Algunos fármacos contra las náuseas del embarazo pueden aumentar el riesgo de malformaciones fetales

 En este web tenemos a gala estar al día de forma lo más completa posible en aras de una mejor salud de la mujer y así tratar de proporcionar a nuestros seguidores una mayor calidad de vida…., aunque suene un poco pretencioso. Es al menos nuestro objetivo primero (la divulgación  científica) y con esa ilusión trabajamos cada día para conseguirlo; será el lector el que nos deberá «poner nota» al respecto…., con sus comentarios, con sus consultas, acaso con su seguimiento silencioso (ya son casi 8.5 millones de visitas en el web en el momento de redactar estas líneas).

Desde hace años hemos venido señalando la importancia clínica de las náuseas durante la gestación y que incluso podrían estar relacionadas con problemas serios del desarrollo emnbrionario y fetal, nada menos. Así lo contamos y el lector curioso puede regresar a esa noticia clicando en https://www.neyro.com/2015/05/27/las-nauseas-matutinas-pueden-acompanarse-de-problemas-de-desarrollo-neurologico-en-los-neonatos/.
Por abundarlo más y para centrar el tema que aparece en el titular de esta noticia, en este sentido, hace casi un año y medio, hablando del problema clínico más frecuente del embarazo (las náuseas y los vómitos, como comentamos…), ya alertábamos a nuestros lectores que no todo vale en el tratamiento y que la prudencia aconsejaba no hacer caso a cualquier opción terapéutica no bien probada. Se puede seguir esa noticia en https://www.neyro.com/2018/05/17/como-deben-controlarse-las-nauseas-y-vomitos-durante-el-embarazo/
Alrededor del empleo de Ondasetrón en mujeres embarazadas como antiemético, decíamos textualmente lo que ahora ciopiamos aquí: «por su empleo habitual como corrector de las emesis de muchos quimioterápicos en oncología, el Ondansetrón ha mostrado una gran eficacia, pero su seguridad aún se encuentra cuestionada, y por debajo de la semana 8 de gestación existe una posible asociación a fisura palatina y menos probablemente a defectos de otro tipo como cardíacos. Es conocida la enorme dificultad para realizar ensayos prospectivos en mujeres gestantes…..»
Pues bien, ahora mismo, insistimos, casi una año y medio más tarde nuestras (respetadas) autoridades sanitarias reconocen el hecho y nos emiten una alerta sanitaria al respecto…, cuando ya algunos habíamos «levantado esa liebre» en mayo de 2018. y es que recientemente se han publicado los resultados de dos estudios epidemiológicos muy amplios, Zambelli-Weiner et al. (2019) y Huybrechts et al. (2018), realizados en Estados Unidos sobre el uso de ondansetrón en el embarazo.
Los originales de esos estudios pueden seguirse por el lector interesado en los siguientes enlaces: Para el primero, está en  https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2718793. El segundo, puede ser localizado en el enlace siguiente https://journals.lww.com/greenjournal/fulltext/2018/08000/Ondansetron_for_Treatment_of_Nausea_and_Vomiting.16.aspx
Ahora, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha revisado estos resultados, así como los procedentes del resto de estudios disponibles, habiendo alcanzado las siguientes conclusiones (que copiamos textualmente de su nota de alerta):
  • Parece existir un ligero aumento del riesgo de defectos de cierre orofaciales en hijos de madres que recibieron ondansetrón durante el primer trimestre de embarazo.
  • Los datos sobre el riesgo de malformaciones cardiacas no son concluyentes.

Es por ello por lo que se quiere informar a los profesionales sanitarios (continúa la nota de alerta sanitaria) de lo siguiente:

  • Ondansetrón no está indicado durante el embarazo y debe de evitarse su uso,especialmente durante el primer trimestre del mismo.
  • Recuerde informar a todas las pacientes en edad fértil que requieran o se encuentren en tratamiento con ondansetrón acerca de:
    • El riesgo de defectos de cierre orofaciales durante el primer trimestre del embarazo.
    • La necesidad de utilizar medidas anticonceptivas eficaces.

Para los no iniciados, ya lo explicamos en su día, Ondansetrón es un antagonista del receptor 5-HTE3, que se aprobó por primera vez en la Unión Europea en el año 1.990. Actualmente se encuentra autorizado exclusivamente para la prevención de náuseas y vómitos postoperatorios o causados por tratamientos quimioterápicos o radioterápicos. No está autorizado para el tratamiento de la hiperémesis gravídica o de las náuseas y vómitos durante el embarazo. Así, tras la evaluación realizada a nivel europeo se ha concluido lo siguiente:

  • El balance beneficio/riesgo de ondansetrón permanece favorable para las indicaciones aprobadas. De hecho, continúa el experto José Luis Neyro, es un magnífico aliado de las personas tratadas con quimioterapia para inhibir los vómitos muy habituales con estos tratamientos.
  • Se recuerda que ondansetrón no está autorizado para el tratamiento de náuseas y vómitos en el embarazo por lo que deberá evitarse su utilización, especialmente durante el primer trimestre del mismo (lo que ya recordábamos en nuestro web en mayo de 2018 cuando nos ocupamos del tema del tratamiento de este problema tan frecuente).
  • Dado que las náuseas y los vómitos durante el embarazo o la hiperemesis gravídica es la afección médica más común durante la gestación (tal y como contamos ya en 2016 en este mismo lugar disponible en el enlace https://www.neyro.com/2016/07/13/tratar-las-nauseas-y-vomitos-en-el-embarazo-precoz-es-una-de-las-necesidades-mas-habituales-en-el-control-gestacional/) que coincide con el período de desarrollo embriológico y que la tasa de prescripción fuera de indicación de ondansetrón en mujeres embarazadas ha ido en aumento, se recomienda encarecidamente seguir las guías sobre el tratamiento de estas condiciones clínicas, teniendo en cuenta las nuevas evidencias de riesgo de malformaciones congénitas.
Pues éso…, que seguiremos tratando de estar al día, manteniendo la prudencia como base de nuestras actuaciones y que nos congratularemos cuando nuestras (respetadas) autoridades sanitarias (o los tribunales de justicia o quien sea que lo haga a posteriori…), nos terminen dando la razón. Usted, amiga lectora y seguidora de nuestro web siga visitándolo porque ese es nuestro valor: su seguimiento¡¡¡¡

2 comentarios sobre “Algunos fármacos contra las náuseas del embarazo pueden aumentar el riesgo de malformaciones fetales”

  1. Pues…, eso creo yo mi estimada Ana…, y por ello me he ocupado del tema de las náuseas durante el embrazo en varias oportunidades….

    Tanto para darlas a conocer y que se comprenda que no tienen NADA de sano ni de normal y que pueden esconder males mayores aún (como cuando publicamos en https://www.neyro.com/2015/05/27/las-nauseas-matutinas-pueden-acompanarse-de-problemas-de-desarrollo-neurologico-en-los-neonatos/), o bien cuando alertamos de que su tratamiento es muy variado porque a veces no conseguimos dominarlas del todo (lo puedes ver en https://www.neyro.com/2018/05/17/como-deben-controlarse-las-nauseas-y-vomitos-durante-el-embarazo/)

    Por todo eso, porque estamos en la tarea de la divulgación científica, es que nos interesa desbrozar los caminos de los bulos y que nadie tenga que padecer algo que es sino evitable, sí perfectamente tratable y con toda la seguridad que requiere una situación tan delicada como la gestación.

    Gracias por ayudarnos a darlo todo a conocer¡¡¡¡

    Un abrazo a repartir…..

    Hasta cuando quieras¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *