La candidiasis vaginal: ¿qué mujer no las ha sufrido alguna vez?

La candidiasis vaginal: ¿qué mujer no las ha sufrido alguna vez?

Efectivamente, la candidiasis, la forma vaginal de esa infección es de lo más prevalente a cualquier edad y no respeta ni al recién nacido (recuérdese la dermatitis del pañal), ni a la mujer en edad reproductiva ni a la postmenopáusica…. y es bien conocida, al menos sus síntomas para casi todas las mujeres….¿O no? Lo tienen los que no se lo crean en una noticia previa de este mismo web en http://www.neyro.com/2015/04/24/mas-del-75-de-las-mujeres-experimenta-alguna-vez-en-su-vida-una-vaginitis/
En este blog hemos hablado alguna vez de probióticos, que no deben confundirse con los prebióticos y aún menos con los simbióticos….. (ver en http://www.neyro.com/2014/09/24/primer-tampon-probiotico-con-aplicador-para-prevenir-el-desequilibrio-microbiologico-vaginal/), como parte de la microbiota vaginal, que debe estar en perfecto equilibrio para que no se desencadene la temida vaginitis (normalmente por levaduras…)
Algunas mujeres dudan de dónde han podido pillar la candidiasis, como si fuera una infección de transmisión sexual (o no lo es acaso?), o cuáles son las circunstancias que han podido provocar la aparición de las levaduras….; ¿existen algunas causas seguras de aparición?, ¿tendrá que ver el stress laboral o profesional?, ¿mi visita al dentista la semana pasada tuvo algo que ver?
La candidiasis es una infección micótica, fúngica (micosis) de cualquiera de las especies Cándida (todas ellas son en realidad levaduras), de las cuales Cándida Albicans es la más común.Comúnmente conocida como infección por deuteromicetos, la candidiasis también se conoce técnicamente como candidosis, moniliasis y oidiomicosis.
En el magazine Objetivo Bizkaia de la cadena Tele/ que dirige y presenta la encantadora periodista Susana Porras, el Dr. Neyro, como cada semana, abordó este espinoso tema que muchas veces está lleno de equívocos sobre su origen, aclarando las causas que las motivan, la participación de las nefandas duchas vaginales en el tema (de las que ya nos ocupamos en este blog hace unos meses en la noticia presente en http://www.neyro.com/2015/08/17/nuevas-evidencias-senalan-que-las-duchas-vaginales-pueden-exponer-a-las-mujeres-a-productos-quimicos-daninos/), de cómo tratarlas y, sobre todo, de cómo evitarlas en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *