En ciencia, las creencias se oponen a los conocimientos

Claro, en realidad, conocimiento científico y creencias transcurren por senderos paralelos que en general, casi nunca se encuentran, casi nunca se cruzan….; de hecho, las personas «creen» en Dios porque no les «consta» (de manera fehaciente y objetiva…) su existencia…. De constarles de manera tan fidedigna como que amanece cada mañana o que el agua moja, entonces no creerían, no necesitarían hacerlo….: simple y llanamente «sabrían» que existe…. Una cosa es la fe, la creencia de que algo es de una determinada manera y otra el conocimiento, la confirmación de que ese algo es de esa determinada manera. 
 
 
Pues en el terreno de las vacunas, también las personas involucradas en el movimiento «anti-vacunas» basan sus argumentaciones en creencias alejados (mucho ciertamente…) del camino del conocimiento científico. Viene todo esto a colación (aunque ya lo tratamos largamente en su día hace bien poco tiempo y sigue disponible en https://www.neyro.com/2019/03/25/anti-vacunas-y-retroceso-social/) porque en los primeros días del mes de abril se celebró en todo el planeta el #DiaMundialAutismo y es una de esas circunstancias que la ideología anti-vacuna emplea en todo el mundo como argumento, para desaconsejar su empleo.
Ningún esfuerzo es suficiente para verbalizar y gritar bien alto la conveniencia de no temer a la ciencia, de confiar en ella, de perderle el miedo a los nuevos conocimientos científicos, pues fruto de la investigación científica de todo nivel y en cualquier disciplina es que la especie va evolucionando, vamos avanzando en el bienestar, acabamos con causas de mortalidad que antes (apenas hace un siglo o dos…) diezmaban la población…., en fin. Baste solo un argumento y es que la canalización de las aguas fecales (en vez de «tirarlas por el balcón» en el viejo aserto de «aguas van…..¡¡¡¡») es la acción humana que más vidas ha salvado en toda la historia de la humanidad.
Pues bien, las vacunas son el segundo de esos hitos en salvar vidas a lo largo de sus escasos dos siglos de existencia (fue el médico británico Edward Jenner el que inventó la primera vacuna contra la viruela. En 1796 llevó a cabo su famoso experimento de inmunización con linfa de viruela vacuna, y en aquel momento se inauguró la era de la vacunación; desde entonces hasta ahora, ya disponemos de 1 vacuna contra el sarampión/parotiditis/rubéola; 4 vacunas contra la Haemophilus influenzae tipo b   (una de las causas principales de la meningitis espinal o meningoencefalitis); 3 vacunas contra la poliomielitis; 4 vacunas contra la difteria, tétanos y pertussis (DTP) o tos ferina; 3 vacunas contra la hepatitis B y contra la hepatitis A y 1 vacuna contra la varicela, además de la vacuna contra la gripe que es cada temporada diferente a la anterior. No contabilizamos ni las vacunas contra la viruela, porque es una enfermedad ya erradicada del planeta ni las que están en investigación: malaria, hepatitis C, hepatitis D, virus Ébola, HIV….etc, etc….)
Hace ya un cierto tiempo, algunos de los lectores de este blog se preguntaron ¿qué hacía un ginecólogo metiéndose en el terreno de las vacunas, que es más un campo de infectólogos, acaso de pediatras…. Tratamos de responder de manera completa en una noticia algo extensa pero que puede tener su aquel leer para estar bien informados; sigue estando en https://www.neyro.com/2019/03/15/pero-se-puede-saber-que-hace-un-ginecologo-hablando-de-vacunas/.
Ahora, insistimos, con ocasión de la celebración del DÍa Mundial del Autismo y de los Trastornos del espectro autista por mejor decir (los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de trastornos del desarrollo que incluyen las siguientes características: problemas de larga duración con la comunicación e interacción social en diferentes contextos y además, los comportamientos repetitivos o no querer cambios en la rutina diaria, junto a los síntomas que comienzan en la primera infancia, por lo general, en los primeros 2 años de vida y los síntomas que hacen que la persona necesite ayuda en su vida diaria), atacamos nuevamente el asunto en el programa semanal de Objetivo Bizkaia que presenta y dirige con acierto, la encantadora Susana Porras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *