Una de cada 13 mujeres embarazadas consume alcohol

El consumo de alcohol entre las mujeres embarazadas de Estados Unidos sigue siendo un importante problema de salud pública, ya que casi el 8% de las futuras madres recomocen que beben alcohol, según revela un estudio, publicado por “Morbidity and Mortality Weekly Report”.

Los investigadores analizaron datos nacionales de 2006 a 2010 sobre casi 14.000 mujeres embarazadas y más de 330.000 mujeres no embarazadas de 18 a 44 años de edad. Hallaron que alrededor de 7,6% de las mujeres embarazadas, o sea una de cada 13, afirmó que había bebido alcohol en el mes anterior. La tasa de bebida entre las mujeres no embarazadas fue de 51.5%.

Las tasas más altas de uso de alcohol entre las mujeres embarazadas ocurrieron entre las que tenían de 35 a 44 años (14,3%), las graduadas de la universidad (10%), las empleadas (9,6%) y las de raza blanca (8,3%).

El estudio fue dirigido por Claire Marchetta, del Centro Nacional de Defectos Congénitos y Deficiencias del Desarrollo, parte de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Su equipo también halló que 1,4% de las mujeres embarazadas reportaron borracheras. La frecuencia e intensidad promedio de las borracheras fueron similares entre las mujeres embarazadas y no embarazadas que bebían, unas tres veces por mes y seis bebidas en cada ocasión.

Unos niveles más bajos de educación se asociaron con una mayor frecuencia e intensidad de atracones de bebida entre todas las mujeres. En promedio, las mujeres con una educación de secundaria o inferior reportaron borracheras 3,4 veces al mes y consumir 6,4 bebidas por ocasión, en comparación con 2,5 veces al mes y 5,4 bebidas por ocasión entre las graduadas universitarias.

Los niveles de frecuencia e intensidad de las borracheras fueron mayores entre las mujeres no casadas (3,3 veces por mes y 6,4 bebidas por ocasión) que entre las mujeres casadas (2,6 veces por mes y 5,4 bebidas por ocasión).

Los investigadores anotaron que las mujeres que presentan borracheras antes del embarazo son más propensas que las que no se emborrachan a seguir bebiendo durante el embarazo.

El Dr Neyro, ginecólogo y amplio conocedor de estos temas así como  codirector de las Jornadas de Alcohol, salud y juventud que se celebraron recientemente en Bilbao destaca que no hay ningún nivel seguro de uso de alcohol durante el embarazo, y el uso de alcohol durante la gestación es la principal causa de defectos de nacimiento y discapacidades del desarrollo prevenibles.
«La placenta no filtra el alcohol; cada copa de vino (aún del bueno) que bebe una embarazada es la misma copa, la misma cantidad de alcohol, la que se bebe el feto en desarrollo….sea cual sea su tamaño en ese momento», señala con crudeza el ginecólogo experto en cuidado de embarazos de alto riesgo.
Por tanto, durante el embarazo NADA DE ALCOHOL NUNCA; el mensaje es sencillo. Nunca nada de alcohol mientras usted esté embarazada. La evidencia del daño para el feto es definitiva.

La tibolona en el tratamiento del climaterio

(un artículo publicado en Mimenopausia.com)

La tibolona es una hormona sintética que se utiliza para tratar los síntomas del climaterio.

Es un tratamiento hormonalpero es diferente, sobre todo en dos aspectos que despiertan tanto temor en las mujeres y que es causa importante en el abandono de los tratamientos:cuidado de las mamas ysangrado.

Esto y más nos explicó el  dr. José Luis Neyro*, reconocido especialista en climaterio, a quien agradecemos públicamente su permanente disposición a compartir con nosotros su conocimiento y experiencia.

Cabe mencionar que la tibolona se comercializa en México con el nombre de Livial y en España como Boltín.

¿Qué es la tibolona y para qué se utiliza?

En esencia y por no complicarlo, es un producto sintético, de naturaleza esteroidea queactúa en diferentes tejidos del organismo femenino produciendo acciones específicas sobre cada uno de ellos. Así, actúa sobre los tejidos implicados en la regulación térmica como la piel, en el grosor del epitelio de la vagina y el endometrio uterino, sobre los huesos, los vasos sanguíneos…. Es el representante más genuino del grupo de las llamadas“sustancias tejido-específicas”.

¿Cuál sería la mujer ideal para tratamiento con tibolona?

Son muchas mujeres diferentes las que se podrían beneficiar del empleo de Tibolona; básicamente, serían aquellas que presentan sofocaciones o bochornos, que además tengan disminución de su líbido, de su deseo sexual, o que presenten dificultades en sus relaciones sexuales o en su ánimo general con ese decaimiento inexplicable en estos años del climaterio, o que presenten sequedad vaginal que provoque incomodidad a ese nivel, o que tengan necesidad de proteger los huesos por pérdida de masa ósea…. Son por lo tanto, muchas mujeres las susceptibles de recibir beneficio por emplear este maravilloso fármaco.

¿Cuáles serían sus pro y cuáles sus contra?

En realidad hay pocos “contra” pues se ha demostrado prospectivamente que no produce alteración alguna a nivel endometrial por lo que no provoca sangrado alguno a ese nivel. Tampoco aumenta la densidad mamaria con lo que cuida las mamas de nuestras pacientes sin temores de los que se producen cuando se emplean otras sustancias. Si a eso añadimos que al mismo tiempo tiene esa acción euforizante, mejoradora del status general con unmejor ánimo y una mayor y mejorada respuesta sexual y que, por supuesto, quita los bochornos, los sofocos de las mujeres….se convierte en un producto muy seguro y muy versátil en esta época del climaterio sintomático.

Comparado con otros tratamientos que se utilizan en el climaterio, sobre todo para tratar los sofocos o bochornos ¿qué efectividad tiene la tibolona?

Extraordinariamente efectivo y, lo que es muy importante, sin otros efectos secundarioscomo el aumento de turgencia mamaria y los dolores de las mamas, secundarios a ella. Por ello estaría indicado en aquellas mujeres que no desean tomar estrógenos puros por las razones que fueren aunque tengan necesidad de ellos (situación contradictoria muy frecuente en la clínica diaria). Finalmente, además, se puede mantener durante largo tiempo de empleo sin mayores problemas e incluso entre pacientes de alto riesgo….

Muchos sexólogos recomiendan tibolona para el aumento de la libido ¿es una indicación acertada?

Ciertamente no es desacertada; tenemos múltiples estudios experimentales con Tibolona que han demostrado una acción muy especial en el terreno de la sexualidad y del deseo sexualfemenino disminuido o inhibido. Recuérdese que ésta es una queja muy frecuente y una situación muy ampliamente sufrida por las mujeres post-menopáusicas en muchas latitudes del mundo. No me extraña que sea un fármaco “tan amigo” de los sexólogos que tratan a estas pacientes de función sexual tan deteriorada.

¿Tiene buena aceptación entre las mujeres?

Claro, ya lo creo…. Puede resultar másdifícil explicar hasta qué punto es buena en tantos frentes diferentes (hueso, piel, vagina, hueso, sexo, vasos sanguíneos…..) que probarla por parte de las mujeres y convencerse que “hay un antes y un después” del comienzo de su empleo. Por otro lado su perfecta tolerancia y su facilidad de empleo (vía oral; un comprimido de 2.5 mg cada día) lo hacen un fármaco ideal en estos problemas del síndrome climatérico que tanta calidad de vida resta a nuestras pacientes

Tertulia de Días de Radio: el saber científico

El domigo 15.07.12 el doctor Neyro intervino en la tertulia de Días de Radio en el programa que condujo Loreto Larumbe en Radio Euskadi.

En el Programa se habló sobre el saber científico y sobre el  interés respecto   la ciencia

http://www.eitb.com/es/audios/detalle/924913/el-conocimiento-cientifico-debate-dias-radio/

Amamantar reduce el riesgo futuro de obesidad de la madre

Un estudio del Cancer Research UK y el Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) del Reino Unido ha demostrado que dar el pecho a los hijos puede ser beneficioso para las madres de cara a evitar la obesidad años más tarde. Los resultados se publican en la revista «International Journal of Obesity».

Investigaciones previas ya habían demostrado que las mujeres que amamantan a sus hijos tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario, así como diabetes tipo 2 (la que no es insulino dependiente y que está más ligada a la herencia genética, nos aclara el Dr Neyro). Asimismo, también se sabía que la lactancia podía ayudar a las mujeres a perder el peso que acumulan durante el embarazo.

Ahora, este estudio ha demostrado por primera vez que los efectos beneficiosos para la mujer se pueden extender «incluso 30 años después de haber dado a luz», según ha explicado la profesora Kirsty Bobrow, autora del estudio.

Para la investigación se utilizaron los datos del llamado ‘Estudio del Millón de Mujeres’ (Million women study), que desde hace varias décadas permite conocer los factores reproductivos y de estilo de vida que afectan a la salud de la mujer. En este caso se tuvieron en cuenta la altura, el peso, la historia reproductiva y otros factores relevantes de más de 740.000 mujeres.

De este modo, los investigadores observaron que las participantes tenían en promedio 57,5 años de edad y un IMC de 26,2, que se puede considerar sobrepeso (el IMC se calcula dividiendo el peso en Kg por la altura al cuadrado de un individuo expresado en metros, nos aclara el experto Dr Neyro). Además, la mayoría de las mujeres (88%) había tenido por lo menos un hijo y, de éstas, un 70% había amamantando a sus pequeños durante una media de 7,7 meses.

Aunque el estudio mostró que, en las mujeres premenopáusicas, cuantos más hijos mayor era el índice de masa corporal (IMC), esta relación era «significativamente menor» entre las mujeres que habían amamantando a sus hijos. De hecho, ha explicado Bobrow, por cada seis meses de lactancia el IMC de la mujer era un 1% menor. La pregunta surge de inmediato: en España ahora, ¿podriamos encontrar promedios de lactancia materna en estos tiempos de prisas y  culto al cuerpo, de hasta 7.7 meses como los analizados en el MWS?,. se pregunta nuestro asesor el Dr Neyro….

La profesora Valerie Beral, directora de la Unidad de Epidemiología de Cáncer de la Universidad de Oxford y coautora del estudio, explica que si este 1% se traslada a la población del Reino Unido «podría significar 10.000 muertes prematuras menos cada década».

Esto se debe principalmente a la reducción de las enfermedades vinculadas a la obesidad, como diabetes, dolencias cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Realmente, explica el Dr Neyro, el verdadero enemigo de la mujer no es el cáncer de mama como sospechan las mujeres sino las enfermedades cardiovasculares que son las que realmente matan a más mujeres cada año.

«Ya sabemos que amamantar es la mejor alternativa para los bebés», añade Bobrow, que celebra que este estudio «apoye la evidencia creciente de que los beneficios se extienden también a la madre, incluso 30 años después de haber dado a luz».
Desde este web, siempre hemos preconizado la conveniencia tanto para la madre como para el niño, de prolongar al menos seis meses la lactancia materna….

Si quiere tener sexo del bueno, haga deporte

Puede ser la excusa perfecta o el argumento de peso por el cual, definitivamente, se decida a practicar deporte ¿O no?… A nadie le amarga un dulce y si encima, “ese dulce” ayuda a darle una alegría al cuerpo y quemar calorías, las ventajas de su práctica están más que justificada.

Hasta ahí es posible que todos, más o menos, seamos conocedores de las bonanzas de practicarlo, pero en el plano de las investigaciones y de la ciencia, hay que mencionar al Dr.Omer Faruk Karatas, de la Universidad Faith en Ankara, Turquía, que es al autor de una investigación que confirma que “no solo la buena función sexual de los hombres depende del flujo sanguíneo en los genitales, también la de las mujeres”; y apunta que, los problemas sexuales de la mayoría de las mujeres con la excitación sexual y la respuesta sexual se deben a un flujo sanguíneo insuficiente en el área genital.

En ese sentido, según la investigación, practicar ejercicio de forma regular puede contribuir, y mucho, a mejorar el flujo sanguíneo en el clítoris y potenciar así la función sexual femenina.

El Dr. Faruk declaró al Mundo.es que éste es el primer estudio que compara a atletas de elite y mujeres sanas respecto a la función sexual y el flujo sanguíneo del clítoris; el objetivo era evaluar los efectos de practicar ejercicio de forma regular en ambos grupos.

El clítoris es un órgano eréctil que contribuye, significativamente, a la función sexual, especialmente durante la excitación y las distintas fases del orgasmo. La sexualifdad en la mujer, señala el experto Dr Neyro, no está limitada al clítoris pero su participación en la actividad sexual femenina, sola o acomañada, es fundamentral. Las medidas del flujo sanguíneo clitorídeo con ultrasonido doppler (que es una técnica especial que evalúa la circulación de la sangre a través de los vasos sanguíneos) se están llevando a cabo frecuentemente con el fin de establecer la función o la disfunción sexual femenina, por ejemplo, tras el consumo de medicación o de una cirugía de genitales”, según declaró el director del ensayo.

Pruebas y resultados

Los científicos realizaron la prueba en 25 jugadoras de balonmano y voleibol de entre 20 y 45 años, sexualmente activas, que practicaban ejercicio regular (un mínimo de cuatro horas al día). A todas ellas las compararon con otras tantas mujeres sanas, con la misma media de edad, que realizaban dos horas de deporte a la semana.

Ninguna de las atletas usaba testosterona u otras hormonas anabolizantes. Y tampoco ninguna de las participantes padecía enfermedad genitourinaria, vascular, endocrina, ni había tenido un hijo en los seis meses previos al ensayo, según especificó el doctor Faruk.

Además de realizar la prueba doppler a todas las integrantes del estudio, los científicos llevaron a cabo un cuestionario que evaluó la función sexual y que contemplaba, entre otros aspectos, el deseo, la lubricación, el orgasmo, la satisfacción…

Los resultados de las investigaciones de Faruk y de su equipo demostraron que el ejercicio regular incrementa el flujo sanguíneo en el clítoris. Y que, según las encuestas que realizaron los investigadores, las atletas confesaron tener una mejor función sexual que las mujeres sanas del estudio.

Por otra parte, Santiago Palacios, director del Centro Médico Instituto Palacios Salud de la Mujer (Madrid) también confirma que “el deporte es una de las dos herramientas que ha demostrado su utilidad a la hora de mejorar el flujo sanguíneo en la zona genital de hombres y mujeres”. La otra herramienta es el alcohol pero, es muy importante señalarlo, en dosis moderadas. En este sentido afirma el Dr Neyro, pasarse de un vaso de vino tinto al día, en el caso de la mujer, conlleva la etiqueta de bebedora excesiva y se pierden las propiedades saludables del alcohol.

El ejercicio funciona, según Palacios, a dos niveles: “Elevando las endorfinas, que actúan como un neuromodulador y aumentando el flujo sanguíneo. Se sabe que ambas vías mejoran la función sexual de hombres y mujeres. También está demostrado que las féminas que realizan ejercicio regular tienen mejor función sexual que las sedentarias”.

Con todos estos argumentos, y aunque sea de manera regular, la invitación a practicar ejercicio es una tentación más porque, a las prestaciones que nos otorga (que ya conocemos como la prevención de enfermedades cardiovasculares, la obesidad o la diabetes) se le suma la mejora del sexo. Y no sé por qué me da que pocos se negaran (por no decir nadie) a sacarle más partido o a mejorarlo…

La importancia del control del hipotiroidismo en el embarazo

La inclusión en la cartera de servicios del sistema nacional de salud de la determinación de TSH durante el embarazo es coste efectiva. El hipotiroidismo en la embarazada tiene importantes consecuencias para la madre y para el niño. Se calcula que se presenta en el 2,4% de las mujeres embarazadas. Los valores normales de hormona TSH en la embarazada son diferentes al del resto de la población, segúnseñala el experto Dr Neyro en sus comentariosNo es infrecuente que sea el ginecólogo, con sus controles de mujeres sanas, el que descubra esta afección en mujeres aún asintomáticas, evitando así daños importantes para su salud de decubrirse más tarde.

En España se producen unos 500.000 partos al año, y según datos de la Sociedad Española de la Endocrinología y Nutrición (SEEN), se estima que entre el 5,7% y el 11,8% de las mujeres presentan algún tipo de alteración de la función tiroidea durante la gestación. El hipotiroidismo es la más frecuente de estas enfermedades, que consiste en una producción deficiente de hormonas tiroideas y se presenta en el 2,4 % de las mujeres embarazadas. Las consecuencias de no detectarlo y tratarlo son especialmente importantes.Según se puso de manifiesto durante el XXIX Encuentro Salud 2000, El Control del hipotiroidismo durante el embarazo, clave para la salud de la madre y del bebé. “Creemos que es importante poner este tema sobre la mesa debido al desconocimiento que existe de esta enfermedad en la población”, comenzó Carmen González, presidenta de la Fundación Salud 2000.

En este sentido, la doctora Patricia Martín, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Fundación de Alcorcón hizo alusión “al absoluto desencuentro” que hay entre hipotiroidismo y gestación. Así, desde el momento en que una mujer se plantea ser madre, si hay déficit de hormonas tiroideas, esto puede influir en la consecución del embarazo, ya que influye en la ovulación, alterándola. Asimismo, el hipotiroidismo en el embarazo aumenta la probabilidad de aborto, crecimiento intrauterino restringido, estados hipertensivos, parto prematuro y desprendimiento de placenta, así como una mayor tasa de cesáreas. Por otro lado, una vez que se da a luz se asocia a bajo peso y a un menor desarrollo psiconeurológico con posible impacto en el coeficiente intelectual.

La sintomatología del hipotiroidismo contempla una serie de síntomas muy difusos (cansancio crónico, debilidad, piel seca, intolerancia al frío, caída de pelo, estreñimiento o aumento de peso) que incluso pueden atribuirse al propio embarazo, por lo que es difícil de detectar en una exploración clínica. Sin embargo, según apuntó la presidenta de SEMERGEN Madrid, la doctora Carmen Valdés, hacer una determinación de TSH a todas las embarazadas no está en la cartera de servicios de las consultas de atención primaria, si bien la clínica hace sospechar y cada vez se piden más analíticas para comprobar el valor de la hormona TSH.

El doctor Sergio Donnay, jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Alcorcón, destacó la importancia de conocer cómo se encuentran tanto el nivel de yodo como el valor de TSH en la mujer embarazada. Por esta razón, el Grupo de Déficit de Yodo y Disfunción tiroidea de la SEEN, coordinado por el Dr. Donnay, está elaborando un documento en vías de publicación en el que la propuesta es hacer una determinación habitual de la función tiroidea de la mujer gestante, ya que se trata de una alteración muy prevalente, fácil de diagnosticar, sencilla y económica de tratar. “si hiciésemos analítica sólo en las mujeres que cumplen criterios de screening, se dejaría sin diagnosticar el 30 por ciento de las mujeres con este trastorno”, puntualizó Donnay matizando más de 2.000 mujeres podrían pasar desapercibidas en el diagnóstico, por lo que asegura que lo mejor sería realizar una determinación de TSH habitual a todas las mujeres embarazadas en su primera visita al médico. “Ojalá pudiésemos atribuirle al hipotiroidismo subclínico la repercusión que tiene a todos los niveles”, agregó al respecto la doctora Martín.

Por su lado, Sagrario Mateu, jefa del Servicio de Salud de la mujer y la infancia de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, descartó que exista evidencia o consenso europeo para establecer un screening universal, pero sí estuvo de acuerdo en que podría ser válida, la decisión de la inclusión en la cartera de servicios públicos de la determinación de TSH de forma regular al principio del embarazo o si es posible cuando se va a planificar, algo en lo que hubo coincidencia entre todos los participantes al señalar el coste efectividad de esta medida. Matizó que corresponde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud tomar esta decisión. Cuando la síntesis de hormonas tiroideas por parte del tiroides sea insuficiente, debe suplementarse ésta de forma exógena mediante la administración de levotiroxina. Al respecto, Rafael Cordón, director médico de la Unidad de Medicina Clínica de Merck, apuntó a que el coste de esta medida es mínimo, ya que en España más del 80 por ciento de los pacientes tratados de hipotiroidismo, tienen más de 40 años. De este modo, el número de pacientes embarazadas en tratamiento sería “relativamente bajo” a pesar de que “es el segmento que puede tener un beneficio más inmediato”. El Dr. Neyro señala en este punto la importancia de la consulta preconcepcional que ayuda a las mujeres a planificar su gestación en las mejores condiciones posibles, descartando, entre otras afecciones, el tan temido hipotiroidismo.

Es muy importante entender que los valores normales de TSH en la embarazada son diferentes a los del resto de la población, ya que la madre aporta las necesidades de hormona tiroidea que el feto necesita durante el desarrollo. De este modo, la SEEN señala que los valores de TSH recomendados durante el embarazo son:

• Primer trimestre, menores a 2,5m UI/L

• Segundo trimestre, menores a 3,0 mUI/L.

En este sentido, los participantes transmitieron la importancia de que en la documentación de laboratorio que acompaña a las analíticas queden claros cuáles son los valores de normalidad en las mujeres embarazadas.

La información, fundamental

La información se planteó en todo momento como una parte fundamental de la cuestión. De hecho, el doctor Donnay insistió en que, de esta forma, la mujer que ha planeado su embarazo llegará a él en perfecto estado de salud. Por ello, la SEEN ha puesto en marcha la iniciativa Cuida tu tiroides (www.cuidatutiroides.es), un proyecto en el que según explicó Cordón, Merck se encuentra especialmente comprometido, ya que el objetivo de la compañía es, ante todo, “mejorar la salud de las personas”.

Mateu por su parte quiso hacer hincapié en que, mientras que en la población hay más consciencia de que hay que tener en cuenta los niveles de ácido fólico, hacia los niveles de yodo no hay esa sensibilidad.

Asimismo, incidió en que con alimentación no se puede suplir el déficit de yodo en las mujeres embarazadas, por lo que es necesario acudir a la suplementación. “En caso de ser necesario, se recomienda tomar yodo durante todo el embarazo y ácido fólico hasta la semana 12”, corroboró.