Cáncer de cérvix: 40% de las pacientes son diagnosticadas todavía en estadios avanzados.

El cáncer de cérvix ocupa el sexto lugar en incidencia de cáncer en mujeres y causa en torno a 800 muertes al año en España. Por este motivo, y con el objetivo de concienciar y sensibilizar a la población general sobre este cáncer, así como de las necesidades de las pacientes que lo padecen, la Asociación de Afectados por Cáncer de ovario y ginecológico (ASACO) (a los que el Dr. Neyro, como presidente del pasado congreso nacional de Menopausia AEEM de Bilbao’ 2014 dio voz y espacio en una sesión multidisciplinar de pacientes y médicos; ver en http://www.neyro.com/2014/06/12/13-congreso-nacional-de-la-asociacion-espanola-para-el-estudio-de-la-menopausia/), conmemora el sábado día 26 de marzo, el Día Mundial del Cáncer de Cérvix, una enfermedad de la que, cada año, se diagnostican más de 2.500 nuevos casos en España, nos explica el Dr. Neyro.
“El adecuado cumplimiento de las campañas de detección temprana, por parte de las mujeres, es uno de los principales motivos de la celebración de este Día Mundial del Cáncer de cérvix. En la actualidad, es fundamental destacar la relevancia de la implementación adecuada de los mecanismos de prevención, de diagnóstico y de tratamiento de este tipo de cáncer, ya que el 40 por ciento de las pacientes son diagnosticadas en estadios avanzados de la enfermedad”, ha afirmado Lucas Minig, ginecólogo oncólogo, jefe de Servicio de Ginecología del IVO (Instituto Valenciano de Oncología).
El ideal sería emplear los recursos públicos en estimular la vacunación frente a VPH que ha demostrado suficientemente ser el mejor aliado para evitar las infecciones base del desarrollo del cáncer posterior (leer enhttp://www.neyro.com/2015/12/02/nuevas-confirmaciones-de-la-efectividad-clinica-de-vacunarse-frente-a-vph/). Los resultados clínicos, con una extraordinaria efectividad fuera de toda duda razonable, avalan largamente el empleo masivo de la vacunación frente a VPH, como han demostrado las (responsables) autoridades australianas cuando vacunaron a toda la población femenina menor de 26 años (leer en http://www.neyro.com/2015/08/07/programas-de-vacunacion-frente-al-vph-en-australia-logran-disminuir-los-casos-de-lesiones-cervicales-de-alto-grado/).
Además, “este es un cáncer en el que se cumple el paradigma de la prevención”, señala nuestro experto José Luis Neyro. Con él, para él precisamente, se diseñaron hace ya muchas décadas las campañas de despistaje poblacional, aunque nuestras autoridades sanitarias siguen empeñadas en hacer un (equivocado) despistaje oportunista, no extendiendo la citología más a aquellas mujeres que se acercan a hacerla a centros sanitarios, pero sin una cita previa general a toda la población (como en el cáncer de colon o de mama, que sería lo ideal y lo internacionalmente aconsejado, destaca el ginecólogo consultado).
Y es que “la mayoría de mujeres no presentan signos o síntomas en los primeros estadios del cáncer de cuello uterino”. Sin embargo, Minig ha asegurado que “cuando el cáncer ha invadido otros tejidos u órganos suelen aparecer síntomas tales como un sangrado leve entre o después de la menstruación; un sangrado menstrual más largo y abundante de lo normal o bien, después del coito o durante el examen pélvico en la consulta del ginecólogo. Para las mujeres que se encuentran en la menopausia, el sangrado genital suele ser el principal síntoma clínico, así como el aumento de la secreción vaginal”.
Según Susana Heredia, presidenta de la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario y Ginecológico (Asaco), “es fundamental tener un diagnóstico precoz en este tipo de cáncer ya que el 90 por ciento de las mujeres sobrevive más de cinco años cuando se diagnostica en un estadio inicial. Por ello, es necesario materializar campañas de información sobre el cáncer ginecológico, en el que se incluye el cáncer de cérvix, para sensibilizar tanto a la mujer como a los profesionales sanitarios en torno a sus síntomas”.
La incidencia del cáncer de cérvix supone el 3,7 por ciento de todos los cánceres femeninos. Minig ha destacado que, “a nivel mundial, los países menos desarrollados presentan mayor incidencia y mortalidad a causa del cáncer de cérvix, en comparación con países en desarrollo. Sin embargo, en los países con mayor desarrollo económico la mortalidad ha disminuido significativamente en los últimos cincuenta años”.
Fuentes: Diario médico, ASACO, IVO y elaboración propia mazo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *