticar nada sin verlos tras determinaciones analíticas; a saber desde cuándo estaba usted con unos valores tan bajos, en el rango de la deficiencia…

      La mejor manera de controlar el tratamiento por lo tanto es volver a determinarlos, pero no antes de que hayan pasado tres o cuatro meses desde iniciado su tratamiento, por supuesto…(«no por mucho madrugar, amanece más temprano», dice el refranero español…)

      Así las cosas, solicite cita de nuevo con su ginecólogo (o con el médico que le trate…), y él se ocupará de hacer una nueva analítica para verificar cómo va todo, ajustar la dosis, planificar el siguiente control…, en fin…

      Ahora bien, tenga en cuenta que cumplir años se lleva mal con la síntesis de Vitamina D por parte del organismo (como pasa con casi todas las otras hormonas…); por lo tanto, si YA le han «pillado» una vez con déficit de vitamina D probablemente su médico la incorporará a los controles periódicos de su salud para tenerle siempre bien controlada en este extremo…

      Se lo anuncio con casi total seguridad.

      Espero haberle ayudado de nuevo, estimada María.

      No deje de comentarlo con sus amigas si le sirvió; puede usted suscribirse (de manera gratuita completamente…) a nuestro blog tan solo dejando su correo electrónico en el lugar de las suscripciones, arriba a la izquierda….

      Le esperamos…

      No nos abandone!!!

    1. Muchas gracias, estimado Álvaro….

      Realmente, hasta el momento actual, todas las evidencias científicas que tenemos hablan a favor del efecto inmunomodulador de la vitamina D que reduciría el riesgo de infecciones en general, de infecciones virales en particular y sobre manera de infecciones respiratorias.

      Además, recientemente tenemos su influencia en la reducción de las complicaciones y la mortalidad por COVID-19.

      Nos falta darle el empujón final al asunto con ensayos clínicos de mucho mayor tamaño, pero toda la información que tenemos hasta el momento actual es perfectamente coherente…

      Ante la duda, procure usted tener los niveles de vitamina D en límites normales e incluso un poquito por encima de lo normal….

      Nos alegra mucho que nos siga en las redes sociales y que visite con frecuencia nuestra web.

      Ya solo nos queda solicitar de su generosidad que hable de nosotros con sus amigos y con sus amigas para que otras personas también puedan visitarnos….

      Hasta cuando quiera!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *