Los ginecólogos prefieren anticonceptivos seguros de larga duración

Son efectivamente más efectivos como contraceptivos y tan seguros (o más…) que los más empleados métodos hormonales. Ya lo demostramos cuando hace pocos meses publicamos los resultados de los nuevos métodos contraceptivos reversibles de larga duración (por sus iniciales inglesas LARCs) en un artículo co-firmado con el Dr. Cristóbal, señala nuestro experto el Dr. José Luis Neyro (ver en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25988513)
El DIU está recomendado incluso para mujeres sin hijos y de hecho, es una alternativa a la oleada de abortos voluntarios que cada año pesa como una losa en nuestro país y en todos los países del mundo sean o no industrializados (nos ocupamos de esta asunto en http://www.neyro.com/2015/12/21/estamos-evitando-abortos-voluntarios-con-la-contracepcion/).

“Actualmente las relaciones sexuales son cada vez más precoces y el momento de tener hijos más tardío, lo que se traduce en que necesitamos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados que sean lo más cómodos posibles, por ello los ginecólogos abogamos por anticonceptivos seguros de larga duración, como el dispositivo intrauterino (DIU)”, ha afirmado el jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Zarzuela de Madrid, el Dr. Ignacio Cristóbal.

Los LARCs, son la mejor opción para evitar embarazos no deseados según los Drs. Neyro y Cristóbal. En este grupo se engloba el dispositivo intrauterino (DIU), o los implantes subcutáneos. Ambos se implantan en el cuerpo de la mujer (el primero se inserta en el útero, el segundo bajo la piel) con una duración mínima de tres años, “lo que evita que la mujer esté pendiente y dependa de un anticonceptivo cada día”, ha explicado el experto.

Además, la innovación más reciente en esta materia es un nuevo DIU que puede ser usado por jóvenes y mujeres que aún no han tenido hijos. “Antes existía el mito de que el DIU solo era para mujeres que ya habían sido madres, con este nuevo DIU saltamos ese mito y lo puede utilizar cualquier mujer”, ha matizado el Dr. Cristóbal.

Alrededor de los mitos y las leyendas urbanas, muchas veces los ginecólogos participan de ellas y mantiene ideas preconcebidas que son equivocadas, porque la revisión pormenorizada de la literatura científica arroja resultados bien diferentes como señalaron el Dr. Neyro y sus colaboradores en una reciente publicación indexada de una revista mexicana en el número de noviembre de 2015 (ver en http://www.nietoeditores.com.mx/index.php?interior=4231)

Una parte importante de la anticoncepción es la información. Saber qué métodos anticonceptivos existen, cómo se utilizan y las ventajas de uno u otro es básico para que las mujeres estén protegidas contra los embarazos no deseados a su elección, y ante todo sepan que algunos solo protegen contra el embarazo pero no contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por este motivo, el Dr. Cristóbal ha asegurado que “la anticoncepción es una parte de la Atención Primaria, los profesionales de la sanidad pública deberían informar a todas las mujeres que acuden a sus consultas sobre cuáles son los mejores métodos para cada una, y no ofrecerle la píldora sin más porque ella la solicite al ser el método que más ha escuchado”.

El experto cree que “la labor de educación también debe venir del colegio y de la familia. Se debería informar a las chicas desde la adolescencia de cuáles son sus opciones, pues según una encuesta solo el 40% de las mujeres consultadas se considera bien informada sobre la amplia variedad de anticonceptivos existentes”.

En este orden de cosas, es preciso señalar que la información debe ser fiable y completa; recuérdese que casi la mitad de las jóvenes que abortaron cada año en nuestro país, declaraban que usaban un método contraceptivo (teóricamente) fiable cuando se quedaron gestantes, destaca el ginecólogo José Luis Neyro (léase sobre el tema en http://www.neyro.com/2014/05/23/mas-de-la-mitad-de-las-jovenes-con-abortos-estaban-utilizando-anticonceptivos-cuando-se-embarazaron/)

Precisamente el Dr. Cristóbal ha señalado que “nuestro reto es que los anticonceptivos sean más baratos y, además, debemos conseguir una mayor aceptación en todo el mundo, porque en Europa existe un 38% de embarazos no deseados, pero en otras partes del mundo es mayor aún, y estas cifras no pueden ser tan altas teniendo al alcance anticonceptivos que pueden evitarlo”.

“A nivel nacional hay que cambiar el chip sobre los anticonceptivos de larga duración. Aquí está muy arraigada la idea del preservativo, y eso es perfecto para evitar las enfermedades de transmisión sexual, pero siempre se puede combinar con otro anticonceptivo de larga duración como es el DIU, que evita la concepción. Esto evitaría a las chicas estar pendientes cada día de tomarse la pastilla, por ejemplo, o evitaría la falta de protección en las inconscientes relaciones sexuales que se dan más entre los jóvenes”, ha advertido el experto.

Un largo camino nos espera, señala el Dr. Neyro, aunque algo parece que empezamos a conseguir; los datos revelan que por primera vez n muchos años parece observarse una cierta tendencia a la disminución de las interrupciones volunatrias de embarazo que el Ministerio comunica cada año (nos ocupamos de ello en http://www.neyro.com/2015/01/14/los-abortos-experimentan-tendencia-a-la-baja-en-espana-desde-2011/)

Además, los avances en materia de anticoncepción, desde su introducción hace ya más de 40 años, han aportado a la mujer autonomía y libertad. Según el Dr. Cristóbal, “cuánto más se separen las relaciones sexuales de los anticonceptivo más autónoma será la mujer. Los métodos de larga duración evitan que dependas de ellos, diariamente con la pastilla, mensualmente con el anillo, cada vez que tengas relaciones con el preservativo, etc. El DIU se inserta y tiene un duración de 3 años, incluso 5, lo que evita la preocupación continua de la mujer”.

Parecería elemental destaca JL Neyro, pero es preciso recordar que la separación entre el ejercicio de la sexualidad y la lógica consecuencia de la fertilidad es solo la contracepción (como queda explicado en http://www.neyro.com/2015/10/27/la-contracepcion-separa-la-sexualidad-de-la-fertilidad/) y elegir adecuadamente resulta crucial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *