Los huesos y la grasa corporal alrededor de la menopausia. Intervención en el programa Saber Vivir de TVE1

Es de sobra conocido que la grasa y su distribución por el organismo depende en gran medida de las hormonas sexuales, tanto femeninas como masculinas; de hecho, en la menopausia el descenso de estrógenos de las mujeres redistribuye la grasa y la deposita precisamente a nivel abdominal con lo que cambia la forma de la mujer que pasa de ser parecida a la pera hasta parecerse más peligrosamente a la manzana.

 Igualmente los huesos dependen también no solo de los estrógenos sino indirectamente también del peso corporal; es bien sabido que pesar menos de 57 Kg es un factor de riesgo para la osteoporosis, pero las personas con demasiado peso, también se fracturan más fácilmente los huesos: hasta un 15% más riesgo de fracturas del miembro superior y hasta un 19% más riesgo del miembro inferior y cadera por lo tanto.
Hablaremos de todo ello y también de la dieta ideal para prevenir estas circunstancias así como de la importancia de la medida de la masa ósea en el manejo de la enfermedad metabólica ósea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.