Lactar al pecho protege contra la diabetes materna hasta por 15 años después de parir

No se trata de descubrir el Mediterráneo si afirmamos que la lactancia materna está llena de ventajas tanto para la madre como para el niño. Lo hemos comentado largo y extenso en este blog (ver en http://www.neyro.com/2015/08/14/cuanto-mas-se-investiga-mas-ventajas-para-la-lactancia-materna/) Sabíamos incluso que lactar al pecho sirve también para controlar el peso materno y para reducir el riesgo de obesidad de la madre lactante (léase en el suelto http://www.neyro.com/2012/07/23/amamantar-reduce-el-riesgo-futuro-de-obesidad-de-la-madre/)
Ahora en una recientemente publicada investigación, un grupo interdisciplinario de científicos de Helmholtz Zentrum München estudió el metabolismo de las mujeres con diabetes gestacional después del alumbramiento. Junto con los asociados en la Universidad Técnica de Múnich (TUM, Technical University of Munich) y el Centro Alemán para la Investigación de la Diabetes (DZD, German Center for Diabetes Research) pudieron demostrar que la lactancia materna durante más de 3 meses provoca cambios metabólicos a largo plazo. Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Diabetologia.
El trabajo está muy bien documentado y analiza multitud de datos estadísticos; señala el doctor Neyro que el original puede leerse en el enlace siguiente de la revista citada: http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00125-016-4055-8
Y es que el 4% de todas las mujeres embarazadas en Alemania desarrollan diabetes gestacional (DG) antes del nacimiento de su hijo (fue comentado en su día en este mismo web con algo peores cifras en embarazadas USA en las que la DG llega al 10% de todas las gestantes, como expusimos en la noticia siguiente http://www.neyro.com/2014/07/03/la-diabetes-gestacional-afecta-a-una-de-cada-10-mujeres-embarazadas/). A pesar que sus niveles de glucemia inicialmente regresan a la normalidad después del parto, 1 de cada 2 madres afectadas desarrolla diabetes tipo 2 en los 10 años siguientes. Si bien se demostró que la lactancia puede reducir este riesgo en un 40%, los motivos de esto todavía no se comprenden.

En un estudio anterior de Molecular Metabolism, disponible en el enlace que el Dr. Neyro pone a disposición del lector en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3986583/pdf/main.pdf, los investigadores dirigidos por la profesora Anette-Gabriele Ziegler, directora del Instituto de Investigación de la Diabetes (IDF, Institute of Diabetes Research) en el Helmholtz Zentrum München, demostraron que la lactancia materna durante más de 3 meses después del parto tiene un efecto protector que tiene una duración de hasta 15 años después de la diabetes gestacional. En su estudio más reciente se investigó si el metabolismo podría ser responsable de esto.

Para sus análisis, esta vez los científicos examinaron a aproximadamente 200 pacientes que habían desarrollado diabetes gestacional. Las participantes en el estudio recibieron una solución de glucosa normalizada y se obtuvo una muestra de sangre en ayunas antes y durante la prueba. Luego, los científicos compararon las muestras con base en 156 metabolitos diferentes conocidos. En promedio, las mujeres habían dado a luz 3 años y medio antes.

“Observamos que los metabolitos en las mujeres que habían amamantado durante más de 3 meses difirieron significativamente de las que habían tenido períodos de lactancia más cortos”, informa la autora principal Dra. Daniela Much del IDF. “Los períodos de lactancia más largos están vinculados con un cambio en la producción de fosfolípidos y con concentraciones más bajas de aminoácidos de cadena ramificada en el plasma sanguíneo de las madres”. Esto es interesante porque los metabolitos involucrados estaban vinculados en estudios anteriores con resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, explican los autores.

“Los resultados de nuestro estudio proporcionan conocimientos nuevos sobre las vías metabólicas relacionadas con la enfermedad que son influenciadas por la lactancia y por lo tanto, podrían ser el motivo subyacente del efecto protector”, concluye la Dra. Sandra Hummel, jefe del grupo de trabajo de Diabetes Gestacional en el IDF, quien dirigió el estudio. La lactancia materna, explica, es una intervención –eficaz en cuanto a costos que tiene como objetivo reducir el riesgo a largo plazo de desarrollar diabetes tipo 2 entre las mujeres con diabetes gestacional.
En el futuro, los científicos buscarán las formas de convertir este conocimiento en recomendaciones concretas de tratamiento. “En promedio, las mujeres con diabetes gestacional amamantan con menor frecuencia y por una duración más corta que las madres no diabéticas”, dice Hummel. “Ahora, el objetivo es desarrollar estrategias que mejoren los comportamientos del amamantamiento de las madres con diabetes gestacional”.
Sin embargo, señala José Luis Neyro, tenemos ya evidencias sobre valores añadidos que destacan que cuanto más se prolongue la lactancia…., más allá de 24 o 36 meses….., más listos son los niños, incluso (lo contamos antes en http://www.neyro.com/2013/10/09/la-lactancia-materna-extendida-en-el-tiempo-hace-mas-listos-a-los-ninos/)
Referencias :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *