Por primera vez desde 2005 que se comunican en España menos de 100.000 abortos en un año

Lo que no ha cambiado es el patrón de comportamiento de las mujeres que van a finalizar su gestación anticipadamente; de hecho, la mayoría de las mujeres se informa en centros públicos aunque aborta en clínicas privadas.

El número de interrupciones voluntarias de embarazo registradas en 2014 cayó un 12,7% con respecto al año anterior hasta 94.796, la cifra más reducida de los últimos diez años pues desde 2005, no se bajaba de 100.000 abortos anuales en España. En varias oportunidades hemos comentado estos hechos en el nblog y la última no hace mucho tiempo (ver en http://www.neyro.com/2015/12/21/estamos-evitando-abortos-voluntarios-con-la-contracepcion/)

Así lo recoge el balance consolidado de 2014 que ha difundido el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y según el cual, se producen 10,46 abortos por cada mil mujeres mayores de 15 años en España, la tasa más baja desde 2005, cuando eran 9,6. Puede observarse la progresión en las propias gráficas del Ministerio en http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/embarazo/tablas_figuras.htm

Distribución de centros que han notificado I.V.E.s, según Comunidad Autónoma y dependencia patrimonial. España, 2014.

Mapa de España de la distribución de centros que han notificado I.V.E.s, según Comunidad Autónoma y dependencia patrimonial. España, 2014

El descenso se produce en todos los tramos de edad, aunque el más acusado por tramos de edad se produce en las mujeres entre 20 y 24 años de edad, con 16,56 interrupciones de embarazo por cada mil frente a las 19,43, es decir, 2,87 puntos menos.

Se produce asimismo un cambio en los plazos elegidos por las mujeres para abortar, siendo el aborto libre en España durante las primeras 14 semanas. El año pasado se incrementaron un 1,67% las interrupciones de embarazo durante las primeras ocho semanas, que fueron el 70,18% del total de casos.

Entre la semana 9 y la 12, tuvieron lugar el 19,2% de los abortos, 2,42 puntos menos que en el año anterior. Menos frecuentes fueron entre la semana 13 y la 16, donde se localizan el 6,25% de los casos, algo más (0,33%) que en 2013. De la 17 a la 20 se concentraron el 2,87% de por encima de la 21, el 1,5%. En todos estos casos, se requieren razones médicas para poder abortar.

El motivo de la interrupción fue en el 88,9% de los casos a petición de la mujer, lo que supone un punto menos que en 2013. Los casos grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada fueron el 7,15% del total, como en el año anterior, y los de riesgo de graves anomalías en el feto e incompatibles con la vida fueron el 3,61% y un 0,32%, los motivados por enfermedades extremadamente graves e incurables.

Los abortos en centros hospitalarios fueron el 12,46% del total el año pasado, un 0,62% más que en 2013. En paralelo, los que se practicaron extrahospitalariamente, que representan el 87.54%, cayeron exactamente en el mismo porcentaje. En más de la mitad de los casos, el hospital era privado. En las clínicas ocurrió lo mismo, más de ocho de cada diez, no eran públicas.

En cuanto a las mujeres que abortaron, el informe revela que la mayor parte, el 62,49% (59.240 ciudadanas), lo hacían por primera vez. El 24,76% (23.476) ya habían abortado una vez anteriormente y un 8,18% (7.765) lo había hecho dos veces.

El aborto fue a petición de la mujer en el 88,9% de los casos, 84.278, cifra que cae un 1%. Los casos grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada fueron 6.781, el 7,15% del total, como en el año anterior, y los de riesgo de graves anomalías fetales, 3.423 (3,61%). Hasta 305, el 0,32%, estuvieron motivados por anomalías incompatibles con la vida o enfermedades extremadamente graves e incurables.

Los abortos en centros hospitalarios fueron 11.813, el 12,46% del total y un 0,62% más que en 2013. En paralelo, los que se practicaron extrahospitalariamente, que representan el 87,54% (82.983), cayeron en el mismo porcentaje. En más de la mitad de los casos, el hospital era privado, igual que en más del 80% de las clínicas. Sin embargo, 60.600 mujeres se habían informado en un centro público, frente a las 11.652 que acudieron a un centro privado.

Sobre el perfil, 93.279 de las 94.796 eran residentes en España y la mayoría (64,35%) de nacionalidad española, proporción que sube un punto respecto de 2013. El 8,35% procedían de otros países de la UE y figuran un 18,27% americanas, de las que el grueso eran de América del Sur. Además, se cuentan un 5,03% de mujeres africanas y un 2,82% de asiáticas.

El grupo más amplio de las mujeres que abortaron, un 29,56%, tienen pareja e hijos. Entre las que ya eran madres, el 26,7% tenía un hijo y el 20,28%, dos. Mientras, un 17,61% vive con padres o familiares y una de cada diez, están solas, cifra similar a la de mujeres que viven con pareja y sin hijos. En total, 44,7%% no tenía descendencia.

Atendiendo a la formación, el 36,86% tenía la Educación Secundaria Obligatoria, el 26,86 había terminado el Bachillerato o la FP y el 19,6, se quedó en la Educación Primaria. Un 14,12 son universitarias. Asimismo, el 47% tenía un trabajo por cuenta ajena, mientras el 26,4% estaban en paro y un 13,29% eran estudiantes.

Asturias es la comunidad autónoma con una mayor tasa de abortos por cada mil mujeres entre 15 y 44 años, que asciende a 12,7%. Le sigue Cataluña (12,59%), Madrid (12,58%), Baleares (12,26%), Canarias (11,87%), Murcia (11,32%), Andalucía (10,62%).

Por debajo de la tasa media nacional de 10,46%, se sitúa País Vasco (8,88%), Comunidad Valencia (8,67), Cantabria (8,60%), Aragón (8,58%), Castilla La Mancha (8%), Navarra (7,53%), Galicia (6,78%), Extremadura (6,22%), La Rioja (6,19%) y Castilla y León (6,14%).

Diagrama de barras de las tasas por 1.000 mujeres entre 15 y 44 años según Comunidad Autónoma de residencia. Total Nacional. Año 2014.

El informe dedica un capítulo específico a la situación en mujeres menores de 20 años y detalla que la tasa de aborto por cada mil de 19 años o menos fue de 9,92 el año pasado, lo que supone una bajada de 2,3 puntos respecto de 2013. En total, constan 10.330 abortos el año pasado en mujeres de hasta 19 años. Esta es una gran noticia pues hace ya tiempo alertábamos de que la educación y el acceso fácil a los métodos contraceptivos nos ayudarían en este grupo etario (leer más en http://www.neyro.com/2014/11/19/la-educacion-y-los-anticonceptivos-gratuitos-reducen-la-tasa-de-embarazos-adolescentes/)

De estos, 3.181 fueron en chicas de 16 y 17 años, un 26% menos que en 2014, cuando se sumaron 4.010. Este es el colectivo que desde septiembre de 2015, está obligado a contar con consentimiento paterno para poder practicarse un aborto. Representan el 3,3% del total de abortos que se producen en España.

Figuran junto a ellas, cinco niñas de 12 años que abortaron, otras 80 de 13 años, 355 que habían cumplido ya los 14 y 808 de quince años de edad. A los 18 lo hicieron 2.732 y a los 19 se cuentan ya 3.169, según los datos oficiales.

El grupo más amplio de estas chicas menores de 20 años interrumpieron su embarazo en las primeras ocho semanas de gestación (6.668 casos), otras 2.393 lo hicieron entre la semana seis y la doce y 742 entre la décimo tercera la décimo sexta. En España el aborto es libre hasta la décimo cuarta. En este orden de cosas, por primera vez de manera oficial, el gobierno (ya saliente….) reconoció la importancia de dedicar recursos a estos temas de los embarazos en adolescentes como explicamos en http://www.neyro.com/2015/10/13/sanidad-admite-como-prioridad-del-gobierno-prevenir-embarazos-no-deseados-e-incidir-en-la-educacion-afectivo-sexual/.

Asimismo, se produjeron 379 abortos de menores de 20 años entre la semana 17 y la 20 y otros 148 más allá de la semana 21, casos estos para los que existe una regulación específica que impone razones médicas como condición sine qua non para interrumpir la gestación.

En este sentido, el aborto se produjo a petición de la joven menor de 20 años en 9.239 de los 10.330 casos, mientras que 1.023 presentaban grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada, en 65 existía riesgo de graves anomalías en el feto y en dos casos, anomalías fetales incompatibles con la vida o una enfermedad extremadamente grave e incurable.

Sobre el tipo de protección de estas jóvenes, el informe detalla que utilizaban anticonceptivos de barrera (3.383) o no utilizaban de ningún tipo (3.371). En 2.100 casos no consta qué tipo de anticoncepción habían empleado esas jóvenes, aunque sí 899 que se servían de sistemas hormonales y 471, de “naturales”.

Fuentes: Univadis y Ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/embarazo/tablas_figuras.htm#tasas_mujeres_por_ccaa