Sobre los nuevos valores de nuestra sociedad y sobre la (cambiante) relación médico-paciente.

Una de las características inherentes a la vida misma es el cambio; nada permanece igual porque la vida es un continuum de la que sabemos el origen, pero desconocemos el final. Lo mejor de la vida, precisamente, decía el gran Enrique Jardiel Poncela  (Madrid, 15 de octubre de 1901-ibídem, 18 de febrero de 1952, escritor y dramaturgo español. Su obra, relacionada con el teatro del absurdo, se alejó del humor tradicional acercándose a otro más intelectual, inverosímil e ilógico), es que no conocemos a priori su duración y por ello, decía, uno debe dedicarse a tratar de ser feliz y a hacer feliz a los que nos rodean….
Así, a priori, como premisa básica está muy bien, pero….¿son todos los cambios sociales aceptables solo porque son nuevos.., porque son fruto del cambio de los tiempos…., sin más? Algunos acontecimientos recientes de nuestro país han obligado a repensar estas cosas y analizar estos cambios, por lo menos a algunas personas. Un ejemplo reciente: las redes sociales se han inundado de críticas al hombre más rico de España, uno de los más ricos del mundo, Amancio Ortega, dueño de Inditex (ya saben…, Zara, Massimo Dutti, Oysho…., etc, etc…)….., por la osadía de donar de manera filantrópica y altruista más de 450 millones de euros para reponer y comprar nuevos utillajes contra el cáncer en el Servicio Nacional de Salud, a repartir entre todas las autonomías.
Los periódicos contaron la noticia (véase en http://economia.elpais.com/economia/2017/03/29/actualidad/1490768952_146661.html y en http://www.elmundo.es/sociedad/2017/03/29/58db68efe2704e381e8b463c.html), pero las críticas a la medida no se hicieron esperar (y o daremos desde este web más pábulo a los tontos….) por parte de ese tipo de personajillo, cada vez más presente en nuestra sociedad, que emplea la crítica a este tipo de altruismo y de filantropía para cargar contra cualquier valor.
Efectivamente, las cosas están cambiando, pero no siempre a mejor como podemos observar por lo comentado hasta ahora….. Ha cambiado la relación médico – paciente desde una verticalidad llena de paternalismo a una transversalidad más soberana en la que el paciente, de igual a igual con el médico que le atiende, decide de manera autónonma sobre su tratamiento. Pero, se pregunta nuestro Magíster en Bioética José Luis Neyro, ¿la autonomía del paciente está reñida con la gratitud por el servicio prestado, con el respeto por el servidor público, acaso con la educación y la civilidad en la relación con el profesional?
Rozando las cuestiones políticamente no correctas, el programa de Objetivo Bizkaia en el que el Dr. Neyro colabora semanalmente abordó hace unos días estas cuestiones en un diálogo abierto y sincero con su conductora y directora, la sin par Susana Porras. El lector puede escuchar y seguir la entrevista en el enlace adjunto y luego, a posteriori, puede comentarlo en nuestro blog, abierto a nuevas incorporaciones de criterios cambiantes como las mareas. de nuestros océanos..

2 pensamientos en “Sobre los nuevos valores de nuestra sociedad y sobre la (cambiante) relación médico-paciente.”

  1. Cierto, mi querido lector, apreciado Jorge…., muy cierto.

    Alrededor de esta donación podríamos hablar de la conquista de la Luna, la colonización de Marte o del hambre entre la infancia en Burkina Faso o en Bangladesh…., pero nada tendrían que ver todos esos temas con la donación¡¡¡¡

    De lo que hablábamos era del cambio de valores de esta nuestra sociedad…

    Y en eso estábamos….

    Gracias por seguirnos¡¡¡¡

  2. No considero que sea cuestionable que una persona done millones de dolares para luchar contra el cancer,quizas la critica para mi podria ser contra el modelo economico que hace al 1% rico y al 99% pobre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *