Empleo de densitometría ósea para conocer la salud de los huesos de las mujeres

Simple Image Media Blog

Después de la menopausia y antes de los 65 años, las mujeres con una densidad ósea normal tienen un riesgo muy bajo de fracturas, según muestra un nuevo estudio de la Iniciativa para la Salud de las Mujeres (WHI) publicado en línea en Menopause, la revista de la North American Menopause Society. Esto significa que, realizada la medida de la densidad de sus huesos en esos momentos de alrededor de la menopausia, estas mujeres no necesitan una prueba más de densidad de la masa ósea (DMO) antes de los 65 años.

El asunto tiene mucho interés pues las mujeres con osteoporosis pueden llegar a ser hasta el 70% de todas las que están en edad postmenopáusica, de acuerdo con la mayoría de los estudios epidemiológicos que analizan grandes masas de población occidental; nos ocupamos de este asunto en una noticia previa de este mismo web en http://www.neyro.com/2013/07/09/1533/

En este estudio se efectuó seguimiento a 4068 mujeres posmenopáusicas de 50 a 64 años que recibieron una prueba de DMO, no estaban tomando hormonas o suplementos de calcio y vitamina D en el estudio y no había sufrido ya una fractura por osteoporosis. Son el grueso de las mujeres que habitualmente acuden a las consultas de sus ginecólogos para los chequeos ordinarios, lamentablemente no contemplados como prestaciones en la cartera de servicios comunesdel sistema nacional de salud recientemente publicado en el BOE de 06 de noviembre de 2014 (ver en http://www.boe.es/boe/dias/2014/11/06/pdfs/BOE-A-2014-11444.pdf).

Entre las mujeres que no tenían osteoporosis al inicio del estudio, transcurrieron desde 12,8 años (en las más jóvenes) hasta 7,6 años (en las mayores) para que solo 1% de ellas sufriera una fractura vertebral que produjese problemas o presentara una fractura de la cadera. Y transcurrieron de 11,5 años a 8,6 años para que 3% de las mujeres sin osteoporosis al inicio sufrieran una fractura por osteoporosis importante, es decir, una fractura vertebral que ocasionase problemas o una fractura de cadera, muñeca o de la parte superior del brazo.

Sin embargo, por el otro lado, las pacientes que tenían osteoporosis al inicio tuvieron un riesgo de fractura elevado y 1% de ellas tuvo una fractura vertebral problemática o una fractura de la cadera en tan solo tres años, en tanto que 3% de ellas sufrieron una fractura osteoporótica importante en solo 2,5 años.

La decisión para llevar a cabo una prueba de DMO o repetirla después de la menopausia está basada en un criterio del riesgo de fractura de una mujer, pero continúa la investigación y el debate con respecto a cómo juzgar ese riesgo. “Nos ocuparemos de estos temas en el próximo congreso de la SEIOMM (Sociedad Española de Investigaciones Óseas y Metabolismo Mineral)” que el Dr. Neyro presidirá en Bilbao en el final del próximo mes de octubre de 2015.

Las sociedades científicas no se ponen de acuerdo en cuándo debe hacerse la primera densitometría; todas afirman que a todas las mujeres de más de 65 años. Por debajo de esa edad, solo en las que tengan uno o más factores de riesgo de padecer esta enfermedad (recordemos que entre ello están la raza caucásica, menopausia, sobre todo temprana o por debajo de los 40 años, ser fumadora, estar medicada con corticoides, tener antecedentes familiares de OP o de fractura por traumas de baja intensidad, etc, etc….) Puede leerse más sobre el tema en otra noticia previa de este web en http://www.neyro.com/2013/01/16/la-identificacion-de-los-factores-de-riesgo-para-la-salud-osea-nos-permite-sospechar-la-existencia-de-la-osteoporosis/

Por lo general y por lo tanto, no se recomienda una primera prueba antes de los 65 años a menos que una mujer tenga alguno de esos trastornos médicos señalados arriba, alguno de esos factores de riesgo o cuyo tratamiento se asocie a pérdida ósea. No se ha esclarecido cuáles son los riesgos que puedan servir de guía para repetir las pruebas y el ejercicio clínico es muy variable. En otro orden de cosas, ya se ha demostrado que el ejercicio físico adaptado en conveniente a cualquier edad, según comentamos en su día (ver en http://www.neyro.com/2012/06/25/evidencias-cientificas-demuestran-que-el-ejercicio-fisico-es-saludable-en-cualquier-edad/)

«Sin embargo el estudio recién publicado en la revista de la North American Menopause Socety proporciona evidencia de que las mujeres posmenopáusicas jóvenes sin osteoporosis en su prueba de DMO, si se les realiza una antes de los 65 años, es improbable que necesiten otra prueba de DMO antes que hayan transcurrido 10 a 15 años, a menos que ocurran problemas de salud importantes», dice la directora ejecutiva de NAMS y coautora del estudio Margery Gass.

Referencias:

Gass M. et al, Baseline age and time to major fracture in younger postmenopausal women. Menopause, 2014; 1 DOI: 10.1097/GME.0000000000000356