Las técnicas de reproducción asistida no influyen en el tiempo de gestación ni en el peso de los bebés.

Hace más de 40 años que se consiguió el primer nacimiento de un humano (una niña en este caso) concebido mediante fecundación extracorpórea (ver en http://www.neyro.com/2010/07/05/el-primer-bebe-probeta-vasco-cumple-25-anos/). Desde que comenzaron a generalizarse las llamadas Técnicas de Reproducción Asistida (TRAs) se argumentaba no con mucha razón ni evidencia científica que el resultado de las mismas terminaba en embarazos prematuros y en bebés pequeños y con más problemas que los concebidos con métodos naturales; no es cierto¡¡¡¡
Ya sea la procedencia de los embriones en fresco o a través de la congelación, ahora se ha verificado lo contrario de forma fehaciente. Los bebés nacidos a través de TRAs no tienen un menor tiempo de gestación ni un menor peso que los niños nacidos de parejas que no han requerido una intervención de este tipo, según un estudio recién terminado y que puede leerse directamente en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26363384.

La investigación, por otro lado también presentada en el 71º Congreso de la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), celebrado en Baltimore en el mes de octubre de 2015, ha demostrado que, cuando se comparan casos de hermanos nacidos a través de la donación de óvulos, no hay ninguna diferencia en la duración de la gestación o la talla entre los fetos obtenidos tras el reemplazo de embriones frescos o congelados.

La directora de IVI Roma y autora principal del estudio, la Dra. Daniela Galliano, ha afirmado que a través de este estudio se ha conseguido “saber que realmente la procedencia de los embriones, ya sea en fresco o a través de la congelación, no influye en absoluto en la salud, la duración de la gestación ni el peso al nacer de los bebés”. Esto es muy importante poder confirmarlo con datos estadísticos, señala el experto en reproducción José Luis Neyro, toda vez que solo en nuestro país acontecen cada año más de 86.000 nacimientos fruto de estas técnicas (ver en http://www.neyro.com/2014/07/24/eficacia-del-60-en-la-fecundacion-in-vitro-en-espana/)

Galiano también ha señalado que se controlaron los factores fenotípicos, clínicos y de laboratorio que pudieran influir en esta relación, pero tampoco se encontró que ninguno de ellos fuera “determinante”. Para realizar esta investigación se contó con una muestra de 360 mujeres embarazadas a través de un tratamiento de donación de ovocitos que previamente habían dado a luz al menos a dos bebés en diferentes gestaciones y, de ellos, uno debía proceder de un embrión congelado y otro haber sido transferido en fresco….., muestra muy singular y de muy difícil categorización, señala nuestro experto.

Aclarado este punto al parecer de forma exitosa, destaca JL Neyro, sigue permaneciendo como gran batalla a conseguir la reducción de la todavía alta tasa de gestaciones múltiples, como gran complicación de las TRAs en todo el mundo (leer en http://www.neyro.com/2014/11/14/la-gestacion-multiple-como-complicacion-de-la-reproduccion-asistida/).