Insuficiencia de vitamina D y altos niveles de vitamina A aumentan riesgo de osteoporosis en mujeres posmenopáusicas

Conocemos hace ya muchos años que la vitamina D tiene un papel relevante en la absorción del calcio dietético en el intestino y, por ende, en el mantenimiento de una adecuada salud ósea; nos hemos venido ocupando en diferentes ocasiones de aspectos relacionados con su existencia /como en ).
Ahora, o más bien hace ya tres años, un estudio español demuestra que las mujeres posmenopáusicas con deficiencia de vitamina D y altos niveles séricos de retinol o vitamina A presentan ocho veces más riesgo de presentar osteoporosis. Un nivel alto de retinol conjuntamente con deficiencia/insuficiencia de vitamina D es un factor de riesgo adicional de osteoporosis.
Es por ello que Mata-Granados y cols., del grupo de uno de los mayores expertos europeos en el campo de la vitamina D, el Prof. Quesada, buen amigo del Dr. Neyro y con el que el titular de este web ya ha publicado en alguna ocasión (ver en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23142144), realizaron un estudio publicado en Archives of Osteoporosis, para evaluar la asociación entre deficiencia/insuficiencia de vitamina D y el exceso de ingesta de vitamina A como factor de riesgo de osteoporosis en mujeres posmenopáusicas sanas.
El estudio que ahora comentamos está disponible en http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11657-013-0124-5.
El diseño del trabajo fue un estudio transversal de 232 mujeres posmenopáusicas sanas, a las que se les evaluó la masa ósea por absorciometría dual de rayos X (DEXA). El calcio sérico, albúmina, fósforo, creatinina, lipoproteína colesterol total, de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés) y de baja densidad (LDL, idem) y triglicéridos se analizaron por métodos estándar y el retinol y la 25-hidroxivitamina D [25(OH)D] se analizaron por extracción en fase sólida en línea acoplada con detección ultravioleta por cromatografía líquida de alta presión.

La prevalencia de la deficiencia de vitamina D [25(OH)D < 20 ng/ml] fue del 70,1%; el 14,3% presentó 25(OH)D < 10 ng/ml y el 23,6% presentó insuficiencia [25(OH)D 21–29 ng/ml]. La prevalencia de altos niveles séricos de retinol (>80 μg/dl) fue del 36,4%.

Entre los sujetos con 25(OH)D <20 ng/ml (n = 152), el 60,4% (n = 92) presentó niveles séricos de retinol > 80 μg/dl. La medición de la densidad ósea reveló que el riesgo de osteoporosis aumento ocho veces nada menos en mujeres con mayores niveles de retinol, en comparación con las mujeres con los menores niveles de retinol.

En mujeres con 25(OH)D < 20 ng/ml, el riesgo de osteoporosis aumentó en forma sustancial en mujeres que presentaron los mayores niveles sanguíneos de retinol, en comparación con las mujeres con los menores niveles de retinol.

El equipo investigador del Prof. Quesada sostiene que un alto nivel de retinol conjuntamente con deficiencia de vitamina D podría ser un factor de riesgo adicional significativo de osteoporosis, subrayando la necesidad de mejorar la educación pública y de los médicos con respecto a la optimización del estado de vitamina D en mujeres posmenopáusicas y desarrollar políticas para evitar altos niveles séricos de vitamina A.
Con razón en este blog nos hemos venido ocupando del tema, descubriendo incluso cosas todavía incipientes (ver en http://www.neyro.com/2014/10/03/cuanto-mas-sabemos-de-la-vitamina-d-mejores-servicios-nos-presta/) pero que en un futuro cercano nos irán descubriendo el fabuloso mundo nuevo de esta hormona, la mal llamada vitamina D (escuchar en  http://www.neyro.com/2016/05/02/vitamina-d-de-un-error-historico-a-la-salud-y-la-calidad-de-vida/) que jamás tendremos en cantidades adecuadas solo con la alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *